erim1997 Erim ✨

Oh Sehun es un rebelde, aparentemente sin causa, además de un busca problemas y ha puesto su atención en la marginada Ahn Haneul, de brillantes ojos azules. Inesperadamente atormentada, ella no entiende la misteriosa razón por la que es observada. Ninguno encaja en la escuela, hasta que se conocen. ⟨Oh Sehun me mira raro y no lo culpo, el color de mis ojos espantaría a cualquiera⟩ ⚤︎ Historia heterosexual [Prohibida su copia y/o adaptación parcial o total]


Fanfiction Celebridades Todo o público.

#amoradolescente #oc #Baekhyun #exoplanet #amor #kpop #exo #fanfic #adolescentes #juvenil #romance #escolar #Sehun #ohsehun # #EXO
1
59 VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo Toda semana
tempo de leitura
AA Compartilhar

Mala suerte matutina

El pequeño reloj atado a mi muñeca marca las siete con cincuenta y cinco minutos, pareciendo haber corrido a una velocidad fuera de éste mundo después de qué salí de casa, como ahora lo estoy haciendo desesperada por el pasillo, pero a diferencia de mi, el ha ganado la carrera. Una carrera injusta contra el tiempo, a decir verdad.

En mis planes nunca había figurado llegar tarde a la escuela, ¡nunca! Y mucho menos dejar ir el autobús a propósito como había hecho ésta mañana impulsivamente. Todo empeoró cuando el siguiente autobús en el que subí tardó demasiado en llegar a la parada y parecía ser conducido por un perezoso; lamentablemente, mi racha de mala suerte no terminó ahí, tras olvidar llenar el tanque, quedamos varados por minutos que me parecieron interminables hasta que el chófer perezoso consiguió gasolina.

Las cosas no mejoraron cuando llegué a la escuela, porque fui atrapada por un profesor que me arrastró hasta la oficina de profesores y me obsequió un retardo después de interrogarme en cámara lenta, mientras parecía disfrutar de hacerme perder más tiempo al verme tan apresurada y nerviosa. Es la primera vez que recibo un retardo en todo mi historial académico y lo único que mi mente hace es reprenderme con culpa sin parar.

Dejo escapar un suspiro y colapso al ver como he perdido otros tres minutos más por no correr lo suficientemente rápido. Estoy sin aire y me veo forzada a parar a descansar, apoyando las manos sobre mis rodillas, resignada y elijo no correr más.

Mi cerebro reacciona y me doy cuenta de que podría recibir un reporte si algún profesor me ve y no necesito más problemas, solo me queda esperar que éste desliz no me provoque más inconvenientes, estoy lo suficiente estresada y con el sermón cotidiano de mis padres resonando en mi cabeza sobre lo responsable que debo ser para destacar.

Tengo que complacerlos.

No puedo permitirme un retardo, un reporte ni mucho menos una detención o suspensión. Eso los decepcionaría mucho.

Camino por el pasillo, recuperando poco a poco el aliento, doblando en un par más de pasillos antes de subir las escaleras que me llevan a mi aula. La escuela es demasiado grande y aunque ya no me pierdo, al principio me sentía confundida con tantos pasillos y escaleras pero después de un año difícil finalmente me acostumbré.

Lastimosamente, solo al diseño arquitectónico; por supuesto se trata de una prestigiosa escuela con amplias aulas, una grande y refinada cafetería, un extraordinario jardín para pasar el rato, unas enormes canchas de fútbol y baloncesto y un patio lo suficientemente espacioso para realizar actividades deportivas, sin olvidar el edificio de natación, con una extensa piscina. Sin embargo el ambiente dentro de la escuela no es tan prometedor como ella.

Tratándose de una reconocida escuela dentro del país con un alto nivel académico, en donde los hijos e hijas de la minoría selecta acuden, me ha resultado complicado adaptarme por completo y se que cualquiera mataría por un lugar en una escuela con tal nivel.

La mayor parte de mis compañeros son hijos de los colegas, amigos, conocidos y clientes de mis padres, incluso, algunos alumnos tienen como padres a personas muy importantes o famosas y normalmente siempre hay un par que se cree superior por su posición. El dinero aquí es el mejor y más fiel amigo de muchos estudiantes.

Aunque no me gusta la escuela, procuro sobresalir en mis materias en medida de lo posible, como mis padres me lo piden, pero nunca alcanzo una nota perfecta, como ellos quieren pues es demasiado competitivo y estresante. He podido tener una vida escolar regular y tranquila sin buscar problemas y pienso seguir pasando desapercibida hasta graduarme.

