animanoir Anima Noir

Sus ojos miraban la espesura del vacío tratando de hallar una luz de esperanza, alguna respuesta quizás. Algo… Sus ojos inmóviles, vidriosos, petrificados, tal como su cuerpo inmóvil y semi-desnudo sobre los adoquines frios del callejón empezaban a apagarse. La sangre se escapaba dulcemente por las imperfecciones del suelo hasta desaparecer en la alcantarilla. Y esos ojos … ¡inmóviles!, acusando a la sombra que más allá se escapaba, ese mounstro enfermo y despiadado, sediento de vida, sediento de sangre.

#sangre
  20 de Dezembro de 2018 às 06:43
AA Compartilhar

Comentar algo

0 Comentários
Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!

Histórias relacionadas

Mais microficções