10
168 VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

Trouble [pt. 1]

⚠️ Advertencia: Éste fic contiene temas de infidelidad, lenguaje inadecuado y violencia ⚠️


Seokjin



PD - Nim nos observaba con una mezcla entre curiosidad y preocupación, seguramente por la situación tan complicada en la que nos encontrábamos.


Miré a Jungkook, podía sentir como su alfa se encontraba en alerta, queriendo expandir aún más sus feromonas sobre mí; aquello sólo me hizo temblar más por la ansiedad, estire mi mano y toqué aquella marca en mi cuello, la cual aún se notaba fresca: estoy seguro que si nuestro CEO no fuera un beta, ya estaría Jungkook sobre él siendo todo lo territorial que un alfa como él podía ser.


Podrían decirme... ¿Cómo es que se metieron en éste problema?


Module mi voz tratando de que no sonara tan mal y empecé a hablar.


Pues... Todo empezó hace tres meses...






🔥






Otra noche que volvía a estar solo.


Namjoon seguía en el estudio, trabajando como siempre. Aún me impresionaba su capacidad para permanecer tantas horas sentado componiendo canciones, yo no lo habría aguantado.


Aunque decir que estaba solo era en sentido figurado, ya que aquí en la sala del departamento estábamos casi todos los del grupo.


Habíamos acordado hacer una noche de películas, cada quien estaba con su pareja, Jimin estaba envuelto con su manta amarilla y Taehyung estaba detrás suyo abrazándole, mientras que Yoongi estaba recostado sobre los muslos de Hoseok, y éste le acariciaba el cabello.


Perdón... ¿Llegué muy tarde?


Un aroma a chocolate amargo y Canela invadió toda la sala, Jungkook entraba con su cabello húmedo y su típica ropa negra deportiva.


No, llegaste justo a tiempo para empezar la película, Kook... —dijo Jimin con el control de la TV en sus manos.


Al no haber más sitios disponibles, Jungkook se sentó al lado mío; ahora podía sentir su aroma más fuerte, haciendo que mi omega se pusiera inquieto.


Cerré mis ojos por un momento, concentrandome en no esparcir mi aroma también, debía de recordar que Jungkook acababa de terminar su celo.


Siempre que alguno de nosotros entraba en esa fase, nos daban la opción de llevarnos a otro lugar fuera de casa o quedarnos ahí mismo. Al comienzo de nuestra convivencia solíamos irnos de la casa para no incomodarnos, pero con el paso de los años nos fuimos acostumbrando y nos apoyabamos cuando llegaba ese periodo. Casi nunca había ocurrido algún accidente, y decía casi porque si ocurrió algo una vez: fue en los primeros celos de Jungkook luego de su presentación como alfa, me había acorralado en uno de los cuartos, besandome y tratando de marcarme con su olor. Luego de un rato pareció recobrar la conciencia momentáneamente, alejándose de mi y pidiendo que lo sacaran del departamento. Se había disculpado innumerables veces por aquel incidente, aunque yo no estuviera molesto ni nada. Varios años después, él era el único del grupo que seguía pidiendo pasar su celo fuera del departamento.


Volví la vista hacia la pantalla tratando de ignorar a mi lobo y su pedido por olfatear a Jungkook.


《Tienes novio》 me recordaba a mí mismo siempre.


Al poco rato y como si fuera de lo más natural, ya tenía a Kook junto a mi, su cabeza en mi hombro, por el rabillo del ojo pude apreciar que sí estaba mirando la película, a pesar que estuviera pegado a mí.


¡Ya llegué!


La fuerte voz de Namjoon hizo que apartara a Jungkook rápidamente, poniéndome de pie y acercandome a mi novio, dejando que éste me besara, yo le correspondía aunque mi mente no se encontrara precisamente aquí.


A sólo un par de metros, Jungkook nos observaba con una mirada tan intensa que solo pude apartar la vista de él.






🔥






Esta mañana me sentía fatal. Los ya conocidos sintomas del celo me estaban atacando como nunca; mientras más edad tenías más fuerte eran los padecimientos, claro, eso sí no tenías un alfa.


