duhl Duhlie

Él odiaba el invierno hasta que Jungkook llegó a su vida. Sin duda, la magia era lo mejor que le pudo haber pasado. ©Historia completamente mía, no se permiten copias ni adaptaciones sin mi autorización. ★TaeKook ∆Historia con contenido muy agradable y tierno, si eres poco sensible y te sientes un malote te recomiendo no leerla ya que te quitará lo rudo. ∆Historia de 1 capítulo. ∆¡Gracias por leer!


Fanfiction Bandas/Cantores Todo o público. © Todos los derechos reservados.

#jungkook #v #taehyung #army #fantasia #magia #feliz #nieve #yaoi #gay #vkook #amor #bts #taekook
15
226 VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

Snowman

Notita: Jungkook se va a ver cómo todos lo conocemos, la persona que se nombra como "Suny" es un personaje ficticio parecido a Jungkook. A pesar de que va a ser creado a base de este personaje como van a ver a continuación, se va a ver cómo siempre.


Suspiró con tristeza, sonando como un sollozo. A pesar de no quererlo, lágrimas se habían acumulado nuevamente en sus ojos. Miró la foto entre sus manos una vez más, extrañando a la persona que aparecía en ella, como siempre lo hacía.


Lo extrañaba, lo extrañaba de una forma incluso dolorosa.


Dejó la foto que estaba en un porta retratos en su lugar, frente a la pulsera que pertenecía al fallecido joven.


El de cabello rubio salió de su habitación, dirigiendose a la sala. Tratando de refrescar su mente y dejar de lado los recuerdos tristes, prendió la televisión. Se sentó en el sofá, mirando dibujos animados con gran interés.


El programa con caricaturas fue cortado abruptamente, poniéndose en su lugar un curioso comercial.


— ¿Cansado de pasar el invierno solo? ¿Extraña a alguien? — Habló un hombre que aparecía en la televisión, captando la atención de Taehyung, el cual no entendía porque habían cortado la serie así como así. — ¡No se preocupe! Nuestros servicios de magia son lo que necesita. Tan solo tiene que pedir al 555-X0X a su ¡Hombre de nieve! Dele la forma que quiera, métalo al refrigerador y en pocos minutos tendrá a su acompañante tan humano como a usted. ¡Si, escuchó bien! ¡Cómo a usted! Llame ya, no pierda esta oferta. — Finalizó el hombre, terminando el comercial y volviendo la caricatura de la nada.


El rubio se quedó confundido, ¿Acaso acababa de soñar aquello? No tenía sentido ¿Magia?


Sin perder mucho su tiempo, con nervios se acercó a su teléfono, el cual estaba congelado por la temperatura en la que estaba. Ese invierno si que estaba haciendo frío. Marcó el número del extraño comercial, siendo contestado al instante.


— ¡Hola! Usted ha contactado con servicios de acompañantes helados. ¿Desea pedir un hombre de nieve para que lo acompañe en este frío invierno? — Preguntó una voz femenina, esta sonando amable y sobre todo, muy entusiasmada.


Taehyung, estático sin saber que decir, tartamudeó; — Ah, si, si. Uh... Yo quería, quería saber cómo era esto. No entendí muy bien y...


— ¡Por supuesto! No se preocupe. Tan solo tiene que decirnos su dirección y en un parpadeo estaremos allí con su hombre de nieve.


— Ah... Ajá, si, sobre eso... — Habló el rubio, aún más confundido. Le daba vergüenza hacer tantas preguntas pero no estaba entendiendo. — ¿Cómo es eso de que se mete al refrigerador?


— Ya entiendo, ¿Usted quiere saber cómo puede hacer a su acompañante? ¡Es muy fácil! Puede hacerlo usted mismo o si quiere que se parezca a alguien, simplemente piensa en esa persona y nosotros lo haremos por usted. Tiene que sacar de la caja la masa mágica, ahí están las instrucciones, en el cartón. Y con esa masa hará a su acompañante. Recuerde, la magia no es algo con lo que jugar, mantenga a temperatura media y si es posible fría a su hombre de nieve, si su cuerpo sobrepasa la temperatura de 15 grados este comenzará a derretirse y no tendrá salvación. ¡Tenga mucho cuidado y lea muy bien las instrucciones! ¿Va a pedir uno?


Taehyung, el cual tenía su boca abierta por la sorpresa, tragó saliva sin saber que hacer.


— Yo... Quiero uno.


— ¡Perfecto! Diga su nombre y su país. — Pidió la voz femenina.


El rubio se preguntó, ¿Esto era real? ¿La magia existía y él tendría la oportunidad de descubrirlo? ¿No sería una estafa peligrosa?


Dudando, aceptó decirlo. — Kim Taehyung. Vivo en Corea... Seúl.


