mrsakka Mr Sakka

¡Sumérgete en la acción explosiva del último hito de la tecnología! Eres el "Player", una escuálida masa de músculos armada solo con mal genio y un don desconcertante. Te encuentras atrapado en Nila, un mundo del mañana donde el tiempo y las fronteras fluctúan como las tormentas, y sus Amos y Señores te amenazan con doblegarte bajo su yugo. ¿Podrás sobrevivir a bits inconmensurables de peligros inagotables? Encuentra tu camino en la palma de tu mano. Mantente con vida derrotando a hordas de hostiles fabricaciones virtuales. Quieras o no, no saldrás de esta solo. Esto es un multijugador. En el carnaval eterno de esas máscaras que llaman avatares, discernirás a tus amigos de tus enemigos. Los dioses de Nila te esperan.


Ficção científica Impróprio para crianças menores de 13 anos.

#guerra #dioses #amistad #alien #futuro #acción #videojuego #online #jugador #multijugador #simulación
10
5.7mil VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo A cada 30 dias
tempo de leitura
AA Compartilhar

Prólogo

Un pueblo de modestas y maltratadas edificaciones era el escenario de una intensa batalla. Disparos hacían eco recorriendo todas sus calles. Varias personas huían atemorizadas de la violencia que avanzaba.

—¡Atención! Estamos bajo ataque por olros fuertemente armados.

Alertaba una voz proveniente de un intercomunicador colocado en un poste.

—Por su seguridad abandonen las calles y retírense al refugio más cercano hasta que las fuerzas del orden controlen la…

La explosión de un cóctel molotov cortó abruptamente la transmisión, envolviéndolo en llamas que lo inutilizaron. Contemplando con sadismo los cadáveres y la destrucción material que estaban dejando a su paso, un grupo de cinco criaturas con rústicas e improvisadas armaduras de acero caminaban exhibiendo sus potentes armas de fuego, criaturas identificadas por sus víctimas como “olros”. Su apariencia y sus rasgos eran bastante finos y humanoides, a excepción de su piel verdosa, sus orejas puntiagudas, y el azulado cabello punteado y grueso como cuernos que sobresalía en sus cabezas.

TATATATA

Un escuadrón de tres guardias de seguridad intentó emboscarlos con sus subfusiles, disparándoles desde unas barricadas que bloqueaban la entrada a una calle. Sin embargo, los asaltantes apenas recibían daño de aquellos disparos. Respondieron con los proyectiles de sus propios rifles y escopetas de alto calibre, los cuales fulminaron instantáneamente a los oficiales.

—¡¿Estos peleles son todo lo que tienen estos invasores?!

Gritó a manera de mofa el líder los asaltantes, el más alto y fuerte de los cinco.

En las afueras del pueblo, alguien observaba las llamas de ese caos desde una pequeña colina. Los estruendos de los disparos llegaban continuamente a sus oídos.

—Supongo que tengo que hacer algo…

Se dijo a sí mismo con sumo desgano, procediendo a moverse hacia su dirección.

Mientras tanto, los olros seguían imparables. Ingresaron en la plaza llena de tiendas y kioscos de un mercado abandonado al aire libre.

—¿Ya no hay más de esos cobardes?

—¿Se rindieron?

Se preguntaron algunos de esos asaltantes al verse rodeados del silencio y la aparente soledad de aquella parte del pueblo. Separándose algunos metros entre sí, se dispusieron a explorarlo.

—No se molesten en rendirse, ¡no dejaremos a nadie con vida! —amenazó su líder con una voz burlona y desquiciada—. ¡Bailaremos con sus cadá…!

Una bala repentina, que por poco evadió, lo interrumpió. A continuación, otros disparos fríamente calculados y consecutivos volaron las cabezas de sus compañeros.

—¡Carajo!

El olro sobreviviente rápidamente buscó protección tras las paredes de un kiosco. Sus sensibles oídos le indicaron que quien fuera el que les había hecho ese ataque sorpresa estaba cerca, muy cerca. Podía sentir sus pasos.

«¡Te tengo!».

Asomándose por una esquina del quiosco, lanzó un par de certeros disparos que abatieron al blanco que acababa de rastrear.

—Ahí estás, humano.

El olro salió de su escondite caminando con pasos tranquilos hacia su presa desafortunada: un joven vestido con una ligera y futurista armadura de combate. Permanecía inmovilizado en el suelo por sus graves y sangrantes heridas. Sin poder hacer nada, vio por la pantalla de su casco de protección cómo aquel demente criminal se dirigía hacia él con la intención de intensificar su sufrimiento.

Pero…

«¡¿Eh?!».

Alguien entró inesperadamente por un lado hasta interponerse entre los dos. Aquel sujeto, un hombre joven, despertó totalmente el asombro y desconcierto de ambos; no sólo por su sorpresiva aparición, sino por su aspecto totalmente fuera de lugar con la ambientación y situación. Vestía una camiseta negra y unos anchos pantalones cortos de playa. Su calzado consistía en apenas unas simples chanclas verdes que dejaban expuestos sus pies. Un par de auriculares blancos se conectaban a cada uno de sus oídos, con cables que conducían a un pequeño smartphone que colgaba de su cuello como un collar.