Ni Jimin o Yoongi sufrían aquello, sus omegas sabían que sus alfas los cuidarian a pesar de no tener la marca del lazo en sus cuellos (por políticas del trabajo), pero en mi caso, a pesar de tener a Namjoon, mi omega se negaba a aceptarlo, no estaba seguro si era porque Namjoon fuese un beta.


Mi mente divago por un rato, mientras que mi vista se paseaba por toda la habitación hasta que me percaté que había una nota en mi mesa de noche, la caligrafía de Namjoon resaltando



Jin,
Los chicos y yo tuvimos que ir a la empresa
Se que no te sientes bien así que preferimos dejarte descansar
Nos vemos en la noche
Te quiero :)



Dejé la nota y aparté las cobijas, tratando de dejar mi pereza de lado. Me dirigí a la cocina a prepararme algo, mientras ponía algo de música y me movía al ritmo de "alcohol free"


Luego del desayuno decidí ver las redes sociales por un rato, sintiéndome aburrido por estar aquí solo y sin nada que hacer.


Mis sentidos se alertaron al escuchar el ruido de la puerta ¿Quién entraría aquí si todos estaban en la empresa? El personal del staff siempre se anunciaba si iban a vernos.


Fui caminando lentamente hasta que percibí aquel olor que me enloquecia, Jungkook apareció en la sala, parecía estar cojeando.


¿Qué te pasó?


—Choque contra Taehyung... Sungdeuk hyung me envió de vuelta... Nam hyung dijo que te sentías mal... —señaló al verme allí.


Es sólo mi celo... —dije tratando de que sonara sin importancia, aunque al escuchar la palabra "celo" Jungkook reaccionó.


—¿Necesitas que te ayude?


Me sonroje profundamente al oír aquello, mi omega se retorcía pidiéndome que aceptara.


—Te dije que ya no debíamos hacerlo... No es correcto, sabes que tengo novio...


—No se cual es tu problema, no hacemos nada malo... —replicó, poniéndose de pie y acercándose.


Dándole una mirada de incredulidad, me aparté y fui a mi habitación, cerrando la puerta y lanzandome a mi cama, tratando inútilmente de acallar mis pensamientos.


Me quedé dormido con aquella frase en mi mente


《No hacemos nada malo》






🔥






Sentía demasiado calor


Mi omega me exigía buscar algo de calma, sabía que mis supresores estaban sobre la mesita, pero ya no debía de tomarlos por recomendación médica, si no lo hacía podía quedar estéril.


Me levanté con las piernas temblandome, inspiré hondo y salí del cuarto dirigiéndome al de Jungkook; a pesar que me había prometido ya no hacer aquello.


Jun... Jungkook...


Él también parecía haberse quedado dormido, aunque al oír mi voz se levantó de inmediato, saliendo de la cama y acercándose, rodeandome con sus brazos, su potente olor me hizo sentir relajado.


Ven, cariño...


Mi omega tembló al oír aquel apodo, haciendo que me apegara más a su cuello y olfateando su aroma, haciéndome sonreír por el gusto. Jungkook me quitó la playera y el pantalón de pijama, haciendo lo mismo con su propia ropa, hasta que los dos quedamos en ropa interior; él me acomodó dentro de las cobijas, poniéndose detrás mío en forma de cucharita.


Todo mi cuerpo se relajó al sentir el contacto con su piel, aquel aroma me hacía sentir seguro; de pronto sentí como una lengua se paseaba por mi cuello, no pude evitar soltar un gemido.


Jungkook... —dije tratando de detenerle aunque no quisiera.


Él sólo me gruñó en respuesta, aunque dejó de hacerlo, solo para acomodarse en mi cuello, iba sintiendo como su respiración se ponía más lenta y juraría que había sentido los latidos de su corazón.


Con aquel ambiente tan cálido y seguro pude volver a dormirme, por fin mi omega se sentía calmado.






🔥






Demonios


Ya era muy tarde.


Todo el cuarto se veía a oscuras, traté de estirarme aunque no pude porque Jungkook me tenía fuertemente agarrado, con su pecho pegado a mi espalda y nuestras piernas entrelazadas.


