gabrielspaceaero Gabriel Aerospace

el recuerdo de un viejo hombre de los tiempos de antaño, recuerdos que lo harán pagar por tenerlos. inspirado en la música de los camiones del gas (chile)


Conto Todo o público. © todos los derechos reservados.

#scifi #distopia #cienciaficcion #381 #javier #distopico #cifi #camiondelgas #pasteleria #antaño #otrostiempos
Conto
0
50 VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

El gas de don Javier

Estábamos atrincherados en túneles profundos, rodeábamos a Santiago preparándonos para el ataque, yo era carne nueva en las líneas del Frente nacional chileno, ataques similares se llevaban a cabo en Sao paulo, Buenos Aires y Montevideo, si éramos exitosos, sería el fin de la tiranía.


Cada vez que un proyectil caía sobre nuestras cabezas, la tierra retumbaba violentamente, pero no importa, estábamos seguros por ahora. Yo jugaba naipes con un grupo de soldados, cuando el más viejo de ellos me preguntó:

-¿cual es tu historia joven?, un joven como tu rara vez piensa en cosas como esta.


-Mi historia es muy triste para ser contada.

-Todo el mundo tiene historias tristes.

-la mía lo es más y es odiosa.

-insisto.

-bueno:


Yo siempre fui un estudiante modelo, Creí siempre en los dogmas del partido. Vivía con mi abuelo en una antigua casa en un barrio que alguna vez se llamó Ñuñoa, yo siempre supe que mi abuelo me tenía miedo, pero para mí eso era normal, mi papá era un hombre viejo y cariñoso, que lo había vivido todo.


Un día me preparaba para ir a clases, cuando me encontré a mi abuelo en el sillón con los ojos llorosos y en bata, le pregunté:


-¿qué pasó abuelo?

-nada, nada, tú no entenderías.

-dímelo no más

-no, hijo, no

me senté junto a él en el sillón y le dije:

-dime, te hará bien, no hay por que temer.


Fue un momento nefasto de confianza que él tuvo en mí, hasta el día de hoy desearía que no me hubiera contado.


-recordé una vieja canción, eso es todo.

-¿eso?, ¿y qué canción era?

-no es buena idea.

-confiá en mí.

-era una antigua, bien antigua, la de el camión del gas.

-¿camión del gas?

-El camión del que comprábamos gas.

-¿Y como era?

Compre Gas

De don Javier

gas calentito

para tu estufa

tu calefón y tu cocina

Compre gas

De don Javier

Compre gas

de don Javier

gas de don Javier

viene en 12, 15

y 45 litros

Está vendiéndose

al precio oficial

de la compañía

de gas

Compre Gas

de don Javier

gas calentito

y seguro

para dar calor

para dar calor

a los chilenos

Gas don Javier

Gas don Javier


-Los camiones recorrían la ciudad con esa musiquita y me despertaban por las mañanas, incluso desde que era niño.


-¿pero… ¡pero es capitalista abuelo!?

-supongo que si

-¿pero no tienes ningún problema con eso?

-(suspiro)ay hijo, te enseñan todas esas cosas en el colegio, ¡me tiene cansado!, yo no quise decirte nada, para que no tuvieras problemas, pero ya es hora que veas la verdad.

-¿que verdad abuelo?

-el mundo era mucho mejor cuando yo era joven, Los Árboles eran verdes, y el cielo Azul, la gente caminaba feliz por la calle y eran libres de hacer lo que quisieran.

-pero eran miserables.

-no, no lo eran, eran esforzados, mucho más que hoy y felices, o al-menos, más felices que hoy día.

-¿que acaso tu no sabes que el capitalismo casi destruye al planeta?

-si, pero había tecnología, la misma que usó el partido, y si tan solo hubiera habido uno o 2 años más antes de la revuelta, estoy seguro que el mundo hubiera podido regresar a su cause normal.

-no te creo.

-Si hijo mío, este edificio antes era una pastelería, y yo un pastelero, vendíamos pan y café, berlines, delicias, tortas de todo tipo, galletas, y a la gente le encantaba, todas las mañanas, antes de irse a trabajar se juntaba mucha gente en la pastelería a desayunar, era maravilloso.

-ya me habías contado que eras empleado de una pastelería.

-no era empleado, era dueño, es más, este mismo edificio era la pastelería.

- ¡pero tu habías dicho que el dueño te había vendido la casa cuando cerró la pastelería

-era una mentira, quiero que veas que no todos los empresarios eran malos, yo era uno.

-¡como pudiste esconderlo tanto tiempo!, ¡mi abuelo, un maldito cerdo capitalista!, me iré a clases y cuando regrese, no estarás aquí, pues regresaré con la policía.


