Mi Vida Basketball Seguir história

galoxavier Galo Vargas San Martin

Una de las etapas más hermosas y significativas de mi vida fue el baloncesto, que con perseverancia, sacrificio, y con la ayuda de Dios, pude cristalizar mi sueño como deportista. Esto es el testimonio de mi vida como jugador y dirigente.


Histórias da vida Todo o público. © Galo Xavier Vargas San Martin

#Galo Vargas San Martin #baloncesto #basketball
6
16655 VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

MI VIDA… BASKETBALL

Mas que una historia, es un testimonio de lo que fue parte de mi vida. Es importante manifestar que hubo una persona que fue el factor fundamental para que se cumplan los objetivos que de una manera seria y sacrificada, desde mi juventud me propuse realizar, esa persona fue mi padre; Galo Vargas Alava, un hombre que también parte de su vida fue el deporte; el Fútbol (soccer) y desde esa perspectiva fue mi guía y consejero.

Mi padre, desde pequeño me llevaba a las canchas de futbol, para observar los partidos que el equipo de sus amores; Asociación Deportiva 9 de Octubre, intervenía en los Campeonatos locales, de esa manera empecé admirar su preocupación y dedicación por el deporte, que en sus años de juventud, se destaco entre los mejores jugadores de su época y llego a ser Asistente en la Selección Nacional de Ecuador y además; Vicepresidente de la Asociación de Futbol del Guayas y Vicepresidente de la Federación Provincial del Guayas

Como era lógico suponer, mi ilusión por querer ser un jugador de futbol, crecía día a día y es así, que me identifique con la posición de Golero o Arquero como se conoce en nuestro medio y esa afición se cristalizo en ser jugador del curso (tercero de bachillerato) en el Colegio San José – La Salle. Mi padre, veía con buenos ojos y pienso que también ilusionado, que su hijo se desarrolle como deportista y más aun en el deporte que practicó.

Pero a veces, el destino nos tiene deparado otro camino y así fue, que por divergencias propias de la juventud con mis compañeros de equipo, decidí separarme del fútbol, situación que a mi padre no le agradó en lo mas mínimo, más aún fui reprendido porque me manifestaba que "¿cómo quería llegar a ser un deportista, si por una "tontería" había tomado dicha decisión?" (Más adelante comentaré una situación que sucedió en una entrevista de mi padre con un destacado periodista de Guayaquil).

En el momento que tome la decisión de separarme del fútbol, tenía 16 años, edad que es un poco complicada, para empezar nuevamente una actividad deportiva, más aún si el objetivo era llegar a ser Jugador de Basketball.

Mis compañeros de clase, que practicaban el baloncesto y que es importante mencionar que el Colegio San José, era uno de los mejores colegios de Guayaquil, y en el baloncesto, no era la excepción y la mayoría de sus jugadores pertenecían también a uno de los mejores equipos que hubo en Guayaquil y en el país; LDE (Liga Deportiva Estudiantil), equipo que aportaba en un alto porcentaje jugadores al equipo nacional.

Al observar a mis compañeros practicar el baloncesto, me motivé y me propuse jugar el mismo, y compré un balón usado Spalding y, solo, empecé a practicar en las horas libres en el colegio y los fines de semana y también asistiendo además a los partidos de baloncesto de la Liga Local que se jugaban en el "viejo" Coliseo Huancavilca. En ese momento, fue que sentí atracción por un equipo cuya camiseta blanca, tenía “rayas” de color gris y por eso se lo conocía como el “equipo cebra”, su nombre; ATHLETIC CLUB.

Mis compañeros, entre los que recuerdo; Juan Saab (+), uno de los mejores Pivots (Centro) que ha tenido el baloncesto ecuatoriano, "Coco" Briones, Francisco Pons, Alvaro Luque, me motivaban para que practicara con la Selección del Colegio; que en esa época era un equipo "imbatible" en el área colegial de Guayaquil, pero había un obstáculo que de cierta manera me impedía ingresar en dicho equipo o por lo menos tratar de ingresar, la situación era que el Coach era nada menos que Jorge "Chato" Mejía, uno de los mejores jugadores que había en el momento en el país y que pertenecía a LDE (Liga Deportiva Estudiantil), vale la pena mencionar que en un Sudamericano en Lima – Perú, fue nominado junto a otro Grande del baloncesto; Nicolás Lapentti, dentro del equipo "All Star" de Sudamérica. Pues bien, "Chato", convencía a sus jugadores a ser parte de su equipo; LDE, pero como mencioné anteriormente, había un equipo que era su clásico y acérrimo rival en el baloncesto guayaquileño: ATHLETIC CLUB, al que yo ansiaba algún día, poder ser su integrante, por lo que desistí integrar el seleccionado del colegio y por ende la oportunidad de ser parte de LDE.