Agudice la vista y vi el celular de Jungkook, lo encendí y me fijé en la hora "6:45"


Maldita sea


Fui quitándome de encima a Jungkook, mis músculos protestaron por aquello, recogí mi ropa del suelo y caminé velozmente hacia mi cuarto, debía de ducharme antes de que Namjoon y los demás llegaran, o se darían cuenta del olor de Jungkook sobre mí.


Había vuelto a suceder


Me había prometido que eso ya no sucedería, pero parecía algo imposible de controlar. Conforme los síntomas del celo empeoraron, hace más de un año, intenté consumir más supresores pero eso sólo me hizo sentir peor, llegando al punto de tener que ser llevado a urgencias. El médico habló conmigo a solas, diciéndome que debía de tener un alfa para que me ayudara con mis siguientes celos; a pesar que le expliqué que Namjoon era mi pareja, me replicó que un beta no parecería ser suficiente para tranquilizar a mi omega.


Fue entonces cuando comencé a buscar a Jungkook. Su olor siempre me había agradado; luego de aquel incidente con su celo mi omega me pedía estar con él, aunque yo siempre lo reprimía.


Comencé a ir a su habitación en la madrugada, mis síntomas parecían disminuir cuando me encontraba con él; primero era dormir cerca suyo, luego ambos nos abrazabamos, hasta que terminamos por dormir casi sin ropa.


Jungkook siempre se controló, aunque podía ver como le fastidiaba cuando notaba que yo ya no estaba ahí. Me sentía culpable porque jamás quise hablar del tema con él, a pesar que lo hubiera intentado, sentía que me estaba aprovechando aún cuando yo tenía novio.


Era un aprovechado y un mentiroso, tanto con Jungkook como con Namjoon.






🔥






Tres meses habían pasado desde aquel celo.


Me prometí no volver a acercarme a Jungkook de aquella manera; hasta conseguí unos supresores menos potentes con la esperanza de calmar un poco a mi omega sin que me afectara tanto. Sabía que era algo imprudente igual, pero ya no sabía que más hacer para dejar de buscarle.


¿Por qué me sentía así con él? ¿Por qué no podía sentirme así con Namjoon?


Cuando recién conocí a Jungkook sentí una mezcla de sentimientos que no pude describir; siempre me recordaba que él era mucho menor que yo, aún después de que él se hubiera presentado como alfa. Siempre traté de permanecer con él como su amigo, hasta que pudiera convencerme a mí mismo que no sentía nada más que una amistad.


Luego Namjoon me sorprendió confesandose, al comienzo no pensé que pudiera funcionar por lo diferentes que éramos, pero extrañamente funcionabamos, mi parte humana le quería, por otro lado mi omega no terminaba de aceptarlo, siempre pidiéndome que buscara a Jungkook.


Te traje las hamburguesas que te gustan, Jinnie...


—Gracias Nam... —mientras sacaba la comida de las bolsas él me abrazó por detrás, besando mi cuello; traté de acallar la molestia de mi lobo pero fue imposible.


Ya vuelvo, voy al baño... —dije saliendo de la sala y yendo a mi habitación, ahí donde tenía los supresores.


—¿Qué crees que estás haciendo?


Del susto solté la caja con las píldoras, las cuales cayeron a los pies de la persona que me había asustado.


Nada que te importe Jungkook... —traté de recoger la caja pero él fue más rápido y la tomó.


—El médico te había prohibido tomar supresores ¿Por qué demonios los estás tomando ahora?


—Ya te dije que es algo que no te importa, Jungkook... Y cuida como me hablas, no olvides que soy mayor que tú...


Para mí sorpresa, Jungkook se rió —¿Hasta cuándo?


—¿Hasta cuándo qué? —cuestioné


Hasta cuando crees que me seguirá importando toda esa mierda de que seas mayor que yo... Hasta cuando dejarás esta farsa de ser novio de Namjoon hyung y aceptaras que es a mí a quien quieres realmente...