— ¡Perfecto! Nos vemos, señor Taehyung. — Se despidió la empleada, cortando la llamada.


No pasaron ni cinco segundos cuando el timbre de la casa del rubio fue tocado. Este fue a ver por la ventana, viendo una camioneta azul y celeste con decoración de nieve. Un hombre con ropa de cartero estaba frente a su puerta, con una pequeña caja en su mano.


El joven abrió la puerta, viendo de cerca al hombre con su pedido.


— ¿Kim Taehyung? — Preguntó el repartidor.


— Si, soy yo. ¿Que es esto? — Preguntó, abriendo sus ojos de sobremanera segundos después, sorprendido al leer lo que decía la camioneta; "Acompañantes helados, la magia que necesitas"


— Su hombre de nieve. Lee bien las instrucciones, toda la caja. — Dijo, haciendo énfasis en la palabra "toda"


— ¿Que? ¿Cómo es que...?


Pero antes de poder responder todas las preguntas que tenía, el hombre se subió a su camioneta y se fue, esta largando brillos y alguna que otra serpentina de colores en vez de humo.


Tratando de procesar todo lo que había estado pasando, se sentó en el sofá de su sala otra vez. Miró la pequeña caja entre sus manos, esta era marrón y totalmente lisa. Con un poco de miedo, fue por un cuchillo para abrir la misteriosa caja.


Respiró profundo y soltó el aire, tranquilizandose. Tomó coraje y abrió la caga, viendo dentro de esta otra caja más pequeña. Esta estaba decorada con tonos celestes claro y blancos. Tenía las instrucciones y el producto.


Tratando de guardar la calma, comenzó a leer las instrucciones.


"Advertencias: El hombre de nieve no puede superar la temperatura en su cuerpo de 15 grados, si esto sucede se derretirá y no tendrá solución. Puede aguantar hasta temperaturas de 30 grados, pero su cuerpo tiene que mantenerse en lo antes explicado. Cuide que no tome absolutamente nada caliente, solo se alimenta de hielo completamente congelado.


Modo de uso: Retire la masa mágica de su envase. Moldee la cara, cuerpo y cabello de su hombre de nieve a su gusto en un tamaño de 10 centímetros (si se le dificulta este procedimiento, tiene que hacer una forma medianamente parecida a la de como se imagina a su muñeco de nieve y abrazarlo imaginando como quiere que sea, así la magia lo moldeará por usted) luego de esto métalo en el congelador del refrigerador para que se congele, estará aproximadamente de 1 a 2 horas dentro (puede durar menos o más en ciertos casos peculiares, puede ir fijándose si quiere para saber cuando va a estar listo) cuando pase el tiempo indicado solamente retirelo del refrigerador (recuerde vaciar todo de este, ya que su acompañante duplicará su tamaño llegando a medir entre 1.50 y 1.70 metros.) Puede ponerle y enseñarle el nombre que quiera, pero su acomapmante vendrá con un nombre desde fábrica el cual aparece en el frente de la caja.


Taehyung, cada vez más anonadado, miró el frente de la bonita caja decorada con dibujos de nieve. En bonitas letras azules estaba escrito; "El nombre de su hombre de nieve es: Jungkook" Sorprendido, quitó la masa del interior de la caja y comenzó a hacer una forma cerca de los diez centímetros. No se parecía mucho a un humano pero hizo su máximo esfuerzo, quizás si no estuviera tan sorprendido por todo lo que le había pasado lo hubiera hecho mejor.


Sintiéndose ridículo abrazó la masa, imaginando el rostro de su amado. Con el paso de los años sus recuerdos eran un poco borrosos respecto al rostro de este, a pesar de tener fotografías.


Luego de unos segundos fue al refrigerador. Quitó toda la comida y los cajones dentro del helado lugar y metió la masa congelada. No sabía si era porque estaba nevando o porque tenía un muy buen refrigerador, pero tan solo por abrirlo sentía que se había congelado.


El tiempo pasó, tiempo en el cual Taehyung no se había atrevido a abrir el refrigerador. Cuando una hora y media luego de toda esa serie de sucesos "locos" había pasado, fue a su cocina. Miró con duda el refrigerador, saltando del susto cuando este se batió. Asustado tocó su pecho, sintiendo sus latidos.


Con temor lentamente abrió la puerta del helado lugar, viendo entre todo el "humo" que había salido por el frío, una persona.


Abrió sus ojos con sorpresa cuando vió a un delgado chico frente a él, el cual lo miraba con curiosidad desde dentro del refrigerador. A pesar del susto sacó al joven de allí imaginando que se estaría congelando al estar desnudo y en ese frío lugar.


