noa501hyung Noa501

A pesar de haberte dejado ir de mi lado, eso no quiere decir que no siga tus pasos... Eras, eres y serás siempre, lo más importante que tendré en mi miserable vida.


Fanfiction Bandas/Cantores Para maiores de 18 apenas. © Todos los derechos reservados

#yoongi #embarazo #rm #namjoon #hoseok #hobi #jungkook #taehyung #jimin #suga #fanficbts #homosexual #namjin #vkook #yoonmin
0
54 VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo None
tempo de leitura
AA Compartilhar

1

¿Te quedarás a mi lado?
¿Me lo prometes?
Me temo que si suelto tu mano
Volarás lejos y te romperás

Butterfly - BTS

-----------------------------------------------------------

Año 2018


Narra Min Yoongi:


Me encontraba caminando por las calles de la Ciudad de Seúl, pensando en todo lo que aconteció hace un tiempo atrás, recordando cada momento de ese día en el cual todo nuestro amor acabó...


_Flashback_


-¡No todo debe ser peligroso Min! - exclamó el pelirosa con frustración y enojo.


-¡¿Qué es lo que quieres que haga Jimin?!, no puedo permitir que te suceda algo -el de cabellera oscura se encontraba con sus manos tomando de sus propios mechones, cuales jalaba por la desesperación que tenía.


-Que dejes de controlar todo lo que hago, ¡Eso es lo único que te pido Yoongi! -el menor se encontraba con los ojos cristalizados y la mirada gacha.


-Se acerca hasta su novio- Sabes que no puedo permitir el dejarte sin seguridad -con una de sus manos tomó la mano contraria, mientras que la otra se encontraba acariciando la mejilla de éste, observando esos ojos que tanto amaba contemplar- Yo no me perdonaría si te sucediera algo.


En ese momento, el mayor de la pareja se mostró tan vulnerable delante del niño al cuál amó más que asimismo, no soportaba que estuviera en constante peligro y más sabiendo que ese mismo peligro, era gracias a él. No quería que le hicieran daño, pero tampoco quería dejarlo ir, por así decirlo, estaba entre la espada y la pared.

Pero para Min Yoongi, le era difícil dejar ir a ese pequeño que ha sido la luz de sus ojos ante toda la oscuridad que presenció en toda la vida que le a tocado.


Park Jimin, ese chico de ojos marrones, melena rosa y mejillas adorables, era su motivo por el cual seguía con vida, por quien se levantaba cada mañana y al observar esa bella sonrisa que lo encandilaba, hacía que todo el mal que le rodeaba, dejara de existir en aquellos lapsos en los que compartía con aquel que le robaba suspiros.


Aunque sabía que el pelirosa se cansaría de estar como un ave dentro de una jaula, cual no puede ser libre. Esa ave quería volar, explorar y conocer el mundo sin estar corriendo riesgos, dormir tranquilo, sin estar en constante alerta por si llegasen a ocurrir problemas, en los cuales temía tanto por la vida de Yoongi como la propia.


Ambos eran la vida del otro, pero el día en el que tenían que distanciarse debía suceder tarde o temprano. No podían atrasar más las cosas o sino sería peor.


- ¿Ya te he dicho que eres mi mundo y que no sabría que hacer sin tu existencia? - acercándose lentamente hasta quedar a centímetros de los labios del chico que conseguía cada una de esas sonrisas sinceras, las cuales jamás mostró a nadie- Que cada día, eres quién le brinda paz a toda la locura que tengo, que gracias a ti, logré ser una persona con amor, dejando atrás toda frialdad por la cual todo el mundo me conoce - llorando de la impotencia al tomar una decisión cuál no debía dar marcha atrás, porque sabía que era por el bien de su pequeña luz.


- ¿A dónde quieres llegar con todo esto Yoonie? - preguntó con cierto temor - Me estás asustando - su instinto le estaba avisando lo que podría venir, pero él no quería creer en ello, quería estar con el pálido a pesar de todo, porque lo amaba.


- Jiminnie, los dos sabemos perfectamente a donde quiero llegar - suspiró y luego tomó fuerzas para poder decirle esas palabras que marcarían un antes y un después- Quiero que seas feliz, pero esa felicidad no es conmigo.


-El pelirosa no podía creer, o más bien, no quería entender lo que su novio le decía - ¿Estás bromeando cierto? - sus ojos empezaron a acumular las lágrimas que amenazaban con salir.


-Bebé, yo...


-No Yoongi, no me puedes decir esto, después de todo lo que pasamos juntos, no me digas que quieres terminar, yo... Yo te amo, no sé porqué estás haciendo esto - el menor ya se encontraba llorando y aferrándose al pálido con todas sus fuerzas.


-Porque eres lo más preciado que he tenido en todo este caos, no puedo seguir viendo que aquella flor la cuál encontré entre toda esa hierba mala, se marchite por un idiota que no sabe cuidarla como se debe. Te amo, pero no quiero que te metas en este mundo, donde sólo existe maldad y sangre, tienes que cumplir tus sueños - lo miró a los ojos y volvió a llorar- lo que más anhelo es que llegues a ser alguien, que ames a una persona con toda esa intensidad y dedicación que solo tú sabes dar - cada palabra dicha era un puñal para su corazón, pero debía seguir - conmigo no podrás conseguir nada, solo te daré tristeza y sufrimiento, por ello lo mejor es que te alejes de mí.


-No, me niego... no quiero... ¡Min Yoongi entiende que no acepto terminar con esto! - ya no aguantaba seguir escuchando- ¡¿Tú te haz preguntado lo que a mí me apetece?! - él mayor agachó la mirada- ¡Contestame!


-¡No joder, no lo hice, porque sabia que ibas a desistir! - gritó desesperado por toda la situación - ¡Tú entiéndeme a mí cuando te digo que estás en peligro!


-A mí no me importa perder la vida cuando sé, que se trata de ti... Yo daría mi vida por ti- acercó su pequeña mano hasta esos labios, aquellos que eran su adicción favorita y los acarició - Prometí estar contigo en las buenas y en las malas, y si mi historia acaba a tu lado, será lo mejor que me pudo pasar...


-Te amo


-Te amo


Unieron sus labios en un beso, esa noche se juraron amor mutuo, dándose caricias y bellas palabras el uno al otro. El menor creía que sería una pelea más cual superar, para así seguir... Sin embargo no sabía que para el mayor era su despedida, tratando de grabar cada minuto de ese momento...


A la mañana siguiente, el pequeño Jimin despertó sonriente, pero esa sonrisa se apagó al no notar la presencia de su amado. Se encontraba solo, con una carta en sus manos, esa carta la cuál le terminó rompiendo el corazón...


_Fin del flashback_


Si... Una decisión muy valiente de mi parte, pero no iba a dejar que la única persona a la cual amé y amo con todo mi corazón, saliera lastimada por toda la mierda en la que me encuentro metido, sé que lo destrocé con lo que hice, pero no me quedaba otra opción que irme antes de que despertara y me volviera a ver con esos ojos suplicantes por los cuales -inevitablemente- le diría que todo estaría bien.


Sé que me odiará por ello, sin embargo es lo único que estoy pidiendo en estos momentos, así no me tiene que buscar o tratar de llamar, de ahora en más va a ser un nuevo comienzo para él, aunque sea el infierno para mí...

29 de Abril de 2021 às 19:10 0 Denunciar Insira Seguir história
0
Leia o próximo capítulo 2

Comente algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 1 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!