En 1967, cambié mi sitio de estudios a la Academia Naval Almirante Illingworth y pensé que en dicha institución educativa, podría tener la oportunidad de integrar el equipo de la Academia, pero… "sorpresa", otro jugador de LDE era el entrenador de turno, mi gran y recordado amigo: Juan Sala (+). En ese momento pensé, que mi destino como jugador de baloncesto, estaba fijado en LDE, de todas maneras fui parte de la selección de la Academia Naval, sin afiliarme al equipo LDE.

Un sábado, recibí la invitación de un amigo, para ir a jugar baloncesto en una cancha, que se encontraba en el barrio Centenario; al sur de la ciudad y que era conocida cariñosamente como "la canchita" y en ese momento cambió mi destino o mejor dicho se concretó mi sueño como jugador de baloncesto, ya que al llegar esa mañana del sábado, me percaté que la mayoría de los chicos, unos de mi edad, mayores o menores, pertenecían al Colegio Cristóbal Colon, que era la cantera o proveedor de jugadores al equipo juvenil del Athletic Club. 

Ese mismo y feliz día, después de haber jugado como 3 horas con dichos chicos, se me acercan dos personas, que eran jugadores activos del Athletic Club y con un papel en mano. Me preguntaron si me interesaría ser parte del equipo "Cebra". Dichas personas eran Jurgen Rupertti (+) y el Dr. Eduardo Alcivar Andretta (+) (ambos ya fallecidos). No podía creer que lo que más ansiaba se estaba cumpliendo; y sin dudarlo, llené el formulario de afiliación, y en ese momento era parte de esta gloriosa Institución. Lo primero que hice fue correr a mi casa y contarle a mis padres lo que había sucedido.

Mi padre, se sentó a mi lado y me puso al tanto de lo que era el Athletic Club y lo que esa Institución, sus dirigentes y jugadores representaban dentro del contexto deportivo del país y lo más importante que me aconsejó… lo recuerdo como si fuera ayer, me dijo… "Mijo, lo importante en un deportista es la dedicación y cariño que le debes dispensar al Club que te ha abierto sus puertas y siempre tratar de llegar a ser el mejor, pero más es el respeto que se merece siempre el rival". Creo que nunca lo defraudé, ni al Club, que me ayudó a formarme como una persona de bien.

Siendo ya parte del equipo, lamentablemente por un accidente de tránsito, no pude jugar todo el año 1968 en los campeonatos juveniles de la Federación Deportiva del Guayas. Y ya recuperado al año siguiente, empecé a jugar en el equipo de reservas o como se llamaba en aquella época, los "Torneos de 2da. Categoría" (jugadores que eventualmente alternaban con el primer equipo).

El equipo de Primera del Athletic Club era sinceramente un "Equipazo", con jugadores excepcionales, tales como: Pablo Sandiford (+), Nicolás Lapentti, Jurgen Rupertti (+), Eduardo Alcivar (+), Antonio Cuadros, Luis Baidal, Jorge Niemes, Ambrossini, Gregorio Mayo, Antonio Tostiges (+). Con semejante equipo, en 1969, ya fui incorporado en el equipo de Primera, pero solamente jugaba poco tiempo, en los partidos, en vista de la calidad y experiencia de los jugadores.

Ese año, durante el transcurso del Campeonato oficial, hubo un partido que el calendario oficial señalaba a una hora determinada a jugar contra el equipo de AJAE (Asociación Juvenil Arabe Ecuatoriana), que tenía en sus filas a excelentes jugadores como Juan Saab, Chalo Cabrera, Selim Doumet, entre otros. Sucede que en el Diario El Universo se informó una hora diferente (más tarde) que la hora oficial señalada para la realización del partido y esto causa una confusión entre los jugadores y cuando el partido de Athletic vs AJAE ya iba a empezar solo habíamos 5 jugadores del Athletic, en la cancha, junto a Sandiford, Lapentti, Mayo y Rupertti, entonces el Coach chileno de apellido Brunelli no tuvo otra opción que yo alineara con el equipo, a pesar de mi inexperiencia.