Estaba asustado y avergonzado por la desnudez contraria, pero cuando lo vió fue como si volviera el tiempo atrás. El joven era casi idéntico a él. Su cabello era castaño como el de él, solo que el del mágico ser tenía alguno que otro mechón blanco. Sus ojitos eran color chocolate, preciosos y llenos de brillo. Sus labios suaves y tiernos. Su piel era extremadamente blanca, como la nieve. Si bien la de él no era tan blanca, no importaba, eran muy parecidos.


Con tantas emociones juntas y sintiendo como sus ojos se llenaban de lágrimas, abrazó al delgado ser frente a él, el cual con cariño correspondió el abrazo. — Suny... — Susurró el rubio con felicidad, prácticamente viendo a su amado otra vez.


El castaño torció levemente su cabeza hacia un costado, como si de un perrito se tratase. Con un sonrojo en sus blanca y suaves mejillas miró con curiosidad a su creador, apenas estaba desbloqueando sensaciones nuevas y aprendiendo como era vivir.


— ¿Sabes hablar? — Preguntó Taehyung, con sus manos acariciando las suaves y congeladas mejillas del mágico ser.


El castaño asintió con su cabeza, regalándole al otro una pequeña sonrisa avergonzada. ¿Que era esa sensación? No lograba comprenderlo, solamente sabía hablar, pero no entendía nada de la vida.


— Soy Taehyung, Ta-e-hyung. ¿Lo puedes decir? — Preguntó.


El blanco chico asintió, llevando sus manos a sus mejillas, poniéndolas encima de las manos contrarias. Le gustaba esa sensación, su creador tenía las manos un poco tibias, era extraño para él. — Taehyung. — Susurró Jungkook, restregando sus mejillas contra las manos del rubio, como si de un gatito cariñoso se tratase.


El mayor asintió con emoción, abrazando otra vez al castaño.





[ ° ° ° ]





— Que frío. — Dijo el chico rubio, restregando sus manos cubiertas por guantes de lana entre sí.


Siempre había odiado el invierno, sobre todo desde que su pareja había fallecido, pero ahora era su cosa favorita en el mundo.


Las risitas del castaño con toques blancos resonaron en los oídos de Taehyung. Si, absolutamente amaba el invierno.


— Ven, cariño. — Llamó, viendo como Jungkook iba hacia él.


El joven de 1.61 de altura abrazó al contrario, ya era el segundo invierno que pasaban juntos.


El rubio abrió su boca con sorpresa y chilló, Jungkook había metido sus manos por debajo de su ropa, poniéndolas en su espalda. — Estás calentito. — Dijo Jungkook con ternura, cerrando sus ojos. El castaño estaba prácticamente hecho por nieve, siempre estaba frío.


Taehyung cerró sus ojos con fuerza y suspiró, aún abrazando al menor que lo había enfríado aún sin quererlo. No iba a regañarlo, el pobre no tenía la culpa. Eran muy cariñosos entre ellos, aunque el mágico ser siempre lo congelara.


Porque no era su ex pareja, pero aún así lograba derretir su corazón por el amor, aunque cada vez que lo tocara lo congelara.


El menor miró para arriba, viendo la cara del contrario. Le sonrió sin mostrar sus dientes, viéndose totalmente tierno. Cada vez que veía a su creador sentía una extraña sensación en su helado estómago y su corazón.


El rubio lo miró también, ambos estaban demasiado cerca. Lentamente se acercó al blanco chico, uniendo sus labios. Sintió como si tocara un hielo, pero aún así no fue un gran cambio al ya estar en invierno y entre la nieve del patio. Los suaves labios del blanco chico se sintieron encantados al igual que el dueño de ellos. ¿Era normal entre los humanos darse besos en los labios? En ese tiempo junto a Taehyung había aprendido muchas cosas, entre ellas los besos en las mejillas y los abrazos, pero nunca en los labios.


El mayor acarició las mejillas contrarias, las cuales estaban sonrojadas. Ambos tenían sus ojos cerrados, apreciando ese momento especial.


Taehyung amó a su anterior pareja, pero Jungkook le enseñó a amar a alguien nuevo. Le enseñó a amarlo.


Un bonito corazón de nieve que pudo calentar al de un humano.


Fin.


— Duhl la sorcière. —

15 de Março de 2021 às 14:38 2 Denunciar Insira Seguir história
6
Fim

Conheça o autor

Duhlie — Duhl la sorcière. — También me puedes encontrar en Wattpad como "Duhl" o "Duhlie" Cada día me perfecciono más para poder escribir historias mágicas, las cuales a los lectores les dejen sentimientos caóticos. Aún sigo mejorando, pero te invito a que a pesar de no ser perfectas, leas mis obras. Ustedes son personas muy valiosas para mí, ¡No lo olviden!

Comente algo

Publique!
begox kimmy begox kimmy
besitos :3
March 25, 2021, 07:09
begox kimmy begox kimmy
Taehyung ama a Jungkook por ser él o por parecerse a su anterior pareja?
March 25, 2021, 07:08
~