rubi-garcia1618354767 Rubi Garcia

Lee Choo Hee es una chica desafortunada que tuvo un matrimonio de dos años con rechazos y sin amor, pero aun con todo el rechazo de su esposo logro embarazarse, pero desgraciadamente un evento inesperado les arranco la vida ambos. Inesperadamente cuando pensó que todo estaba perdido, la vida decidió darle una segunda oportunidad, Despertando en el cuerpo de una desconocida y no solo eso, no era la época en la que pertenecía además resultó ser la Emperatriz y un zorro de siete colas. Sin recuerdos de que alguna vez tuvo una vida miserable, consigue la mentalidad de una persona de 20 años, edad la cual se comprometió con su esposo. Su misión para lograr vivir era descubrir quién era el asesino quien intentaba matar a la emperatriz, con todo esto tenía que soportar el rechazo del emperador, la injusticia y sobrevivir cada día.


Fantasia Fantasia histórica Todo o público.

#ChooHee #emperador
0
120 VISUALIZAÇÕES
Em progresso
tempo de leitura
AA Compartilhar

Capitulo 1: Divorcio

**Miro el vestido blanco, el peinado, el maquillaje, todo era perfecto, tenía una enorme sonrisa en mi rostro, hoy se cumpliría mi sueño, hoy me casare con la persona que he amado durate cuatro años.

Camine en el altar llevada por mi padre entre la multitud que no podía dejar de mirarme, sentía como mi corazón se sacudía de tanta emoción. Mire al hombre apuesto parado frente a mí con una sonrisa radiante. Al verlo me sentí un poco extraña, él no sonreía ni mostraba emociones, mi sonrisa se debilito un poco ¿Podría ser que está nervioso? No lo pensé mucho ya que el de por si era muy callado y serio, así que simplemente lo deje pasar.

Nos miramos entre sí, sujetados de las manos.

— Jun Ha Joon, acepta a esta mujer como tu legitimo esposa, para amarla y cuidarla, estar con ella en las buenas y en las malas hasta que la muerte los separe?

Sentí un apretón en la mano de pronto, lo mire extrañada, el seguía serio y su mirada fijo en mi —Acepto.

El no tardo en contestar, eso me hizo sentir más segura.

—Lee Choo Hee, acepta a este hombre como tu legitimo esposo, para amarlo y cuidarlo, estar con él en las buenas y en las malas hasta que la muerte los separe?

—Acepto**

Yo sabía que el matrimonio era por conveniencia, pero aun así esperaba que él se enamorara de mí, nunca pensé que me pediría el divorcio, después de dos años de casados, cuando más me sentía confiada de estar a su lado el me pediría el divorcio. Todo lo que pensé en estos dos años era ser una pareja feliz, pensé que todo era mío, el matrimonio, e incluso el, pero nunca fue así, el ni siquiera se esforzó arreglar nuestro matrimonio.

Era demasiado doloroso, mis lágrimas no podía cesar y mi respiración no era estable, sentía como todo se derrumbaba destruyendo todo aquello que creí era mi felicidad. Fue un simple papel que me había hecho feliz y también fue un simple papel que me la quito volviendo nuevamente en el vacío y la depresión. Un maldito papel podía manejar mi vida a su antojo, simplemente no lo puedo aceptar, esto no es justo.

Conducía a toda velocidad hacia donde se encontraba mi esposo, mi mano derecha sostenía el volante y el acuerdo de divorcio, mientras que en la izquierda sujetaba el teléfono móvil, aun con lágrimas en los ojos seguí sin parar; quería verlo, quería que me lo dijera en la cara, quería saber la razón.

Llegue a lugar que me indicaba el teléfono, era un hotel de cinco estrellas, él se encontraba en un lujoso hotel de cinco estrellas, sentí un nudo en la garganta, sujete con fuerza el papel en mi mano, quería gritar, quería sacar toda mi ira, pero lo contuve. Respire hondo tratando de tranquilizarme y seque mis lágrimas un poco, baje del auto, me coloque unos lentes de sol y entre mirando todo el lugar.

—Puedo saber en qué habitación se encuentra Jun Ha Joon?

—Lo siento pero no puedo darle esa información señorita.

Tampoco insistí tanto, di la media vuelta para irme, pero una voz familiar se escuchó de repente no muy lejos de donde estoy. Me paralice por un momento, después mi cuerpo comenzó a temblar al igual que mi corazón, no quería voltear, no realmente no quería hacerlo, pero lo hice, me quite los lentes de sol y voltee lentamente esperando que no fuera la persona que pensaba que era, pero lastimosamente resulto ser esa persona, mis lágrimas salieron nuevamente.

