baltazarruiz154 Baltazar Ruiz

La voz que susurraba mi nombre una y otra vez, era gutural, pero, por alguna razón me parecía conocida. Provocaba en mí un pánico tremendo y, al mismo tiempo, una necesidad enfermiza de abrirla. Deseaba sobremanera calmar mi curiosidad y ver su contenido, sin importar el costo. Cuando metí la llave por la cerradura e intenté girarla, encontré un tope, algo lo impedía. Casi es medianoche, estoy cerca de la escalera, supongo que debo hacerlo acompañada de quien me la entregó, así que esperaré...

  27 de Agosto de 2019 às 07:38
AA Compartilhar

Comentar algo

0 Comentários
Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!

Mais microficções