Araniel Seguir história

irene-garcia-garcia Irene Garcia Garcia

"A veces nos tenemos que fijar en los detalles más pequeños que nos ofrece la naturaleza, para así poder entender los millones de misterios que esta guarda. Si coges un pétalo de amapola y en el lago Hillier te adentras mientras dices las palabras - Aperire portas tuas et dimitte ergo me, ut in mirabilibus tuis aquas- este te llevará a Araniel, un mundo donde solo los elegidos podemos entrar"


Fantasia Todo o público. © Todos los derechos reservados

#literatura fantastica #fantasia #magia #amor #hadas #aire #fuego #alas #cuatroelementos #agua #tierra #Atenea #Araniel
0
9482 VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo Todos os Domingos
tempo de leitura
AA Compartilhar

Araniel

"A veces nos tenemos que fijar en los detalles más pequeños que nos ofrece la naturaleza, para así poder entender los millones de misterios que esta guarda. Si coges un pétalo de amapola y en el lago Hillier te adentras mientras dices las palabras Aperire portas tuas et dimitte ergo me, ut in mirabilibus tuis aquas, este te llevara a Araniel, un mundo donde solo los elegidos podemos entrar". Cada noche mi abuelo me repetía lo mismo, la verdad es que de pequeña todo me lo creía pero ya con el paso del tiempo, pienso que sus aventuras cada vez son más patéticas.

Mi nombre es Atenea, y suelo pasar todos los veranos en Australia con mi abuelo. Mi abuela falleció hace unos años, yo la admiraba y la sigo admirando como si fuese el primer día que la conocí, a los 3 años, soy adoptada, por eso no la conocí antes. Mis padres en verano siempre están trabajando en la gran ciudad, por eso paso los veranos con mi abuelo en una casita que tiene cerca del lago Hillier, así nos hacemos compañía el uno al otro. Mi abuelo es un poco fantástico, me dice que era como yo de joven, siempre soñando y dejando mis sueños volar, pero algo que nos distingue es que yo no creo en mis sueños, la verdad es que suena un poco patético que crea en las hadas a los 18 años. -¡Suena patético la verdad ee!-, pero no se porque, a veces sueño con un mundo precioso, verde, tranquilo donde hay hadas, pero no hadas como en Campanilla, sino que, son humanos pero con alas, no se porque sueño esto tan a menudo desde que cumplí los 18, pero supongo que será debido a que hace nada me vi la saga de campanilla entera.

Volviendo a la comparación con mi abuelo, algo que si que tengo que admitir es que a pesar de no ser de su sangre, mi abuelo y yo nos somos muy parecidos. No hablo ya solo de la personalidad sino que también del físico, el es más alto que yo (tampoco es que yo sea una torre porque mido 1,68m), quizás unos 10 cm más alto que yo es, luego ambos tenemos una nariz chatita y redondita, también ambos tenemos los ojos azules (al igual que también mi padre los tiene) y ambos tenemos el pelo blanco, el por la edad (ya es un poco mayor, pero solo un poco) y yo porque está a la moda y me lo he teñido, y bueno algo que no tengo que tienen ellos son 4 manchas de nacimiento en la nuca, son como cuatro pegotes, pero algún día me los quitaré -¿eso se puede?- a diferencia de mi abuelo, en el aspecto de ser dormilona y glotona me parezco porque apenas tenemos relación, no se lo que la he hecho pero desde que recuerdo nunca nos hemos llevado bien (porque apenas tenemos relación, no se lo que la he hecho pero desde que recuerdo nunca nos hemos llevado bien), y de mi abuela tengo mil recuerdos, pero quizás un detalle así gracioso, es que mis abuelos se conocieron y se casaron ya de mayores (es decir no con 28 años como casi todo el mundo), creo que tenían unos 50 años, ya no me acuerdo la verdad. Mi familia, es TODO para mi y son mis únicos amigos.

Después del verano como siempre vuelvo a la ciudad con mis padres, este año es diferente a los demás la verdad es que empiezo la universidad y decidí estudiar antropología, no se porque pero algo me dice en el interior que esta carrera es lo mío, lo mismo dice mi padre, y bueno de mi madre directamente no opina. Mi padre y yo somos como mejores amigos, ya que en general muchas amistades no tengo, me llaman bicho raro, out-sider, flipada etc. La verdad es que nunca he hecho nada malo a nadie pero supongo que siempre tiene que tocar a uno, pero espero que en la Universidad todo cambie, y que encuentre a el amor de mi vida en uno de esos bailes de fin de curso.