Mientras se desarrollaba el primer tiempo del partido, cuyo marcador se alternaba en cada momento, empezaron a llegar el resto de los jugadores, pero felizmente mi desempeño en el juego satisfacía a lo que el Coach aspiraba, por lo que me mantuvo en cancha todo el partido. Cuando faltaban 10 segundos para terminar el partido, perdíamos con 1 punto y en una feliz jugada, logré encestar los 2 puntos y por ende, ganamos el partido… 

Al día siguiente, los diarios anunciaban el triunfo sensacional del equipo "cebra" con una "canasta de oro" lograda por un jugador "juvenil"… Ese partido marcó mi Titularidad en el equipo, hasta el día de mi retiro en el año 1985.

En 1970, ya consolidado como titular en el equipo con un grupo de jugadores nuevos, como Ricardo Estrada, Ricardo Patiño, José Baquerizo, más la experiencia de Nicolás Lapentti, y el mismo Pablo Sandiford, Luis Baidal, Antonio Tostiges, empezaron a darse resultados halagadores para el equipo y tuve la suerte de ser convocado por primera vez a la selección del Guayas, para intervenir en el Campeonato Nacional, que se desarrolló en Guayaquil y resultamos campeones invictos del mismo. En dicho equipo no alineaba como titular, por la tremenda calidad de mis compañeros.

En 1971, fui convocado por primera vez a la Selección Nacional, para intervenir en el sudamericano que se realizó en Montevideo – Uruguay. A raíz de esa convocatoria, un recordado periodista deportivo, que era uno de los pocos periodistas que daban mucha importancia al baloncesto, Arístides Castro, realiza una entrevista a mi padre, conversando cosas del fútbol, y aborda el tema del baloncesto. Una de las incógnitas que tenía era que siendo mi padre un hombre de fútbol, tenía un hijo basquetbolista y su repuesta fue lógica, ya que le manifestó, que a raíz que yo desistí de ser jugador de fútbol, se me detectó miopía y que así era muy difícil que pudiera haber jugado fútbol (en los actuales momentos, ya la miopía no es obstáculo para jugar el fútbol). En dicha participación como seleccionado nacional, compartí con Chato Mejía, Lapentti (nominado como goleador del sudamericano), "Coco" Briones, Luis Mejía, Xavier Martinez, Raul Yepez, Wellington Chang, Fernando Yavar, Jorge Niemes, Juan Saab, Oswaldo Arias y el Coach era Abel Jiménez (+), gran jugador de la década de los sesenta.

En 1972, nuevamente como Seleccionado del Guayas, pero ya jugando como titular en el equipo, intervinimos en el Campeonato Nacional en Ibarra, quedando nuevamente campeones invictos contra nuestro clásico rival; la Selección de Pichincha (Quito). Además ese mismo año, con nuestro equipo: Athletic Club, quedamos campeones en el torneo de la provincia. En 1973, fui convocado a la Selección Nacional, para intervenir en el Sudamericano de Bogotá – Colombia y compartí por primera vez la titularidad en el equipo, con Vittorio Miraglia, Fernando Castro, Juan Saab, Oswaldo Arias, Nicolás Lapentti, José Baquerizo, Xavier Martinez, Julio Garzon, entre otros y el Coach era el peruano Prof. Carlos Rojas (+).

En los años; desde 1975 a 1979 marca una historia rica en resultados y logros personales, ya que con Athletic Club, logramos el Titulo máximo por 5 años consecutivos y uno de ellos de manera invicta, en la Liga local. Es importante señalar que parte de ese equipo eran: Lapentti, Tostiges, Baquerizo, Jorge Mayo, Mario Lara, Omar Vargas, Rubén Rodriguez, jugadores extranjeros en diferentes años, pero los más destacados: David Ancrum, Tito Malcom, Reginald Grenald, Rodney Teague, Richard Hardy, Steve Mills (actual manager del Madison Square Garden), Mario Butler, entre los mas destacados

Durante los años 1975 – 1976 y 1977, tuve el inmenso honor de ser nominado por el Círculo de Periodistas Deportivos del Ecuador como "El Mejor del Año" (Baloncesto)

En 1975, participamos con la Selección del Guayas en una gira por el Estado de Florida – USA en una serie de 15 partidos, previa la participación del campeonato nacional en Loja, quedando nuevamente campeones invictos.

En 1976 nuevamente con la Selección Nacional, participamos en una gira por la República Popular de China y durante la permanencia en dicho país, tuvimos la oportunidad de asistir al funeral de su líder máximo; Mao Tse Tung. En ese mismo año, en los Juegos Nacionales (Olimpiadas Nacionales), que se realizaron en Guayaquil, con la Selección del Guayas, quedamos campeones invictos.