El desconocido se giró hacia el soldado herido, observándolo con sus cejas levantadas y la boca levemente abierta; sus únicas señales de emoción en un rostro que en sus demás rasgos denotaba una desconcertante inexpresividad.

—¡Tú!

El olro le gritó, intentando atraer su atención.

—¡¿Quién eres?!

El hombre se volteó a mirarlo, quitándose sus auriculares.

—Disculpa, ¿me dijiste algo?

Le dijo, sin ningún temor.

—¡Si, maldito imbécil! —insistió el olro. Lo apuntó con su arma, cada vez más irritado por su actitud—. ¡¿Por qué no has huido a esconderte como el resto de los gusanos de este asentamiento?! ¡¿Quién carajo eres tú?!

El hombre esbozó una sonrisa fría y despreocupada.

—Un jugador del montón atrapado en una mierda de videojuego…

Fue su corta y concisa respuesta al ser hostil.

—Tengo un apartamento que limpiar, y mucho trabajo que adelantar. Ya llevo más de una hora aquí y no tengo la más remota idea de cómo salir. No estoy de humor para esconderme de una fabricación virtual…

Agregó. Se tocó su barbilla con su mano derecha, mirando al suelo pensativamente.

«Espera… ¿Y si la solución que tanto busco es salvar a esta gente? Quizás es un paso obligatorio de ese tutorial que me salté por la cara…».

19 de Maio de 2020 às 18:33 9 Denunciar Insira Seguir história
9
Leia o próximo capítulo C1-1: El lobo solitario

Comente algo

Publique!
Alhajan Alhajan
Comienzo fuerte, claro y conciso. Quizá solo el sujeto fuera de forma llama la atención con su caracterización. Los demás están para darle fuerza y me molesta un poco. Pero de ahí en fuera, como prólogo funciona bien. Aunque pudiste dejarlo hasta la aparición del loco con chanclas.
July 05, 2020, 23:43

  • Mr Sakka Mr Sakka
    Gracias por los comentarios Alhajan, y me alegro de que en general el prologo haya sido de tu agrado. La razón por la que lo demás (supongo que te refieres a las criaturas que atacan al pueblo) se siente "flojo" como bien mencionas, es justamente porque no van a tener mayor trascendencia en la trama y no le veía mucho sentido profundizar en su trasfondo. La historia más que nada se centrará en los "jugadores" de ese mundo, incluyendo al protagonista. Los capítulos que vienen después de este narran lo que ocurrió antes de ese momento del prólogo y presentan a los que por ahora serán los personajes principales. July 06, 2020, 17:31
  • Mr Sakka Mr Sakka
    Por cierto, como esta obra está en desarrollo y apenas tiene unos tres capítulos de momento (incluyendo este prólogo), te invito a pasarte por mi otra obra: La Espada de Ambulante. Es una obra de fantasía con toques de comedia que está mucho más avanzada y, viendo el estilo que usas en tus historias, creo que te podría gustar. July 06, 2020, 17:34
Cami Bengoa Cami Bengoa
Me pareció muy interesante el planteo de este preludio y más aún cuando leí tus respuestas en los comentarios, continuaré la lectura, fue muy cómica la entrada de ese personaje que rompió con todo el clima que se venia formando jaja
June 11, 2020, 17:43
Lihuen Lihuen
Una forma muy original de darle comienzo a esta historia; normalmente cualquiera se asustaría de estar en una escena de guerra. Me gusta ese toque de humor.
May 25, 2020, 14:49

  • Mr Sakka Mr Sakka
    Me alegro de que te haya agradado este (bastante corto) preludio. En los siguientes capítulos (que tengo pendientes editar y publicar), se explicará el porqué de esa actitud del protagonista. La historia tendrá bastante humor, pero también abordará poco a poco tópicos más serios. Gracias por leer. Espero que el resto de la historia no te vaya a defraudar. May 25, 2020, 17:54
robustories robustories
Siéndote sincero este tipo de historias no me llaman la atención por su saturación en el medio, pero tratándose de ti, tengo curiosidad de como desarrollas una historia de este tipo, al menos empieza sintiéndose verosímil por la reacción del protagonista al final.
May 19, 2020, 19:04

  • Mr Sakka Mr Sakka
    Te entiendo perfectamente, ya que comparto tu mismo sentimiento. De hecho, esta obra surgió como una subversión y sátira hacia ese género, no como un homenaje o parodia amistosa (como si lo es La Espada Ambulante, por ejemplo) En mi opinión, el problema de la mayoría de historias de este tipo no es la premisa en sí misma, sino su desarrollo tan... autocomplaciente. También, me suele irritar la exploración tan pobre y cándida de las implicaciones de una situación como la que plantean. May 19, 2020, 22:00
  • Mr Sakka Mr Sakka
    Y bueno, quizás peco de pretencioso, pero quiero elaborar esta obra como un experimento de lo que dicho concepto debería ser. Podría salirme mal, o bien. El tiempo, y los lectores como tú, lo dirán. Ante todo agradezco ese voto de confianza. Espero que logre cumplir o hasta superar tus expectativas, y que disfrutes tanto esta obra como La Espada. ¡Un saludo! May 19, 2020, 22:08
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 11 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!