El soldado me preguntó:


-¡¿ y entregaste tu abuelo a la policía!?

-no puedo perdonar el daño que le hice a mi abuelo, ¡jamás!, pero era un niño, lavado del cerebro, creía que hacía lo correcto.


Cuando regrese de clases, la casa estaba distinta y había un intenso olor a pan, mi abuelo había sacado las viejas mesas del patio y las había puesto en el living, las estanterías, estaban llenas de pasteles, y pan, no se como pudo hacer tanto en solo 8 hrs, el era un hombre viejo.


Recién fue en ese entonces cuando me di cuenta de lo que había echo, y me gire al policía y le dije:


- ¡señor, señor!, era toda una broma, por favor no se lleve a mi abuelo.

El policía sintió pena por el viejo hombre, pocos policías eran capaces de sentir empatía.


-señor, puedo hacer la vista gorda, ya sabe, a un precio.

-(abuelo) mis pasteles tienen un precio, siéntese, coma algo, invita la casa.

El policía, hipnotizado por el dulce aroma obedeció sin vacilar, se sentó en una silla, mi abuelo le sirvió un café, y el estuvo apunto de tomarlo, cuando dijo:

-¡no!

Y se paró de un golpe, tirando al café al suelo.

-escúcheme señor, le voy a dar una última oportunidad, deshágase de todo esto, y no me lo llevaré arrestado.


-¡jamás!

-¿abuelo?, ¿no respetas tu vida?

-esta era mi vida hijo, esta era, perdón hijo por criarte en este ¡mundo de mierda!

-abuelo, nooo

mi abuelo agarró un cuchillo, yo impávido, vi como a él lo golpearon con una luma, y lo golpeaba, y él cantaba

De don Javier

gas calentito

para tu estufa

tu calefón y tu cocina

Compre gas

De don Javier

Compre gas

de don Javier

gas de don Javier

(grito de dolor)

el cayó al suelo y se reía, mientras el policía lo arrastraba al camión, él seguía cantando

gas de don Javier

viene en 12, 15

y 45 litros

Está vendiéndose

al precio oficial

de la compañía

de gas

el policía lo golpeaba más fuerte con la luma, y el maldecía, y seguía cantando

Compre Gas

de don Javier

gas calentito

y seguro

para dar calor

para dar calor

a los chilenos

Al escuchar la palabra Chilenos, el policía le pegó más fuerte todavía pero él alcanzo a decir.

Gas don Javier

Gas don Javier

Yo lloraba y me maldecía a mi mismo, no podía creer lo que había hecho, ¡él era mi abuelo!, me quede dormido en el mismo lugar que presencié todo, no fui capaz de moverme en el resto del día.

Al día siguiente explore la pastelería, en la cocina había una pequeña llave, y una nota,

hijo:debajo de mi cama están las respuestas que quise darte, si algún respeto por mi te queda, ve ahí y observa.

Y así lo hice, debajo de su cama había una cajita de cobre y madera, con un candado, la llave abría el candado, y dentro había un viejo libro de fotos, hasta en su época esos no eran comunes, las fotos eran hermosas, los árboles verdes y el cielo azul, y la gente sonreía, sonreía mucho, mucho más de en donde sea que se pueda ver hoy, las ruinas de enfrente, eran otra tienda hermosa.


Y entonces, me maldije, me maldije a mi mismo, maldije a el colegio, maldije a el partido, maldije al querido líder, lo pateé todo, rompí el cuadro del querido líder, y me fui al campo, solo llevando ese libro de fotos y un poco de comida, que mi abuelo había preparado, me metí en lo más profundo del campo, hasta encontrar el frente, no me hubiese importado que me hubiesen hecho estar en la línea del frente, no me hubiera importado morir, solo quería destruir.


Y llegué hasta aquí, con el tiempo mi ira se hizo pena, y creo que encontré mi lugar.

el soldado dijo:

-(suspiro) wow,esa es una historia muy fuerte,no se que mas decir.

Al día siguiente, nuestro protagonista fue el más fiero de los combatientes, fue herido y muerto en combate, su compañero tomó su viejo libro de fotos y se lo llevó con sigo.


Fin.




9 de Junho de 2021 às 21:54 0 Denunciar Insira Seguir história
0
Fim

Conheça o autor

Gabriel Aerospace ¿y en cuanto a mi escritura? soy mas cuentista que novelista (aunque quiero escribir una novela antes de que acabe el año), soy chileno y me gustaría ayudar a crear un nuevo genero de la ciencia ficción para latinoamerica, así como la fantasía tiene al realismo mágico. ¿por que estoy aquí? porque quiero conocer a otros aspirantes a escritor que estén a mi nivel, y participar de una comunidad de escritura. ¡viva Chile!

Comente algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~