Jamás lo había visto sonreír, ni por un segundo, ni siquiera en el día de nuestra boda, sin embargo él le sonreía alegremente a esta mujer que caminaba a su lado felizmente y peor aún sujetada de su brazo. Realmente sentía celos de ella, nosotros jamás hemos caminado de la mano, en realidad jamás hemos salido. Solo dormimos justos una vez cuándo él estaba ebrio, pero ese día el menciono el nombre de otra persona, así que era ella. Sus ojos brillaban cual estrellas, mientras que mis ojos estaban totalmente apagados.

De pronto entre en pánico, mi corazón comenzó a acelerarse a mas no poder, jamás pensé verlo en esta situación, toque mi pecho y apreté las manos con fuerza, no podía dejar de ver a esa pareja tan íntima, son como dos almas gemelas que encajan a la perfección, mi corazón sintió un vuelco y un dolor al mismo tiempo. Pueden decirme loca, pero realmente se ven bien juntos, es lo que más me lastima.

Sin darme cuenta ya estaba caminando a paso lento hacia ellos.

Levantó la vista y justo se encontró con mi mirada, seguí caminado, mi mirada seguía puesta en él. Tan pronto reacciono soltó la mano de la mujer. Con los ojos llenos de lágrimas e hinchados me pare unos centímetros frente a él.

Seguía mi mirada perdida en Jun Ha Joon, después de un rato mire a su amante, pero ya no podía ver más, era doloroso, aparte la vista de inmediato y trague saliva.

—¡¿Por qué me haces esto?! ¡¿Qué hice mal?! — Grite desesperada en la cara de Ha Joon, ya no sabía lo que estaba haciendo, solo reaccionaba por instinto. Al no recibir respuestas me acerque un poco más y le lance el papel arrugado que traía en la mano —¿El divorcio? Después de dos años de casados, pensé…pensé que me aceptarías, pensé que…que seriamos una pareja feliz al fin, realmente hice todo lo posible para que fuera así ¿En que falle?

Rompí en llanto nuevamente y golpee el pecho de Jun una y otra vez, apenas si podía respirar debido al llanto, sentía un sentimiento inexplicable, simplemente no sabía lo que tenía o lo que quería justo como una niña caprichuda, no sabía cómo controlarme, pareciera que crearía un mar de lágrimas en cualquier momento. Solo me preguntaba ¿Por qué me estaba pasando esto a mí?

—Quien te dijo

—¿Cariño quien es ella?

Baje la mirada, mire el suelo y entre llanto comencé a reír de rabia cubriendo mi rostro, ni siquiera lo negó y tampoco se excusó, Observe su mano izquierda “Por supuesto no traía el anillo” podía sentir como varias agujas se clavaban en mi corazón y lo abofetee sin ninguna aviso, yo tampoco lo vi venir, solo lo hice sin pensar, me sorprendí por un momento, después reaccione y mire a otra dirección.

Tampoco me arrepentía por el golpe que le di.

Si bien sospechaba de su infidelidad, jamás pensé en el divorcio, estoy tan enamorada de él que tampoco me atreví a reclamarle. Me sentía miserable y devastada en este momento, que simplemente ya no puedo soportarlo más, no importa que tanto lo ame ya me humillo y lastimo lo suficiente coma para ser golpeado por mi varias veces, pero no lo aria.

Ha Joon toco su dolorosa mejilla y masajeo con cuidado, todavía no despertaba de su asombro y no podía lograr procesar toda la información; después de un rato aclaro sus pensamientos y observo los hinchados ojos de su esposa, se acercó a ella —solo firma el divorcio, seamos honestos, tú lo sabias más que nadie que esta relación no funcionaria, por favor solo seamos amigos, tal y como solíamos ser antes.

Sentí como un balde de agua fría fue vaciada sobre mí, lo mire con desprecio ¿Amigos? ¿Todavía se atreve a pedirme se seamos solo amigos? ¿Me ve como un chiste acaso? “Ja” saque una risa en seco.

Amar duele y mucho, tuve tantos pensamientos sobre él, pero ninguno era de odio, lo intente e hice todo lo posible para no salir herida una y otra vez, creí que lo estaba haciendo bien. Comencé a respirar demasiado rápido y retrocedí lentamente, lo mire con atención, mis labios temblaban por lo que iba a decir, mi corazón sentía miedo, tenía tantos pensamientos aleatorios que me sentí desorientada por un momento.

“Te amo” ¿Por qué tu a mí no?

—Bien lo are, aceptare el divorcio, tal y como lo deseas… solo no te vuelvas a acercar a mí, sea cual sea el motivo ya no quiero verte, así que firmare el divorcio sin ningún problema.

Tome el papel tirado en el suelo con cuidado y me devolví al auto nuevamente, conducía sin rumbo alguno, solo tenía que desaparecer de su vida.

“Entonces al final termine accediendo, realmente me rendí después de dos largos años. Si supiera cuanto lo amo ¿Por qué simplemente no puede amarme? NO ¿Por qué me tuve que enamorar de él? ¿Por qué justo este día que descubrí que estoy embarazada, me tuvo que pedir el divorcio? Siempre estuve con él sin importar en qué situación se encontraba ¿Por qué nunca pudo verlo?”

