wereyes Waldo Reyes

Se encontraba regando las plantas de su jardín cuando vio fuera de la cerca de su casa, a un hombre de pelo largo y ralo. Con ropas sucias vestido con un largo sobretodo impregnado en mugre, sacando comida de la basura. ―¡Oiga señor!, acérquese tengo comida caliente en mi casa si tiene hambre. Dios nos dice que hay que ayudar al necesitado. ―Ya lo creo ―respondió y entró a la casa. Salió tres horas después con la cabeza ensangrentada de la señora Jefferson, colgando de su rubia cabellera.

#horror #themicrostoryller #theauthorscup
  13 de Maio de 2019 às 22:29
AA Compartilhar

Comentar algo

1 Comentários
Publique!
F. Ciamar F. Ciamar
Vaya. No esperaba eso. Buen relato!
15 de Maio de 2019 às 23:19

Mais microficções