barbarafuentes Bárbara Delfina

Historia inspirada por mi madre, que sufrió un calvario para tenerme, de tener el prejuicio de la sociedad en esa época y como Dios la recompenso por todos lo que tuvo que vivir, así que pase lo que pase, es una gran madre y maravillosa mujer que se merece cumplir su sueño que fue tener un bebé. historia para el Concurso de temática inspiracional con motivo del día de la madre. #Paratimamá


Conto Todo o público.

#paratimamá #amordemadre #paratimama
Conto
1
95 VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

CÁPITULO ÚNICO

Como de la noche a la mañana, una consulta al médico me dejo marcada de por vida. Y como eso mismo me dio la mejor historia de mi vida.

Un día cuando yo era joven, alrededor de mis 15 años, me notificaron que tenía el mismo problema de ovario que mi madre, solo que peor, que sería casi imposible que tendría un bebé de mi ser. Esa terrible noticia me dejaba sin aire sin dormir en muchas ocasiones sintiéndome poca mujer, sé que muchas mujeres me entenderán ya que la misma sociedad lo dicta así, en ocasiones rompemos esa rutina, pero la gran mayoría desea eso, aparte de que me criaron con la idea de que una mujer es completa cuando es madre. En perspectiva ese concepto es absurdo, pero en mi interior y muy dentro de mí, sentía que mi valor y mi gran deseo era tener un bebé.

Con el pasar de tiempo sabiendo que no podía tener bebé, poco o nada me cuidada, solo una que otro chequeo para que me revise y me dijeron lo contrario a lo que me había dicho anteriormente, tenia la ilusión que ese diagnóstico que me dijeron en mi adolescente sea una mala praxis, ósea siempre comente ese error porque no podía ser mi caso. Pero con mala suerte cada doctor me decía los mismo, que mi ovario estaba muy dañado de nacimiento y un poco de termino raro, solo con sus palabras solo escuchaba una y otra vez NO SERÁ MADRE.

En un punto donde solo me rendir, llore sin consuelo y decidir sin pensarlo en seguir adelante, cuando pensaba en mi pareja, solo se me ocurría en ser algo pasajero ya que no sentía con esa confianza como podía decirle a alguien que no funciono como mujer, ya que la misma sociedad me recodaba que falle como mujer, aparte de que nunca quería enamorarme realmente, me imaginaba cuando viviera con él, todos romántico como en la película, y de repente me dijera que tiene tener un hijo, como me sentiría yo, como se lo diría, como lo tomaría, de solo pensaron me dolería, y aparte sentaría que me dejaría por eso, así porque no explorar la libertad sexual y luego dejarlo, haciendo mi locura con cada chico que podía acabo nunca seria serio.

En esa locura conocí a mi esposo, él me dio la confianza para dejar ese mundo de locura y confiar plenamente en él y que no me juzga como la sociedad, le contar todos lo que llevaba en mi interior y que necesitaba sacar, que esa libertad que tanto presumía era odio de mi vida, con terapia y mucha, pero mucha paciencia y compresión de su parte me acepte, decidimos intentarlo.

¿Por qué no?, ya existía otro tratamiento que podía intentar, siendo que él me ayudo a hacer ese paso, puede que esta vez funcione. Porque, ¡oye! si ya lo científico pudieron hacer de todos hasta clones de ovejas porque no puede hacer que yo tenga un bebé.

Así que me sometí a tratamiento de Fecundación in vitro, me sentía con esperanza en el mañana con el pensar que voy a ser madre, que daré vida y amor estaba tan orgullosa con esa idea, poco me imaginaba la terrible que seria. Primero me creía un conejillo de india era inyecciones atrás inyecciones por todos lados y examen cada rato, me volvía loca. Estaba que iba y mataba a doctor sí, me seguí puyando como afile, ya me daba hasta molestia, esta que lo amenazaba es que él me va a conocer.

Ahh tenía que respira para seguir, solo pensaba en mi bebé, intentaba no molestarme tanto.

Bueno con todos los tratamientos seguía todas receta inventada y digo TODAS, dios sabe cuánto medicamento milagros existe para tener bebé, bueno ni yo lo sé, ya que solo probé una 35 de ellos, el más raro es toma jugo del ojo de pescado, con leche toda la mañana.

Mi más sentido pesarme por mata ha tanto pececito por esta causa.

Aparte de tomar agua rara de rábano y cebolla, jamás en mi vida, la volveré a tomar es asquerosa, de solo recordaba esta que vomito, y bueno excité otra más que probé.

Con el tiempo en una consulta me dijo la noticia que tanto quería escuchar que estaba embarazada, grite de la alegría, llore y salte en un pie de la felicidad, bueno por lo de menos. Mi esposo casi da la vuelta canela y más porque se esta volviendo loco con tanto tratamiento y mi constante acoso a momento de fecundación.

En ese tiempo que puedo confesar está loca, y completamente maniática, es que en poca palabra fue un caos y desastre, son un torbellino quiero está en movimiento y si cuidar el embarazo, pero también siendo mi vida igual, pero mi esposo que sabía que pasaría me hacia tener reposo, y lo odiaba por ellos que iba hacer, mientras reposado, me aburría a millón.

Pero ver mi barriga aceptaba a mala gana, aparte de con la hormona hecha un desastre siempre me volvía loca. Bueno pobre de mi esposo que soporto todos eso. Me acuerdo cuando por la molestia le lance una sartén que lo dejo cuadrado, pero bueno no se crea a veces se me escapaba, y dios sabe dónde se escondía, aunque lo entiendo igualmente me molestaba.

Bueno así paso el tiempo, hasta que una terrible noche sentir un horror de dolor, era el dolor más insoportable que había vivido en mi vida sentía que me estaba picado en dos, en la cama arrestada de dolor, suplicada a mi esposo que llamaba a la ambulancia, esta llena de sangre, parecía a cualquier película de terror, sangre por todos lados.

