kimx2jisoo Kim Amy

Yoongi es un ex-agente de la CIA, ahora vive tranquilo con su pareja Seokjin, este no sabe del pasado de Yoongi. Tras una seríe de eventos se entera de la verdad y Yoongi tendrá que salvar al mundo. Solo que...¿Yoongi le oculta otro secreto? ¿Podrán superarlo ellos dos? Basada en la película: Red PAREJA PRINCIPAL Yoongi x Seokjin Yoongi: TOP Seokjin: BOTTOM Mención leve del Yoonseok Mención sobre los donceles [Si no estás leyendo esta historia en wattpad o Inkspierd posiblemente puedas tener un virus] [TODOS LOS ERRORES ORTOGRÁFICOS SERÁN CORREGIDOS AL TERMINAR LA HISTORIA]


Fanfiction Bandas/Cantores Todo o público.

#donceles #Yoonjin #sujin #sin #kimseokjin #Jin #Seokjin #MinYoongi #Yoongi #Suga #hoseok #Jungkook #taehyung #Jimin #Lay #
5
1.4mil VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo Toda semana
tempo de leitura
AA Compartilhar

1

Yoongi camino por la sección de congelados en el supermercado, seguía leyendo la lista que Jin le había mandado por mensaje cuando siente que lo siguen.


-¿Qué mierda estas haciendo aquí? -pregunto sin levantar la vista de su teléfono.


-Me ignoras y eso me duele, Yoongi-ssi -habló el pelinegro con sonrisa de conejo.


-No me digas así, mocoso irrespetuoso -regaño Yoongi ahora si viéndolo a la cara.


-Pero Seokjin lo hace, no puedes culparme por eso. Yo solo repito lo que oigo -se defendió Jungkook.


-¿Hablaste con él? -frunció el ceño. No le gustaba como iba la conversación.


-Por supuesto que no. Pero tal vez intervine su teléfono para contactarte a ti -hablo como si fuera lo más normal- Por cierto hyung, pero que bestia fuiste con él la otra noche. Estoy seguro de que no pudo caminar.


-¿Nos escuchaste? -le pregunto indignado Yoongi para luego lanzarle una bolsa de verdura congelada.


-¡Auh! Eso duele, hyung -se quejó el menor.-Puede que si, ¡pero ese no es el punto!.


-Soy muy feliz -siguió su camino empujando el carrito.


-Estas desesperado -lo siguió Jungkook.


-Esta funcionando.


-Estas jugando a la casita -se puso enfrente del carrito.-Los dos sabemos que no es lo tuyo. Además, ¿blanco? ¿por qué mierda te pintaste el cabello de blanco? Esta bien que actúas como un anciano, pero no era necesario teñirte el pelo de eso color.


-Escucha. Me retire y soy muy feliz, los dos somos muy felices. Estoy bien y mi cabello se ve genial, me encanta este color, no tiene nada de malo.


-Hyung, hyung -llamo Jungkook.-Hace meses no haz matado a nadie. Y si querías pareces un fantasma lo has logrado.


-¡Si! Y eso no tiene nada de malo -lo aparto del camino.-Estamos mucho mejor así, estoy más tiempo en casa con Jin y eso me hace feliz, ¿no puedes aceptarlo?


-Querrás decir "entre sus piernas" -le dio un guiño.


-Basta. Te estas comportando como un imbécil, Jungkook. Ten más respeto por Jin.


-Esta bien... si me pase, pero vamos Yoongi. Esto es algo grande.


-Me vas a volver loco, Jungkook -dijo Yoongi con algo de cansancio.


-Mira si te hace sentir mejor, trae a Seokjin.


-¡Estas idiota o qué! Seokjin no sabe nada de esto, ni deberá saberlo.


-Hyung. Recuerde que lo importante en toda relación es la honestidad, necesitas decirle la verdad.


-Tu que vas a saber de relaciones, mocoso. Seokjin esta muy bien así, fuera de todo peligro para él. Fue un gusto verte -se alejo de Jungkook y luego murmuró- Hasta nunca.


Pagó sus comprar y salió a el estacionamiento en busca de su auto. Cuando estaba dispuesto a cruzar un auto se detuvo frente a él, Jungkook bajo el vidrio de su vehículo.


-Ultima oportunidad, Yoongi -hablo enserio como casi nunca lo hacia.


-Adiós Jungkook y deja asechar la privacidad de Jin, por favor -advirtió el peliblanco.


Yoongi subió todas las compras al auto, cerró la cajuela y se monto en el asiento del conductor. Encendió el auto y comenzó a sonar "In Your Eyes" de The Weeknd. Yoongi se encontraba conduciendo hacia el departamento que compartía con su novio, Seokjin después de tener un día pesado de trabajo como profesor de música en una escuela local. Para el mundo la vida que llevaba Yoongi podía ser aburrida y monótona, pero para el estaba perfecta, tenía un trabajo que le gustaba, una vida estable y un novio que amaba con locura. Subió el ascensor hasta su piso, y abrió la puerta dando paso a un lugar no tan grande pero si acogedor.


-¡Estoy en casa! -grito mientras dejaba su gabardina en el perchero.


-Hola -se escuchó por detrás de él. Un hombre hermoso castaño era alto, de hombros anchos y complexión delgada que tan solo vestía una camisa más grande que su talla y sus bóxer. Se acercó a el para besarlo, beso que con gusto correspondió, tomándolo de las caderas para acercarlo más a él.-¿Cómo estuvo tu día, cariño?


-Excelente -le sonrió Yoongi. Volvió a besarlo- Pero mucho mejor contigo, Jinie.


Seokjin se sonrojó.-Pero que cosas dices. Vamos la cena esta lista.


Camino junto con el castaño hasta la cocina, donde se sentaron para poder degustar la comida de Seokjin. No le importaba que dijeran los demás, el estaba contento con su vida actual. Amaba a Seokjin tanto que no estaba dispuesto a ponerlo en peligro.


-¿Por qué me miras de esa manera? -cuestiona divertido Seokjin.


-Porque eres hermoso -lo miró sincero.


-Min Yoongi...¿estas tratando de seducirme? -se levanto para caminar hasta él.


-Tal vez -sonrió divertido.-¿Esta funcionando?


Seokjin dejo escuchar su risa característica que a pesar de que a varias personas no les gustaba, a Yoongi le encantaba, camino hasta su novio y lo tomo por las caderas.


-Tal vez... -mordió su labio divertido. Yoongi lo cargo haciendo que Jin enredara sus piernas en las caderas del teñido peliblanco. Se besaron con lujuria, Yoongi casi corre hasta su habitación donde lo tiro a la cama para posicionarse encima de él.


-Hoy no te salvas -sonrió arrogante Yoongi.



28 de Janeiro de 2021 às 23:53 0 Denunciar Insira Seguir história
0
Leia o próximo capítulo 2

Comente algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 12 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!