Vivimos en Australia ya que y mi abuelo están enamorados del lago Hillier, dicen que es la puerta que nos llevara de vuelta a casa -mi familia es muy metafórica la verdad- pero bueno supongo que siguiendo el lago nos lleva a la casita que tiene mi abuelo cerca de el. Siempre digo casita ya que; por fuera parece pequeñita y acogedora ya que las flores colgadas de las ventanas y el echo de que sea de madera, tiene un aspecto de comodidad, pero si nos adentramos en la casa tan pequeña no parece -es más me recuerda a las tiendas de campaña de Harry Potter en la 4 película-, tiene un salón 3 dormitorios, un baño, una cocina, una tele, Wifi, y lo mas guay de la casa, unas escaleras que te llevan al tejado y así poder subirte a el y ver las estrellas en la noche.

Pero durante el año, vivo con mi padre y mi madre en una ciudad pequeña de Australia, a mi la verdad es que me gusta mucho, ya que suele hacer frío y me encanta. De pequeña tengo un recuerdo, que durante mucho tiempo pensé que era verdad, pero ya no me lo creo, pero conseguí elevar la nieve durante unos segundos, mi padre lo vió y se quedó asombrado y desde aquel momento, durante muchos años me hizo creer que surgió de verdad, pero ya llegó un punto donde, reaccione y me di cuenta que todo era imaginación de una niña pequeña de seis años.

Como todas las noches mi abuelo me suele llamar a través de un teléfono antiquísimo que tengo escondido ( ya que mis padres fliparían si lo descubriesen). Siempre desde que tengo noción me dice mi abuelo " Buenas noches mi princesa, recuerda que eres la elegida". Durante muchos años me ralle la cabeza intentando descubrir a que se refería con " tu eres la elegida", finalmente llegue a la conclusión que se refería a que yo era la elegida de el orfanato, así que deje de darle vueltas a la cabeza.

Pero todo cambio hace una semana, mi abuelo me dejo de llamar, y mi padre estaba cada día más triste, yo quería ir a la casa de verano para ver a mi abuelo, pero mis padres me retenían. Una noche mientras yo estaba estudiando les escuche gritar en el salón, y baje las escaleras de madera cuidadosamente para que no hicieran ningún ruido y me asome por los huecos de la barandilla de la escalera.

"Te lo dije no estaba seguro allí en la casa del lago, te dije que volverían" - dijo mi padre

"¡Yo que iba a saber, llevo el mismo tiempo que tu sin ir a Araniel, no se que está pasando allí no tengo ni idea, tu decidiste venir aquí no yo, teníamos que haberla dejado!" -respondió mi madre

"¿Te parecia buena idea dejarla sola en este mundo?, yo, y mi padre, nos decidimos arriesgar por ella, es de mi sangre y tu eres mi acompañante, la elegida, y ella también lo es, si tu no pudiste tengo fe que ella si que podrá" - rechistó mi padre

"Pronto se dara cuenta que no pertenece a este mundo sino que a Araniel, tiene 18, debe saber sobre la profecía, mañana vamos a la casa del lago" - contestó mi madre

"Voy yo con ella, sabes que uno de los dos tiene que quedarse aquí y he visto como el vecino del frente te mira, quédate aquí y disfruta de otra oportunidad, sabes tan bien como yo que en Araniel, las cosas no irían bien si fuésemos los dos juntos, te quiero" - explicó papá

"pero yo te quiero a ti no a el" - dijo mi madre, "psst, lo se Dorotea, pero tu vida corre peligro si vuelves ..."

Se que siguieron hablando pero estaba tan sumamente confusa que me subí a mi habitación, me puse los cascos con música de mi cantante favorito Ed Sheeran y finalmente caí rendida en la cama.

Al día siguiente me desperté y bajé a la cocina que estaba justo en frente de las escaleras, y vi a mi padre preparando una mochila, hice como si nada y me senté a desayunar " se que nos escuchaste Atenea lo siento por todo, en pocas horas todo quedara aclarado, pero ahora sube a tu habitación coge una mochila y mete ropa, zapatos buenos y algo importante para ti" me dijo mi padre, " pero ...", apenas me dejó terminar la frase cuando dijo "psst, ya no se si estamos seguros o no, hazme caso y confía en mi".