—Cállate no sabes lo que estás diciendo —dije alarmado por todo lo que estaba soltando de improvisto, no quería imaginar que alguien nos escuchara.


No, hyung... Se perfectamente lo que estoy diciendo... Ni creas que me seguiré quedando callado por más tiempo... —dijo mientras me acorralaba contra la pared de la habitación dejandome sin salida —Llevo años esperando que te des cuenta de lo que sucede entre nosotros... Pero estas tan cegado que prefieres dormir a tu lobo antes que atreverte a-


—¿A qué? ¿A destruir esta banda? ¿A romperle el corazón a Namjoon? ¿Sólo por qué? ¿Por un capricho?


—¿Capricho dices? ¿Crees que es un simple capricho lo que sentimos?


Estaba a punto de contestarle si no fuera porque había alguien viéndonos.


Yoongi... Yoongi no es lo que crees... —dije torciendo mis manos por el nerviosismo.


Yo solo vine a buscar algo... Pero creo que llegué en un mal momento... Será mejor que me vaya...


—No, espera Yoongi, puedo explicarlo... —dije tomándolo del brazo para evitar que se fuera.


—Pero si aquí no hay nada que explicar... Es muy obvio... Y ahora entiendo porque siempre se comportaban así... Yo no soy quien para juzgarlos, pero... Esto está mal... No pueden seguir escondiendo algo tan serio...


Lo solté al ver aquella mirada tan seria en él que me hizo avergonzar. Yoongi se fue y yo salí detrás suyo sin querer mirar a Kook.


Estaba jodido






🔥






¿No puedes dormir?


La voz de Yoongi me sacó de mis pensamientos, le observé mientras entraba en la cocina y sacaba un vaso.


No, ¿Y tú?


—Hoseok está roncando demasiado —dijo con un mueca —Me iría a mi cuarto a dormir pero ya no puedo hacerlo si no lo tengo cerca... Es como una estufa humana ¿sabes?...


Yo solo me reí por aquello sin decirle nada más, aun estaba avergonzado por lo que sucedió en la tarde y no sabía que hacer.


¿Desde hace cuándo... ya sabes, tu y Jungkook...?


Estuve por contestar pero ni siquiera yo sabía con exactitud desde cuándo es que había pasado todo esto con Jungkook. ¿Cuándo comencé a desear que fuera él quien calmara mis celos y me marcara?


Yoongi me miraba con curiosidad, pensé que tal vez esté sería un buen momento para desahogarme de todo aquello que me estaba pasando y que necesitaba sacar de mi sistema.


Él me escuchó pacientemente, sin interrumpirme y dejando que soltara toda una verborrea que ni siquiera yo entendí. Cuando menos lo esperaba ya estaba en llorando en sus brazos mientras él me daba palmaditas en la espalda para consolarme, su dulce olor a mandarinas me rodeaba haciéndome sentir reconfortado.


Debes pensar que soy de lo peor después de lo que te he contado ¿No?


—Creo que estás muy confundido Seokjin... Aún no te has dado cuenta de a quién quieres en realidad...


—Pero mi lobo-


—Nuestros omegas no están solo por los celos, Seokjin... Son parte de nosotros... No puedes pretender ignorarlo y tratar de controlarlo con supresores que solo terminarán por hacerte más daño... Debes escucharlo y decidir de una vez con quien quieres estar...Y sobretodo ser honesto contigo mismo... Si sigues así lo único que conseguirás será dañar más a Jungkook y también a Namjoon...


—Sea la decisión que tome, uno de los dos me odiara...


—Estarán enojados pero no creo que te odien... Piénsalo ¿si? Antes de que sea demasiado tarde...


Yoongi se puso de pie y salió caminando hacia su cuarto, sus pisadas eran casi inaudibles. Decidido a por fin hacer bien las cosas, volví a mi habitación, pensando en cómo hablaría con Jungkook y Namjoon.


Y sobretodo, a quien elegiría.






Hwa Ji Sung

20 de Setembro de 2021 às 15:20 0 Denunciar Insira Seguir história
2
Leia o próximo capítulo Trouble [pt. 2]

Comente algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 1 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!