s_h_e_e_l_a_g Shee Lag

El maestro de las Ilusiones y su aprendiz firmaron un contrato: verse cada noche, y ser quienes quisieran ser a través de las letras. Pero el soberano Ego susurró como el Diablo una de esas noches, y entonces apareció el maestro ante la joven aprendiz, tal cual el gato de Alicia en Wonderland. Sonrió filosamente y enamorado. Ella no contaba con este osado paso, aunque, respondió de la misma manera. El contrato que realmente firmaron fue el de un creciente amor narcisista.

#drama # TheMicroStoryller #theauthorscup
  23 de Maio de 2019 às 23:01
AA Compartilhar

Comentar algo

0 Comentários
Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!

Mais microficções