Conto
0
2.6mil VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

. . .

Soledad y cansancio.

La misma soledad que llevas cargando, aquella que niegas incesantemente; así como te repites a ti misma: “si no lo pienso no es real, si no lo pienso no es real” juras que esa soledad no es tuya.

Y una vez más te convences de que no estás tan sola; hay gente a tu lado, pero no es necesario hablar de eso. Retumba y da vueltas por tu cabeza cada noche, pero eso no tiene tanta importancia.

¿O sí?…

. . .


Y así recuerdas a esa soledad, aquella soledad; la que no se irá con 10 minutos más bajo el agua tibia del baño y la que otro cigarro no te va a quitar, ni tres, ni cuatro, ni cinco. Esa taza de té con miel tampoco va a curarte de este mal.

Porque al final del día, lo único que sientes cerca de ti es aquella soledad.

13 de Agosto de 2020 às 04:12 0 Denunciar Insira Seguir história
0
Fim

Conheça o autor

Dátil Me gusta escribir con sentimentalismos, no lo hago muy bien, sólo lo disfruto. Me gustan las flores y el té con miel y fumo demasiado 🍓🍓🍓🍓🍓

Comente algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~