En 1981 y 1983, nuevamente con el Athletic Club, quedamos campeones del torneo provincial, disputando la final con el Banco Central, que desde el año 77 continuamente disputamos el titulo máximo, alternando la supremacía del baloncesto porteño con el equipo 9 de Octubre.

Siendo el año 1985, el año que me había propuesto retirarme, tuve la suerte que ese retiro venga acompañado con el título de Campeón Nacional y, posteriormente ya retirado y como dirigente, acompañe a mí equipo al Campeonato Sudamericano de Clubes que se realizó en Bolivia. Mi equipo tuvo una excelente participación y tuvo su mayor logro, el haber ganado al equipo de River Plate de Argentina, con una destacada participación del panameño; Mario Galvez, quien fue el goleador del certamen.

Es muy importante manifestar, que durante la época que jugábamos baloncesto, lo hacíamos de una manera completamente amateur, tanto en el Club y en las Selecciones Provincial y Nacional, igualmente en la Dirigencia Deportiva, era simplemente un voluntariado deportivo.

En el año 2004, tuve el inmenso honor de ser designado por el Comité Olímpico Ecuatoriano, como Presidente de la Federación Ecuatoriana de Basketball hasta el año 2011, que por motivos de trabajo, decidí retirarme de la dirigencia nacional.

Durante esos siete años, organizamos 8 campeonatos sudamericanos en las ciudades de Guayaquil (Sudamericano de Clubes) y en Loja (2), Cuenca (2), Portoviejo (1), Chordeleg (1), además de los torneos nacionales tanto en hombres y mujeres, Convivios de Mini Baloncesto y un Festival Internacional que reunió a 200 niños (Mini Baloncesto) de Guatemala, Colombia, Perú, México y Ecuador, con el auspicio de FIBA America.

Reestructuramos la Liga Nacional de Clubes Masculino y Femenino, con la colaboración de los Clubes de nuestro país.

Tuve también el honor de ser parte por 2 periodos (2006 – 2010 y 2010 - 2014) del Consejo Directivo de Fiba Americas, máximo organismo internacional del baloncesto en el mundo (FIBA), gracias a las consideraciones de dos apreciados amigos; Horacio Muratore, actual Presidente mundial de FIBA y el Secretario de FIBA Americas; Alberto García

Este es el testimonio de lo que significó el Deporte en mi vida y del agradecimiento a Dios, mis Padres y mi Familia por el apoyo que recibí durante mi formación como deportista. También es muy importante brindar mi homenaje póstumo de gratitud a dos excelentes personas que estuvieron conmigo durante mi vida deportiva; mi Coach y formador: Honorato Haro (+) y un verdadero Caballero y Dirigente; Don Alfredo Escobar Urbina (+) y de grandes dirigentes y amigos; los hermanos Alfredo y Leonardo Escobar Bravo.

"La mayor recompensa al esfuerzo de un hombre no es lo que obtiene a cambio, sino en la persona en la que se convierte al hacerlo." John Ruskin

15 de Março de 2015 às 12:07 3 Denunciar Insira 2
Fim

Conheça o autor

Galo Vargas San Martin Ex jugador nacional y dirigente del basketball ecuatoriano

Comentar algo

Publique!
Ginnevra D, Ginnevra D,
Perdona pero tu historia no me parece de ficción histórica (novela de época, en español) - o sea yo entiendo como novela de época a la que tiene lugar por los tiempos de la segunda guerra mundial o antes.
18 de Setembro de 2015 às 10:59

  • Galo Vargas San Martin Galo Vargas San Martin
    Si lees bien, al incio dice claramente que es un TESTIMONIO, no es una historia, ni novela, es UN HECHO REAL. Para tu informacion, la segunda guerra mundial empezo en 1939 y termino en Septiembre de 1945. Lo que narra este Testimonio, son hechos que empiezan precticamente en 1967. September 30, 2015. 08:03PM
  • Galo Vargas San Martin Galo Vargas San Martin
    Si lees bien, al incio dice claramente que es un TESTIMONIO, no es una historia, ni novela, es UN HECHO REAL. Para tu informacion, la segunda guerra mundial empezo en 1939 y termino en Septiembre de 1945. Lo que narra este Testimonio, son hechos que empiezan precticamente en 1967. September 30, 2015. 08:09PM
~