¿Qué confiara en el?, ¿qué no estábamos seguros?, ¿pero que es lo que está pasando?. Mientras esas tres preguntas rondaban en mi cabeza tal y como me dijo mi padre, metí la ropa, me puse unos buenos zapatos y metí un osito de peluche marrón que me regaló mi abuela cuando la conocí. Al bajar las escaleras, Dorotea me dio un gran abrazo mientras y seguidamente me susurro al oído "todo saldrá bien, lo siento por no haber sido la madre que querías, pero yo tampoco quise serlo, adiós" La di un beso y salí y me monte en AMG de mi padre. El viaje se me hizo eterno, y llegue a la conclusión de que no íbamos a la casa del lago de mi abuelo. Fue un viaje largo y raro nunca había mantenido tan poca conversación con mi padre.

"¿y el abuelo? " pregunté

"Te prometo Atenea que todo se arreglara, pero coge el osito que has traído y abre la cremallera que tiene en la parte inferior de la pierna" - respondió

¿Pero como sabia que había traído el Osito? Tal y como me ordenó, abrí la cremallera, que ni siquiera sabia de su existencia, ni me había fijado nunca, y saque del interior del oso, un palo, ¿enserio un palo?.

"Este palo, no es uno cualquiera, tampoco es una varita, como en Harry Potter, ni un marca runas como en Shadow Hunters, es tu propio poder, a diferencia de la magia nosotros utilizamos los elementos, las hadas, no utilizamos el poder de la magia, que por cierto es muy peligroso su uso, sino que utilizamos el poder de lo que nos rodea"

" Jajajajaj creo que es el chiste más gracioso que me has contado en la vida" -rompí entre lagrimas chistosas

Dío un frenazo y se paro en el borde de la carretera.

"Se que todo suena a locura pero te pido 3 cosas, dame 20 minutos, confía en mi, y sigue mis pasos" - dijo mi padre

"pero estoy muy confusa no entiendo nada, como quieres que me trague el chisme de las hadas, que este palo tiene una especie de poderes y que la magia es peligrosa ¡si es lo que más mola en este mundo!"

" Atena, simplemente haz lo que te he pedido"

" de acuerdo"

"ya hemos llegado baja del coche"

Al bajar del coche, y coger nuestras cosas, mi padre empezó a hacer unos movimientos con los brazos, mientras pronunciaba unas palabras, que creo que eran más bien inventadas. Pero de la nada el coche desapareció y boquiabierta me quede.

"Pero pero pero...que ha sido eso ?" - pregunte tartamudeando

"Pronto lo sabrás hacer tu también, vamos que tenemos un paseito por delante" -respondió

Tras un largo paseo, donde ya no sabia siquiera si estaba soñando, muerta o viva, llegamos a un lago.

"A veces nos tenemos que fijar en los detalles más pequeños que nos ofrece la naturaleza, para así poder entender los millones de misterios que esta guarda. Si coges un pétalo de amapola y en el lago Hillier te adentras mientras dices las palabras Aperire portas tuas et dimitte ergo me, ut in mirabilibus tuis aquas, este te llevara a Araniel, un mundo donde solo los elegidos podemos entrar" -dijo mi padre

" ¿no me digas que tu crees en esta chorrada también?" - le dije

"¿todavia no te lo crees?" respondió y me dio un pétalo de amapola

" es un poco difícil creerse tantas cosas en un día, pero bueno, yo ya no se ni lo que soy, a todo esto estoy soñando o todo esto es la realidad"

Me pellizco el brazo y solte un largo y fuerte AUUUU!

"Es la realidad Atenea, pero si te has quedado boquiabierta ahora, entonces no sabes que es flipar de verdad, sigue mis pasos y todo saldrá bien, pero bajo ningún concepto sueltes el palo"

Nos pusimos las mochilas en la espalda, saque el palo y lo sostuve en la mano derecha, nos tragamos el pétalo de amapola a la vez, y sosteniendo mi mano izquierda dijo las palabras "Aperire portas tuas et dimitte ergo me, ut in mirabilibus tuis aquas" , mientras ambos al mismo paso nos adentramos en el lago, nos tumbamos sobre sus aguas boca arriba y me dijo con un susurro "cierra tus ojos y confía en mi". Y eso miso hice.