Cuando llegamos a hospital me llevaron a la sala, solo sentir un piquete y nada más, cuando desperté pregunte ¿Qué había pasado y donde esta mi bebé?, todos me veía con caras de circunstancia, no quería saber, no quería escuchar sin que me dijeron sabia en mi corazón, que mi hermoso ser que tenia en mi interior ya no estaba allí, quería morir con ese pequeño ser, solo podía llorar y nada más, no podía escuchar nada, solo me sentía desecha, en eso momento cuando la gente murmura de cosa mas horrible como si yo lo provoque quería ir, me molestaba y me hacía rabiar pero a mismo tiempo me entristecía porque yo quisiera eso, yo quería ser madre.

Es que la gente es ignorarte y a veces en toda mi hostilización solo quería golpearles a todos, pero que sentido tenia, lo único que yo quería no estaba, ese hermoso bebé ya no estaba, no sería madre.

Me deprimir no quería ser nada, solo en un rincón, pero con el apoyo de mi familia, amigo y esposo, seguir adelante, luego no volví a pensar, me centre en algo que me fue la segunda peor noticia de mi vida, mi padre que tanto amaba tenía cáncer, me volví valiente y lo llevaba a terapia, haciendo de todos por él, desvivir por él, para que pudiera vencer el cáncer, así pasaron un largo años hasta que por mala suerte mi padre, perdió la pelea de cáncer y murió me sentía tan triste y perdida, solo vomitaba y con nausea pensé que era solo el dolor de mi pérdida.

Así paso unos tres meses, no tenía menstruación, pero como era irregular ya ni me importaba verificada si estaba embarazada y más con esa depresión que tenía por mis dos ángeles guardianes en el cielo, mi esposo me decía que debería dejar de comer comida chatarra que andaba muy gordita, pálida y no creía que fuera bueno que estuviera todo el tiempo vomitando, solo le decía que era de tristeza de mi padre, que luego se me pasa.

Así paso el tiempo, ya se me iba pasado lo síntoma y intentaba hacer dieta para perder la panza, luego de cinco meses más, estaba en la terraza haciendo la lavandería cuando de repente sentir un dolor intenso en mi barriga, no soportaba, pensaba en la muerte de mi padre, solo me decía a mi misma, mierda lo que me faltaba ahora tengo cáncer, moriré. Solo era esa idea con todo mi dolor de mundo fui al hospital, cuando llegué el doctor me revisor y me dijo usted está embarazada y está dando a luz. Yo me quede en cuadrito como demonio, eso es imposible eso sería para otro paciente.

Está volviéndome loca, le dije que no me hiciera nada, a ver si ahora si me hacer la mala praxis, que tanto quería yo en el pasado, gritaba con todo pulmón que llamé a mi esposo es único que dije, cuando me dijeron que estaba bien, pero me necesita hacer una censaria de emergencia quería morir.

No sé si sentía un bebé o si era cáncer, pero quería verlo con mi propio ojo, no soportaba que volviera a perder un bebé sin verlo, aunque sea un segundo antes que parte para el cielo o si es cáncer quería ver que no me mataran.

Los doctores un poco desesperados y vamos a admitirlo un poco frustrado por mi lógica tan rara y grito insoportable, me dijo que seria la primer de ver lo que sea que saliera de mí y lo conocería.

Acepté me hicieron perder algo la conciencia solo escuchar tontería y no veía bien, que hacía, hasta me perdí completamente la conciencia. A desperté estaba mi esposo con un bulto raro en su mano, yo ni mierda sabia que pasaba, hasta que hablé

— Mi amor, y ¿ese bulto que tiene allí?

— Mi vida, esta despierta, ¿Qué siente bien?, uhh déjame presentarte a este tesorito, es nuestro bebé, nuestra niña.

Lo vi no podía creer, solo veía el bultito tan lindo que cargaba, era un bebé, una hermosa bebé, no podía cree eso, lagrima empezaron a caer, pensé que era un sueño y si fuera no quería desperté.

Seguir llorando cuando el me la alcanzo y me dio para cargarla, cuando lo hice la bebé me dio una hermosa sonrisa, en ese pequeño momento volví a llorar y supe a fin, que no era un sueño y esta lindo ser era mío, lloré hasta que no pude más, tenía un bebé, esta tan sorprendida y feliz que lo único que lo lograba decir era si era mía, esta muerta de felicidad y confusión.

Estaba tan feliz que no sabía que más hace, solo pensar ella como un ser que salió de mí, que por fin tengo mi sueño, mi lindo bebé que era maravilloso, solo lloro, a fin tenia a mi bebé.

Sentía muy dentro de mí, que mi padre se está riendo de mí, que fue él que me dio este pequeño ser, esta pequeña esperanza, a cambio para que me cuide y yo a ella, era tan linda y bella que solo podía verla y saber que era real y no un sueño, allí estaba mi dulce deseo.

Y así es como es mi historia de como tuve a mi nena, de mi trayectoria horrible, rara, fea y mala, para volverse una historia dulce y preciosa de cómo me convertir en una madre.

27 de Maio de 2021 às 21:29 3 Denunciar Insira Seguir história
1
Fim

Conheça o autor

Comente algo

Publique!
Nataly Torres Quiñones Nataly Torres Quiñones
Por cierto, gracias por leer lo que escribí🙏
June 04, 2021, 11:42
Nataly Torres Quiñones Nataly Torres Quiñones
Debe de ser una madre muy especial❤
June 04, 2021, 11:41
Nataly Torres Quiñones Nataly Torres Quiñones
Estubo muy linda tu historia❤❤❤
June 04, 2021, 11:40
~