arzas Juan Candelas

Este Fanfic toma lugar meses luego de la partida de Sunny en Far Away Town (luego del final verdadero). Empezando una carrera universitaria y enfrentándose a las incertidumbres, el joven deberá descubrir cómo empezar de cero mientras intenta no dejar ir su pasado, sus amigos...


Fanfiction Jogos Impróprio para crianças menores de 13 anos.

#fanfiction #omori
1
53 VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo A cada 15 dias
tempo de leitura
AA Compartilhar

9/10

Puedes sentir como un escalofrío templa tu cuerpo, tu mente intenta huir, pero al mismo tiempo sabes que de haber escogido ese camino no estarías aquí ahora. Los otros chicos entrando al lugar te verían con curiosidad, algunos de reojo, otros más activamente. A pesar de los cambios de tu dieta seguirías viéndote pálido y delgado. Te regañarías varias veces, pues sabes que en un par de meses no vas a corregir los errores de varios años. Comprendes tu realidad, y hacía ya mucho la habías aceptado. Eres el pequeño, paliducho y desnutrido "Sunny", nada más que eso. Pero ahora, tendrías una nueva oportunidad, tu tan ansiado momento para empezar de cero. Esperanza llena tu cuerpo, puedes verla sonriendo si fuerzas lo suficiente tu imaginación. Ahora la realidad y el mundo de los sueños son uno, ahora tienes tu perdón, esta es tu nueva vida.

El salón de clases era bastante más grande de lo esperado, no puedes evitar sorprenderte ligeramente aunque no se vea reflejado en tu rostro. Puedes comprenderlo, puedes comprenderte mejor; al estar rodeado de tanta gente no llega a pesar temor alguno. Te sientas, miras alrededor levemente, has terminado cerca de la ventana como en aquellos viejos días en tu pueblo. Es extraño, supones que simplemente no quieres olvidar, pero tampoco hay por qué hacerlo ¿Cierto? A fin de cuentas todo ha salido bien...

Te entretienes un rato mirando por la ventana y un dejavu te impulsa a mirar el pizarrón. Casi pierdes el día de clases, te conoces demasiado bien. Parece que ya todos tienen sus grupos de amigos, salieron de la secundaria juntos y entraron a esta universidad juntos también. Eres el único nuevo, te sientes solo, comienzas a pensar que mirar a la ventana habría sido la mejor opción.

La clase termina, no hablas con nadie y te diriges de inmediato a casa, o eso esperarías de un día normal de tu vida en esta ciudad, pero alguien te llama por detrás. Un grupo de estudiantes mayores, quizás en tercer año de carrera, te silban y llaman con las manos, sabes que algo no anda bien. Contemplas como uno de ellos se levanta al ver que no vienes y te empuja hasta quedar en frente del árbol donde están todos reunidos. El más avispado te mira, aparentemente es el líder, su jersey te deja entrever que es un jugador del equipo universitario, no sabes qué deporte. Te quitan tu mochila, te llaman nerd una cantidad de veces que no logras recordar, y mandan a casa con una advertencia de traerles dinero la mañana siguiente. Agachas tu cabeza, quieres decir algo pero las palabras no salen, quieres decir algo pero solo puedes apretar tus puños. Uno de los chicos se entristece y aboga por ti.

-Taylor, ya está bien, deja que se vaya.

De repente, todas las chicas del grupo le hacen caso y al tal Taylor no le queda de otra más que obedecer. Parece que si bien este chico es un matón, el otro es más popular. Subes la mirada un poco, notas que en efecto es un chico de atractivo considerable, te recuerda a un gran amigo, pero eso no hace más que avivar la herida. Te sientes decepcionado, pensabas cambiar, les prometiste cambiar, ellos confiaron en ti: sigues siendo el mismo enclenque callado de siempre. Y con el primer día, sabes que no tendrás otra oportunidad de cambiarlo.

Te vas levemente a casa, pero puedes sentir cómo te están siguiendo. A la mitad del trayecto y habiendo cruzado un par de semáforos el chico que te había ayudado antes aparece devuelta, regresándote la mochila.

-Lo siento, debe ser duro ser nuevo. Solo no salgas más por la puerta delantera, allí es donde se sientan los mayores.

El chico guapo se iría lentamente, levantando su mano en señal de despedida. Su sonrisa se queda plasmada en tu mente, los comparas y sí hay una similitud. Te hace sentir feliz de que hay más gente como tu amigo en el mundo, aunque también ha heredado uno de sus peores hábitos... Ser influenciable.

