s_h_e_e_l_a_g Shee Lag

La lluvia vuelve a bañar la ciudad. El cansancio no impide que abra los ojos en la madrugada. Cómo vamos cambiando, ¿no? Busco el dolor que proporcionan las gotas chocando el vidrio y no lo siento. Busco tu aroma y recuerdo que jamás lo conocí. Quiero acurrucarme y decirte que te amo y sin embargo ya no es así. Y yo que dije que la lluvia eras tú, así de majestuoso. Solo estaba perdida en mis sueños esos que nada tienen que ver con la realidad. Quisiera amarte y ya no puedo.

#desamor #dolor #olvido
  11 de Outubro de 2019 às 03:59
AA Compartilhar

Comentar algo

2 Comentários
Publique!
Shee Lag Shee Lag
Me doy cuenta que tiene una doble interpretación. Uno escribe y olvida que el lector no está en la mente. Es la imperante necesidad de sacar lo que hay dentro. Me gusta esa frase: «Lloviendo la presencia del ausente». En este relato las cosas tienen sentido literal, donde simplemente llueve y todo lo que evocaba el ausente que jamás estuvo, solo son ensoñaciones. Elucubraciones de una mente desolada que cree haber amado. Quiere sentirse del mismo modo que antaño y ya no puede. No por la ausencia que siempre estuvo, sino porque ahora también la ausencia es de su sentir. Ya no lo ama, no lo lleva consigo. Ya la lluvia no es sinónimo de él. Ese vacío es peor que el desamor. Es no poder sentir amor. En lo personal, preferiría la esperanza. Es triste pero aferrarse hace que la gente siga adelante. Conocí personas que murieron sin desistir de sus sueños, y visto desde mi perspectiva, antes era triste, ahora noto que es mejor tener un sueño que haberlo abandonado. Gracias por tus palabras.
11 de Outubro de 2019 às 14:38
Francisco Rivera Francisco Rivera
Lloviendo la presencia del ausente y tu sueño evocando su realidad fuera de la vida cotidiana. Me gusta. Gracias. Saludo cordial.
11 de Outubro de 2019 às 13:53

Mais microficções