De pronto sentí un terrible dolor en el vientre.

El teléfono sonaba una y otra vez. Después de tanto dolor de cabeza y divagar una y otra vez en sus pensamientos, tomo asiento y reviso nuevamente la hoja que había encontrado en su escritorio, estaba tan frustrado que no sabía qué hacer, había marcado su esposa, pero su teléfono estaba apagado.

De vez en cuando salía de su despacho para revisar toda la casa esperando si Choo Hee había regresado, pero no había rastros de ella, tampoco había rastros de que se había ido de la casa ya que todas sus pertenecía se encontraban aun en la habitación.

Después de hartarse del sonido del teléfono al fin decidió contestar.

—Si soy yo

Tan pronto escucho la noticia tomo las llaves del auto y salió de inmediato.

Entro al hospital con notoria desesperado y frustración, miro por todas partes, parecía buscar a alguien, podía escuchar su corazón palpitar demasiado rápido y su respiración junto con ella. Camino por todo el lugar y al fin logro dar con las personas que buscaba con tanta desesperación

Cuando vio a la persona, con la camisa desordenada, cabello revuelto, la mirada perdida y los ojos llorosos, él señor Lee pudo sentir como su sangre se calentaba y subía hasta llegar a su cabeza; ¿cómo podía este hombre venir después de todo lo que había causado?, realmente era una persona hipócrita y descarada que no mostraba ni un poco de vergüenza, ni respeto hacia su hija, simplemente no era un humano ante sus ojos. Era obvio que lo culpaba, después de ver aquel papel entre las manos de su querida hija ¿Cómo no culparlo? Confió en él, le entrego su única hija, la persona que más quería, pero resulto que este es todo lo contrario de lo que pensaba.

Miraba con odia a Ha Joon como si quisiera comérselo vivo, sin pensarlo camino a toda prisa hacia él, le lanzo el papel que traía en la mano derecha con ira, le propino un fuerte golpe en el rostro logrado tirarlo al suelo, no conforme con eso nuevamente se lanzó hacia él, golpeándolo repetidas veces —Confié en ti, pensé que eras la persona indicada para Choo Hee, ya que eran muy cercanos. Si crees que lo hice por conveniencia está muy equivocado. Ella te amaba demasiado entonces ¡¿Cómo pudiste?! Porque— Grito de repente con una voz rasgada llenas de un sentimiento de dolor, sentado sobre el pelinegro, tomo al menor del cuello de la camisa y lo sacudió bruscamente —¿Por qué lastimaste a mi pequeña? ¿Por qué ella? No puedo lograr entenderlo — sus ojos mostraban total locura, no le importada nada más que aferrarse al cuerpo del hombre que daño irremediablemente a su hija y no lo soltaría por ninguna circunstancia.

Ha Joon Lo miro, el dolor que mostraban sus ojos era igual que el mismos que mostraba Choo Hee.

—Señor Lee por favor contrólese, se encuentra en un hospital— Hablo uno de los enfermeros.

Ha Joon tampoco hizo nada, sintió que no tenía derecho de defenderse y acepto toda la culpa sin objeción.

**Llego a la casa con un poco de preocupación, realmente había cometido algo terrible y era consciente de eso, pero ¿cómo podía solucionarlo? Cuando se dio cuenta que Choo Hee no se encontraba en la casa se tranquilizó un poco y se fue a su despacho para pensar en lo que había pasado y en cómo solucionar este problema.

Tomo asiento con un enorme suspiro de cansancio, miro todo su al redor y cubrió su rostro soltando un grito de desesperación, coloco su cabeza en el escritorio y sintió algo raro en su frente, levanto nuevamente la cabeza y miro el escritorio; en él había un papel, lo tomo por curiosidad ya que no recordaba haber dejado papeles sobre el escritorio, pues lo del acuerdo de divorcio solo fue un descuido suyo.

Al revisarlo con cautela, se sorprendió tanto que la hoja cayo de sus manos, se detuvo un momento y alzo la hoja nuevamente. Era nada más y nada menos que una prueba de embarazo, al principio pensó que había visto mal, pero no era así, ella tenía dos semanas de embarazo.

—Jefe Jun Ha Joon?

—Si soy yo

—se…señor su esposa tuvo un accidente automovilístico**

Una lágrima callo en su rostro regresándolo en sí.

—Ella está muerta ¡Quiero a mi hija de vuelta! ¡La quiero de vuelta!— Esta vez el señor Lee estaba llorando sin parar, callo rendido a lado de Ha Joon y se desmayó.

Sintió como todo se detuvo, su piel se erizo y su corazón sintió miedo ¿Muerta?

13 de Abril de 2021 às 23:18 0 Denunciar Insira Seguir história
0
Leia o próximo capítulo Capitulo 2

Comente algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 1 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!