Entras a casa mirarías uno de los relojes grandes de tu madre, piensas que a pesar de la mudanza, estos relojes nunca abandonarán tu vida. Irías rápidamente a tu cuarto, te tiras en la cama y una lágrima cae lentamente hasta tu mejilla. Quieres saber qué hacer, te gustaría que ellos estuviesen aquí, pero sabes que es imposible. Las palabras de tu hermana se adentran en tu mente, dándote ligera fuerza y haciéndote levantar. Sales de casa dispuesto a explorar tu localidad.

..................

El centro comercial se sentía muy diferente a la pequeña "plaza" de tu pueblo, no sabes cómo sentirte al respecto más allá de que el lugar es colosal. Caminas y ves a varios chicos menores que tú, al parecer este era su lugar de encuentro tras las clases, sus uniformes tenían un distintivo logo que te llama la atención "Saint Sisters High". ¿Una escuela religiosa? Según recuerdas de tu madre solían ser bastante comunes, pero por la gran diversificación de culturas y religiones que el país ha tenido, han perdido popularidad y hoy en día se consideran escuelas más bien caras y elitistas. Algunas chicas notan tu mirada, y con sumo asco se alejan para evitarte.

Llegas a una tienda que tiene lo último en cómics, descubres que ya nadie parece leer los volúmenes de tu querido "Captain Spaceboy", la tristeza te hace sumergirte un momento entre tus pensamientos. El tiempo nunca dejará de avanzar, ni siquiera para cosas que hace años amábamos con gran intensidad. Quieres adaptarte a los nuevos tiempos, por lo que te llevas a casa una copia original de "La liga de las Verduras", nunca te han gustado, ¿Pero ya estás grande para evitarlas no?

Al salir de aquel gran edificio por la parte delantera notas un gran bullicio en la terraza. Parece haber una gran fiesta en uno de los locales superiores, no logras distinguir mucho a esa distancia, además que es de noche. Pero entonces y sin previo aviso, algo que cae desde arriba tapa una parte de tu cara, recordándote la cruda realidad: te falta un ojo.

Ya de por sí era complicado lidiar con la percepción de profundidad como para que ahora se te pueda cegar tan fácilmente. Al retirar el objeto de tu lado derecho descubres que es una muda de ropa, con el logo que tanto te había interesado. No sabes exactamente qué está pasando allá arriba, pero debe ser sumamente turbio. Te comienza a dar una enorme cantidad de miedo, siempre has sido alguien emocional, además de que tu colosal imaginación más que ser una ayuda, muchas veces era un tormento digno de señalar. En este momento en la parte más oscura del estacionamiento, podías notarlo, aquellas incomprensibles siluetas haciendo cosas que no comprendes a personas que no pueden defenderse.

Te tomaría alrededor de una hora volver a tu hogar a pie, esta aventurita tuya se pasó de la raya e incluso hizo preocupar a tu madre. Mujer que, aunque su nuevo trabajo le siente más cómodo, sigue sin prestarte la mayor de las atenciones. Sería muy injusto también decir que no lo intenta, pues te dejó notitas y la cena hecha en el microondas. Haces un pequeño acto de caridad y le dejas un mensaje de voz con el cual justificas tu llegada tardía además de asegurar tu seguridad.

Te lanzas a la cama sintiéndote bastante cansado. Aquello que viste te estaba persiguiendo incluso a cuadras de tu casa, por lo que realmente ahora puedes entender que es mejor descansar, y entrar en esos bonitos sueños con tus amigos los cuales te recuerdan que: nunca es demasiado tarde.

Muchas gracias a todos mis queridos fans por apoyarme a pesar de mis constantes desapariciones. Quiero que sepan que sigo trabajando en el plot de mi próximo capítulo de "Kaminari: The Hail of Thunder". Por lo que en buena parte se ha retrasado para no hacer un completo desastre. Nos vemos este domingo, y espero que les guste este pequeño experimento que me ha dado por publicar luego de terminar este maravilloso juego.
29 de Abril de 2021 às 20:19 0 Denunciar Insira Seguir história
1
Continua… Novo capítulo A cada 15 dias.

Conheça o autor

Juan Candelas Un joven Venezolano en busca de alcanzar el éxito editorial.

Comente algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~