El nivel de exigencia es tan alto que dicen que para aspirar a un lugar dentro se necesitan amistades influyentes, altos puestos de trabajo o calificaciones perfectas y a veces me resulta frustrante lidiar con un peso así, sobretodo si se tienen actividades extraescolares y muchas expectativas sobre nosotros.

Antes de iniciar la preparatoria acudí a escuelas de buen nivel, en dónde los niveles de exigencia no resultaban ser tan elevados, hasta que mis padres consiguieron un ascenso, amistades influyentes y oportunidades limitadas que los llevaron a decidir invertir más en nuestra educación.

No somos personas millonarias, pero mis padres se han esforzado muchísimo para poder hacerse un lugar en el nivel económico alto y mantenerse allí con sacrificios. Ambos son buenos padres; aunque son adictos al trabajo y siempre están diciendo que trabajan para darnos lo mejor a mi hermana pequeña y a mi, también dicen que debemos mantener cierto estilo de vida por lo que mi hermana y yo estamos inscritas a varias actividades extraescolares después de la escuela, en realidad, la mayoría de los alumnos de la escuela lo están. Es obligatorio y necesario para sobresalir en diversas exigencias.

Si quieres ser aplaudido por padres, sus amigos, maestros y tus compañeros de clase, entre más actividades extraescolares más inteligente te volverás a sus ojos y las oportunidades para ingresar a las mejores universidades, se multiplican. Es un completo fastidio porque veo poco a mis padres y a mi hermana por pasar horas estudiando, ya que cuando termina nuestro día a penas y podemos convivir y todos estamos demasiado cansados de nuestras rutinas. Para ellos es un sacrificio qué vale la pena.

Basta de divagar.

Finalmente estoy frente a la puerta del aula, temblando de miedo y no puedo evitar mi nerviosismo, las manos me sudan mientras aprieto la hoja del retardo. Estoy demasiado avergonzada por llegar tarde y sin ninguna excusa en mente. Seré reprendida y humillada frente a la clase por un error como este. Hace ya más de un mes que las clases iniciaron y hay cero tolerancia a estos accidentes.

Tomo valor y toco la puerta, esperando profundamente no ser reprendida frente a todo el grupo observándome y segundos después se abre la puerta. Es la profesora de inglés, una mujer de unos treinta y tantos, muy amable y flexible, así que al verla me relajo un poco y suelto el aire que contuve.

—¿Ahn Haneul? Es tarde, pero qué gusto que llegas. Estás a tiempo para la actividad en equipo, solo hacías falta tu —. Le sonrío y me inclino agradeciéndole, de haberse tratado de algún otro profesor probablemente no habría podido pasar, llevándome un terrible regaño de paso.

Mis ojos se pasean rápidamente por el aula buscando mi lugar de siempre pero me quedo congelada al ver el lugar junto a mi mejor amiga ocupado por alguien más y después me alarma ver que todos los asientos están reordenados.

Intercambio una mirada de confusión con mi amiga y ella se encoge de hombros mientras me siento angustiada de nuevo.

—¿Cuál es mi nuevo asiento? —interrogo dudosa, desorientada por el repentino cambio.

—Ahí, al lado de tu compañero —señala con su dedo índice—. En la primera hora actualicé los lugares —. La profesora vuelve a sonreír y me invita con un gesto a pasar a mi nuevo lugar. Sin querer perder más tiempo de pie me doy prisa para ir a sentarme y me doy cuenta con quien voy a compartir asiento.

Mi nerviosismo está de vuelta y empiezo a sentirme incómoda. Me da un escalofrío y siento que sudaré frío en cualquier momento.

No, por favor.

Definitivamente no puede ser. Él no. Grito para mis adentros.

Esto parece una pesadilla.

Mi nuevo compañero de asiento es Oh Sehun, la razón de mi llegada tarde ésta mañana, el único culpable de mi mala suerte.


☁︎☁︎☁︎


¡Mucho gusto comunidad de Inkspired y [email protected] 𝒆𝒙𝒐-ℓs!

(。•̀ᴗ-)✧

Después de un buen rato y mucha indecisión he venido a compartir los frutos de mi creatividad imperfecta a esta plataforma por primera vez

ʕ ꈍᴥꈍʔ y todos aquellos que estén aquí por curiosidad, interés o incluso por accidente son absolutamente bienvenidos a iniciar este recorrido que, espero con entusiasmo, sea agradable ┌(・。・)┘♪

¡Muchas gracias por haber leído hasta aquí! ♡︎

Quédate con confianza y comenta cuanto gustes en este espacio libre y respetuoso

ᕙ(͡°‿ ͡°)ᕗ



4 de Junho de 2021 às 19:19 0 Denunciar Insira Seguir história
0
Leia o próximo capítulo Compañeros de asiento

Comente algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 12 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!