O
Orlando Alfonso


La verdad no entendía el por qué mi difunto abuelo siempre me decía que tenía luz y oscuridad en mis manos, a decir verdad nunca lo entendí, mi abuelo era muy sabio y sabía que por algo me lo decía. Hasta que lo descubrí. Me encontraba tratando de dormir luego de una discusión con mis padres, de un momento a otro sentí un ataque de rabia recorrer mi cuerpo y casi podía sentirlo con mis manos. Pero me equivoqué sí lo sentí, estaba allí, la rabia se había apoderando de mi mano izquierda, una luz roja llameante salía de mi mano. Mi hermana pequeña con la cuál compartía habitación se acercó a mi mientras me veía la mano, se asustó al ver ese color infernal en ella, pero aún así intentaba tocarlo. Yo estaba paralizado por el miedo cuando la tocó, en ese momento exacto reaccioné y la vi alejarse mientras se estremecía por el dolor. Al verla la luz desapareció. Llamé a mis padres y la llevamos al hospital, le diagnosticaron cáncer de piel a mi hermana esa noche, se recuperó luego de seis meses de quimioterapia , pero desde entonces no sale por el día. Nadie sabe cuál habrá sido la razón, pero sabía que el culpable era yo. Yo sabía que esa luz había sido la culpable, que mi rabia la había condenado. ... Después de ese incidente comencé a usar guantes, nadie le tomó gran importancia al asunto, debido a que, en Kingstone el frío se apoderaba de las cuatro estaciones. ... Tres años más tarde para ser exactos luego del accidente, así decidimos llamarlo, ya tenía dieciocho, estaba a tan solo tres semanas de acabar el verano y comenzar la universidad. Me habían aceptado en la universidad de la ciudad vecina, la Universidad de Joneshills. Me llamaron al móvil la tarde del quince de agosto. —¡Buenas! Dijo una mujer con una voz preocupada. No sé cómo pero sentí angustia en sus palabras. —Hola. Contesté inseguro ante el número desconocido. —Mi nombre es Sarah, soy recepcionista del Hospital de Kingstone, su número ha sido el número que hemos encontrado en los contactos de emergencias del joven Lukas Highlight, él ha sufrido una accidente de auto, no creemos que sobreviva lo sentimos. Si podría informar a la familia se lo agradeceríamos. Después de la palabra accidente se me olvidó el mundo, entré en shock inmediatamente y comencé a sudar como si estuviera corriendo una maratón. Sentí un subidón de adrenalina que no pude controlar y salí corriendo al hospital dejando caer el móvil en el suelo. Corrí hasta la avenida donde vi un vehículo amarillo venir desde lo lejos, me le interpuse delante para que parara. —¿Está loco muchacho? ¡No se puede parar adelante de un vehículo en movimiento! Dijo el conductor preocupado por mi estado, no me importó y me senté en el asiento de copiloto con los ojos empañados. Solo pude decir tres palabras. —¡Hospital de Kingstone! Creo que el sujeto entendió la razón de mi estado y no hizo más preguntas salió directamente hasta llegar al hospital. Durante el trayecto me di cuenta de que no traía mis guantes puestos, había salido con las sandalias de casa, un pantalón de chánda grisl y una camiseta de esas desgastadas que usaba en casa. Aunque no llevar mis guantes hizo que reaccionara, ya no podía hacer nada. No vi signos de ninguna luz por lo que me sentí más calmado, o eso intentaba. Cuando abrir la puerta del la aviación que se encontraba mi amigo entre rápidamente .Cerca de mi amigo la mano derecha comenzó a emitir una luz azul . No me sentía asustado sino preocupado , tenía miedo que algo le pasará a mi mejor amigo . De inmediato tuve esperanzas , como una alegría y sin preocupaciones como si supiera que si tocaba a mí amigo con mi mano se salvaría . No entendía como ni porque , pero de inmediato lo abrase . Los ojos de Lukas empezaron a radiar una luz azul fuerte me asusté mucho pero pasó lo que menos me esperaba . ____________________________________________ “Y encontré a más personas como yo” Y hay mi vida empezó a cambiar radicalmente


Ficção científica Ópera espacial Todo o público.