"Abre los ojos Atenea ya hemos llegado"

abrí los ojos y me quede sin palabras, me gire y le mire a los ojos

"Bienvenida, Atena la X, princesa de Araniel" - dijo una suave voz extraña

Ante mi tenía a mi padre seguido de una bella mujer con un vestido rojo largo que le cubría los pies, tenía unos cristales rojos bonitos que le recorrían el vestido desde la cadera hasta los pies, dibujando mosaicos romanos, su largo cabello negro sujeto en dos largas trenzas la llegaba hasta la cintura, los ojos eran de color azules claros y al igual que yo tenía una nariz chata, y la misma figura de mi cara, del mismo modo también tenía cuatro manchas de nacimiento, pero ella las tenía en el el hombro izquierdo. Pero lo que mas me llamo la atención fueron sus inmensas alas, parecían de mariposa nacidas detrás de su espalda, las halas eran de agua, transparentes, y recorridas por los bordes de una fina capa de oro. -¡Esto si que tiene que ser ya coña, princesa de Araniel, esto tiene que ser un sueño!- me repetía una y otra vez en mi cabeza hasta que por fin me salieron 6 palabras dirigidas a mi padre.

papá te importa peñizcarme otra vez!" - le ordene

"como tu desees" -contesto

Tal y como la ultima vez que se lo pedí me salió un alto ¡AUUU!

"Atenea no estas soñando, estas en Araniel" dijo la mujer con la voz suave

"Perdona por ser tan descarada, pero alguien me podría explicar ¿por qué todo es tan misterioso?"

La mujer y mi padre se miraron y sonrieron con una suave carcajada entre la comisura de sus labios.

"sígueme y confia, esta tarde todas tus preguntas te responderé" me dijo la suave y cálida voz

"Atenea, puedes confiar en ella"-respondió mi padre, "mientras tanto yo voy a preparar tu habitación, por cierto, bien venida a casa"

Siguiendo los pasos de la bella mujer, entramos por unas puertas dejando el charco de agua apenas 10 metros de ancho y 8 metros de profundidad, a mis espaldas. La puerta nos llevo a un palacio, no como el los de Disney, era un palacio grande, bello, recubierto con una capa plateada, cuatro torres gigantescas creando las fronteras de un cuadrado, los suelos eran de mármol, y las paredes estaban cubiertas de bellos tapices, los mayordomos a diferencia de esta bella mujer, tenían alas solidas, pero al igual que las de ella, también tenían los bordes recubiertos de una fina capa de oro, (hablaban en un idioma que yo no entendía, sonaba como el de Los Señores de los Anillos, cuando los elfos hablaban entre si). Subiendo unas escaleras con las barandillas de oro y los escalones de cuarzo llegamos a una inmensa terraza situada en el segundo piso. Cuando la mujer abrió las puertas de la terraza vi ante mi un precioso mundo, era verde, sabia muchos arboles de todos los colores, pero entre ellos destacaba un gigantesco árbol rosa, había riachuelos que llevaban agua azul clara, mas allá del árbol rosa, divisaba una aldea. Me dirigí a una mujer que con una sonrisa cálida me miraba.

"Doy por echo que todo esto es real, ¿pero por qué yo?, si soy una simple humana, no soy como tu, vengo de un orfanato, no tengo alas, soy simple, y de princesa no tengo nada"

"La naturaleza guarda mil misterios, que ni siquiera los humanos han descubierto. El reino de Araniel tiene una muy larga historia. Este es tu reino al igual que es el mío y el de tu padre, bueno más bien es tu tío, y yo soy tu madre.."

