mariecc Marie Ayluardo

Me encontraba solo, en la estación del subterráneo, estaba oscuro y sentía un olor nauseabundo. Escuchaba el sonido un tren que nunca llegaba. Caminé apresurado y logré ver un gran espejo que reflejaba la misma estación llena de gente, con luz y trenes que pasaban. Grité y golpeé pidiendo ayuda, más nadie escuchaba. De repente, el espejo dejó de reflejar el exterior y me reflejó a mi, un ser putrefacto, sin rostro y sin nariz que gritaba desquiciado arañando las paredes intentando salir.

#suspenso #terror #supernatural
  4 de Maio de 2019 às 09:52
AA Compartilhar

Comentar algo

0 Comentários
Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!

Histórias relacionadas

Mais microficções