wereyes W. E. Reyes

El día estaba soleado. El calor la atormentaba, su cuerpo voluptuoso no se podía contener… La piscina hedía. Vio por la ventana. El empleado de correos estaba a la puerta y salió. ―Señora Maddy Johanson... su pedido. ―Es mi nuevo juguete, ¿quieres probarlo…? Lo desnudó, lo tiró al piso y se montó encima. Al llegar al orgasmo extrajo del paquete un punzón, le saco los ojos y atravesó su cabeza cien veces con el. Lo arrojó a la piscina. «Hermoso reflejo rojo en el agua… con dos más se verá mejor».

#horror #theauthorscup #themicrostoryller
  May 20, 2019, 00:58
AA Compartilhar

Comentar algo

0 Comentários
Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!

Mais microficções