baltazarruiz154 Baltazar Ruiz

La lluvia comenzó sin previo aviso. El aroma del expreso llenaba la habitación, y a pesar de mezclarse con el olor a sangre, no dejaba de ser exquisito. En el sofá un cadáver. Un casquillo sobre la mesa que aún humeaba. Las luces rojas y azules no se hicieron esperar, no deseaba ofrecer resistencia, sin embargo no salí hasta terminar mi bebida. Podría ser uno infelices y haber lastimado a mi hija de una manera atroz, razón por la cual le volé los sesos, pero que buen gusto para el café tenía.

#micromes #Dia17 #CafeYLluvia
  17 de Julho de 2019 às 20:35
AA Compartilhar

Comentar algo

0 Comentários
Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!

Mais microficções