jackievivian Jackie Vargas

De repente se dio cuenta de sus poderes. Amanda estaba sentada en el bosque esperando a Daniel, su amigo, quien parecía haberla olvidado. Ella esperaba encontrarlo pronto, porque algo en aquél sitio le causaba una especie de temor. El sol empezó a ocultarse, y entonces decidió marcharse. Pero escuchó algo, unos pasos que corrían rapidamente hacia ella. No sabía quién o qué era pero el pánico la empujó a huir. Hasta que tras tropezarse con algo, se cayó y deseó con todas sus fuerzas desaparecer. Nunca había deseado algo tan intensamente como en aquél momento, y de repente, apareció en su casa. Tumbada justo en el suelo, en la exacta y misma posición.

#microrrelatos
  20 de Dezembro de 2018 às 06:33
AA Compartilhar

Comentar algo

0 Comentários
Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!

Histórias relacionadas

Mais microficções