Están tocando por ti Seguir autor

wereyes W. E. Reyes

Las campanadas de la Iglesia Verbo Divino, resonaban en las oscura soledad de la noche. El espectro que alguna vez fue la señora Johansson, guiaba a la jauría de siete criaturas hacía el tañido demencial. El teniente Allison llevaba un bulto en su hombro que no paraba de moverse. La mordaza se le descorrió a la víctima y este por un agujero de la bolsa distinguió a Troy. ―¡Barnard, soy yo!, Jefferson, ¡Ayúdame! Se acercó, le ajustó la mordaza y cerró la bolsa marcada con una oveja negra.

#theauthorscup #themicrostoryller #horror
  May 21, 2019, 01:54
AA Compartilhar

Comentar algo

0 Comentários
Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!

Mais microficções