sofiaweiss1 Sofia Weiss

Una noche la joven Sylvia se encontraba en su oscura y fría habitación ahogando sus penas con pastillas y alcohol cuando repentinamente, en medio de la oscuridad, un destello apareció, ella no entendió de donde provenía, quizá era un simple efecto por la droga que se hallaba en su sangre, pero se sentía tan real que no podía ser una alucinación, así que con la curiosidad dominando sus sentidos se acerco hacia ella, al llegar allí se encontró con un extraño lugar llamado Tabletki. Allí, Sylvia vivirá una aventura acompañada del joven Dominik, quien le mostrará que no esta sola, una aventura inolvidable tanto para ella como para quien está leyendo esto.


Ficção adolescente Impróprio para crianças menores de 13 anos.

#romance #depresion #dolor #revelacion #adicciones #encierro #alucinacion #cortadas #espejismos
0
125 VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

Vacío

La muerte no es la mayor perdida en la vida. La mayor perdida es lo que muere dentro de nosotros mientras vivimos -Norman Cousin

Como olvidar esa sensación de vacío, esa sensación de que el mundo va a seguir pese a tu ausencia, tienes todo, pero a la vez tienes nada, sientes que tu existencia es inofensiva y que es solo cuestión de tiempo para que la gente te olvide, no vives solo existes ¿Cómo olvidar la sensación de estar muerto en vida? En esta historia veremos como una joven de apenas 16 años siente ese vacío y como lentamente este la destruye.

Sylvia Thompson era una persona maravillosa que por culpa de la maldad del ser humano termino en ese estado, un estado que nadie desea ni para su peor enemigo, un estado que a continuación voy a empezar a narrar. Ella estaba en su oscura habitación encerrada, como ya era costumbre desde hacia un par de meses, al ser tan reservada nadie sabia que pensamientos destructivos andaban por su mente, a veces ni ella misma lo sabía, solo era consciente de que le dolían. Ni el vodka mas puro tapaba los recuerdos, ni la música mas fuerte callaba su alma, que a los gritos pedía que la sacaran de ese agujero. A pesar de las horas que pasaba escuchando las palabras de aliento de las canciones de Black veil brides, su banda favorita, no podía olvidar su dolor.

Cada noche durante la madrugada ella podía oír su silencio, el cual se reflejaba en las gotas de llanto que caían de sus ojos verdes, el nudo en la garganta y las ganas de gritar eran insoportables, de vez en cuando algún gemido de dolor salía de su interior y alertaba a su madre, quien se acercaba a su puerta preguntando si necesitaba ayuda, aunque Sylvia quería pedirla no sabia como hacer para que la escuchen, por lo que decidía callar y fingir bienestar, pero cuando su madre se alejaba nuevamente, el llanto volvía a caer como un grifo roto que no podía ser reparado.

Ella vivía en soledad deseando no despertar otra vez, comía poco, sufría insomnio, no iba al colegio y únicamente salía en la noche, robaba dinero de su madre y compraba bebidas y pastillas para escapar de la realidad. Era increíble como siendo tan joven estaba tan dañada, era increíble como en cuestión de minutos esa niña esperanzada que solía ser, se transformo en un ser oscuro y destructivo. Su madre ya no sabia que mas hacer para que ella fuera feliz, intento acercarse, buscar ayuda de profesionales, pero ella seguía allí, en el abismo. Ni la policía podía sacarla de ese cuarto gris rodeado de botellas de vodka y píldoras de dudosa procedencia. Cuando intentaban sacarla de allí, solo golpeaba la puerta gritando “¡Déjenme sola! ¡No necesito a nadie!” una y otra vez.

Ella ya no era la misma, el dolor era tan profundo que provoco que esta joven recurriera a métodos poco convencionales para sentirse mas viva y debilitar el peso de su alma, la auto lesión y los repetidos intentos de suicidio. Ella había cambiado, la depresión la había dominado.

28 de Março de 2021 às 04:09 0 Denunciar Insira Seguir história
0
Leia o próximo capítulo Tabletki

Comente algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 13 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!

Histórias relacionadas