"!Que, eso no puede ser¡"- dije, interrumpiendo sus palabras

"espera" - respondió " En Araniel siempre ha reinado la paz hasta que nuestro hermano mayor Basil, decidió utilizar la magia para ser el elegido por los 4 elementos, la magia es mala, corroe a las personas, si la sabes utilizar de manera correcta es muy poderosa, pero para ello se necesita años y años de practica y paciencia. Ser elegido por los 4 elementos es un don especial en nuestra familia, en la familia real, se pasa de generación en generación, y aquel que posea las 4 manchas que tu tienes en la nuca y yo en el hombro izquierdo, será el elegido para llevar la paz a nuestro reino de Araniel. Basil , tu tío, pensó que quizás sus hijos, tendrían las cuatro manchas pero no fue así, tu fuiste quien las heredo. Al enterarse de la noticia de que tu las habías heredado, recurrió a la magia para quitártelas a ti y así poder poseerlas el. Solo hubo un caso en el que dos hermanos tuvieron las 4 manchas de nacimiento, que representan, la tierra, el agua, el fuego y el aire. Estos dos hermanos, tuvieron que fusionarse y solo el mas fuerte vivió mientras que el mas débil murió. Si la magia no la sabes utilizar tu alma desaparecerá y al mundo Hadon irás. Tu Atenea, tienes mucho que aprender, pero queda poco tiempo ya que las tropas de Hadon a Araniel en 10 lunas vendrán, y mi hermano las runas te quitará, al no ser que tu le venzas. La profecía dice; cuando el poder de la magia es subestimado, el caos a Araniel habrá llegado, y solo la heredera de la siguiente generación, tratara de vencer a el mal y en paz gobernara su Región. Como mi hermano Basil trato de matarte, te envié junto a Evan, Dorotea y mi padre Kyril a uno de los 7 mundos en nuestro sistema solar, nosotros la conocemos como Terrum, pero tu como el planeta tierra. Basil, descubrió donde estabais y envío a uno de sus Maraneses a por tu abuelo,Kyril, pero vino corriendo a Araniel y supongo que con el querrás hablar un rato."

" si sería un buen plan, ando perdida y me gustaría estar junto a el" - respondí

Siguiendo sus pasos subimos al cuarto piso por las escaleras, y me dirigió a una puerta grande de Oro.

" no hace falta que llames, te está esperando" - dijo mi madre

No me lo pense dos veces y ahí estaba mi abuelo con el osito de peluche, que pensé haber olvidado en el coche. No podía creérmelo, pensé que había muerto. Nada mas verle corrí hacia el y le di el abrazo más fuerte. Se separo y de mi y me sonrío, apenas pude abrir la boca para comenzar a hablar, y me cogió el palo que tenía guardado en el bolsillo izquierdo del pantalón.

"déjalo, aquí ya no lo vas a necesitar" - dijo mi abuelo

"pero entonces no tendré el poder de los elementos" - contesté

" el poder de los elementos corren por tus venas, y a diferencia de los demás, tu y tu madre, Aillen, tenéis los 4 poderes. Acércate a la funtecilla de mi balcón y coge agua entre tus manos, cierra los ojos concéntrate en ella y di las palabras en alto Volo a toga tua potentia "

Tal y como dijo mi abuelo así hice. Me acerque a la pequeña fuente que estaba en su balcón, y cogi entre mis manos el agua fría que se acumulaba en ella, bajito intente decir las palabras que me había dicho, pero nada surgía. Lo intenté otra vez y sentí una corriente fría de agua, que recorría mi cuerpo desde el cuello hasta los tobillos. Al abrir los ojos, tenían un vestido azul degradado que recorría mi cuerpo y ademas tenia los mismos cristales que Aillen, en el vestido, pero los míos marcaban la figura desde la cintura hasta el escote de mis pechos. Me gire hacia mi abuelo y me entrego unas sandalias marrones hechas por el con una flor azul en el medio.

"Ahora si que pareces mi pequeña princesa" - dijo mi abuelo

Le mire y empece a decir sin quitarle la mirada " A veces nos tenemos que fijar en los detalles más pequeños que nos ofrece la naturaleza" empezó entonces a seguir conmigo las palabras "para así poder entender los millones de misterios que esta guarda. Si coges un pétalo de amapola y en el lago Hillier te adentras mientras dices las palabras Aperire portas tuas et dimitte ergo me, ut in mirabilibus tuis aquas, este te llevara a Araniel, un mundo donde solo los elegidos podemos entrar". Sonreímos y le abrace una vez mas.

"creo que deberíamos bajar a la sala del entrenamiento y empezar a enseñarte algunas cositas, antes de comer"- dijo mi abuelo

----

Próximamente el capítulo 2 

18 de Dezembro de 2017 às 14:11 0 Denunciar Insira 0
Continua… Novo capítulo Todos os Domingos.

Conheça o autor

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~