#
1
194 VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo Todas as Terças-feiras
tempo de leitura
AA Compartilhar

Capitulo 1

Era un día como cualquier otro en Kingstone

al pueblo lo azotaba una terrible tormenta de nieve . La nieve bloqueaba las puertas de todas las casas y las ráfagas de viento eran muy fuerte , me senté en la sala a a mirar la tormenta . A mi lado se cento mi abuelo Máx , me colocó la en mi rodilla y me llamo .


- Manos de luz .


A decir verdad no entendía porque me llamó hací pero no lo tomé enserio . Yo siempre admiraba mucho a mi abuelo , pero a la vez sabía que no se encontraba en su sano juicio , apresar que rara muy sabio .


- Abuelo quién es manos de luz . (Le pregunté con una voz baja )


- Tus manos tienen luz y oscuridad pero a decir verdad creo que podrás apagar la oscuridad , antes de que consuma toda su luz.


No tome enserio esa plática y subí a mi cuarto. Me acosté en mi cama y tras pasar varios horas de mirar mi móvil me quede dormido . Tuve una terrible pesadilla , me vi a mi mismo en el sueño y mis manos brillaban sin control . Me desperté en seguida y miré mis manos , como si el sueño se hubiera echo realidad . Mi corazón andaba a mil por hora , como si hubiera visto una película de terror , me asusté mucho . Sin esperarlo entró mi abuelo sin tocar la puerta . Eso en causó una sensación de enojo muy grande , ya que no me gustaba que invadieran mi privacidad .


- Abuelo cuentas veces no te e dicho que no entres sin tocar .


- Ya viste fue tu primera señal y a la vez tu primer llamado.


Mi abuelo salió corriendo de mi cuarto y fue hasta la puerta principal . Lo seguí , se encontraba empujando la puerta sin control , hasta que logró abrirla y salió . No tenía puesto ningún abrigo ya que la calefacción se encontraba encendida , me puse un abrigo y salí en su búsqueda . Cuando lo encontré después de varios minutos , ya estaba congelado . Regresé a mi casa y llame a la ambulancia . Cuando me respondieron el teléfono después de tanta insistencia , me dijeron que no podían venir porque las carreras se encontraban congeladas y era muy arriesgado . Después de aquélla llamada no pude hacer nada , ya que se aproximaba otra oleada de vientos con nieve muy fuerte . Me sentí triste y intenté llamar a mi mamá , la cual se encontraba en la casa de mi abuela Matilde que se encontraba enferma. La compañía de teléfono móviles de la zona avía cortado la transmisión por la tormenta y solo había dejado las llamadas de emergencia . Eso en dejó muy preocupado y en cuanto termino la otra ventisca salí para traer el cadáver devuelta a casa.


La nieve apenas me dejaba caminar mis botas se indican en la nieve . Cuando llegue al lugar donde había visto a mi abuelo , ya no se encontraba . A lo lejos vi a un hombre arrastrando algo . Enseguida pensé que era mi abuelo y corrí hasta alcanzar lo .


- Suelta a mi abuelo ( Le dije con una voz fuerte )


Le quite lo que llevaban pero no podía ver si rostra ya que se encontraba cubierto de mucha nieve . Le quité la nieve de encima con mis manos , cuando miré detenidamente no era el . Era el cadáver de un lobo .


- Estás loco chico .


Me dijo mientras se alejaba . Me quedé arrodillado en la nieve mientras seguía nevando . Pensando en lo que me dijo mi abuelo antes de morir y que significaba . No entendía porque mi abuelo me decía manos de luz pero sabía que por alguna razón me llamaba hací . Mi cabeza se nubló de recuerdos de mi infancia con mi abuelo . El fue como un padre para mí , todos los días jugábamos a las escondidas que era mi juego favorito de mi niñez . Mi padre se encontraba trabajando en la ciudad de Estados Unidos y tenía poco tiempo para pasarlo conmigo y con mi abuelo .

Y en es momento escuché una voz muy lejana .


- ¿ Que haces hay ?

26 de Maio de 2021 às 15:46 0 Denunciar Insira Seguir história
0
Leia o próximo capítulo Capitulo 2

Comente algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 1 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!