Elucubraciones Seguir blog

ecco Eréndira Corona Pensamientos breves de todo tipo, cosas que se me ocurren de cuando en cuando.

#notas #pensamientos #elucubraciones #textos-cortos
AA Compartilhar

El olvido

Cuando me sumerjo en la realidad a veces siento que me ahogo. Luego trato enseguida de abandonar la persecución de los días uno a uno, simplemente trato de dejarlos pasar, fluir, como el agua en el cauce de un río.

Hacerse consciente de tantas cosas es como estar flotando en medio de la inmensidad del mar y voltear a ver a todos lados, y de pronto sentir como la inmensidad asfixia.

Escribe Sztajnszrajber "Sabemos todo el tiempo que nos vamos a morir, pero todo el tiempo lo olvidamos. Hay algo en el olvido que nos permite funcionar en el día a día".

Es probable que el hecho de olvidar y no obsesionarse con los detalles nos permita seguir cuerdos. Si recordara todo, el primer rayo de sol que entra al cuarto para las siete entre la quinta y sexta persiana por la ventana, la semilla de girasol en la segunda hoja de mi ensalada de lechuga; la misma música que ponen todos los lunes en el lugar donde almuerzo, y los quizás dieciocho mil doscientos cincuenta días que me queden por vivir. Si pensara en toda esa clase de cosas todo el tiempo, es muy probable que no pudiera dar un paso más, me sentiría como petrificada en un bloque, atrapada en un bucle infinito.

He llegado a la conclusión de que el olvido es una especie de soma...«Si por desgracia se abriera alguna rendija de tiempo en la sólida sustancia de sus distracciones, siempre queda el soma: medio gramo para una de asueto, un gramo para fin de semana, dos gramos para viaje al bello Oriente, tres para una oscura eternidad en la Luna». (Un mundo feliz, Aldous Huxley).



19 de Setembro de 2019 às 00:00 0 Denunciar Insira 0
~

La cima de la montaña

Llega el momento en la vida de cada hombre donde hace una pausa, y por primera vez comienza a ver, y se da cuenta de que se encuentra justo en el punto más alto. Si la vida fuera una montaña este sería el equivalente a estar en la cima.

Antes tenía los ojos abiertos pero el lugar donde solía encontrarse no le permitía apreciar lo que había mas allá de un lado de la montaña, es solo ahora que está justo en el medio, que entiende el extraño privilegio de apreciar el paisaje completo en todo su esplendor.

Se da cuenta de que un niño es como una semilla que poco a poco va germinando, al cual hay que cuidar de las inclemencias, alimentarlo con cariños y esperanzas, cantarle cada día y dejar que poco a poco empiece a florecer mientras da sus primeros pasos y pronuncia sus primeras palabras, con calma y sin prisa; siempre a su tiempo que es perfecto.

Y sus viejos, sus queridos viejos, de a poquito se van transformando en una cajita musical, tocan melodías hermosas, las repiten una y otra, y otra vez... cada vez más lento y más pausado, en el fondo teme aquel día en que aquellos tesoros se detengan y no pueda escuchar más esa dulce melodía.

Él se ha convertido en un pilar sobre el que se apoyarán las raíces de los más pequeños y donde resonarán para siempre las melodías de los que estuvieron antes de él y que quizás pronto tendrán que marcharse.






19 de Agosto de 2019 às 00:00 0 Denunciar Insira 0
~

Las Palabras

Conjunto de sonidos articulados que tienen un significado.

Surgen de a montones por todos los rincones y en cada instante de nuestras vidas, a veces tímidas como ligero rocío, otras con la mismísima fuerza de un río bravío.

Palabras gentiles, palabras hostiles, palabras y simplemente palabras...

Una palabra es quizás, el ente más polifacético que conozco. Increíble que con estos caleidoscopios del sonido, lo mismo hayamos hecho para lograr paz en el mundo que para mantener a un pueblo cautivo.

En ocasiones, se llegan a mezclar de tal modo, que como resultado de ese terrible cántico se invocan demonios terribles que azoran a los seres humanos por días, meses, años. A veces para toda su existencia. Son palabras dadas a luz en el mundo un día, y que deben quedarse dormidas para siempre en el silencio infinito; en el justo instante después de que acaben de pronunciarse.

19 de Julho de 2019 às 00:00 0 Denunciar Insira 1
~

Doncellas de Hierro



Cuando vemos una flor y nos maravillamos de sus colores, ¿qué es lo que realmente estamos contemplando?, tan solo aquellas ondas electromagnéticas que se pueden reflejar y que alcanza a percibir nuestra retina dentro de un espectro limitado.

¿Quién no disfruta del olor de una galleta recién horneada, o degustar el guiso favorito? y mas sin embargo; ¿qué es lo que realmente saboreamos?. Tan solo aquello que nuestro umbral olfativo nos permite percibir e identificar. Dentro de todo el reino animal no somos precisamente los que poseemos el mejor olfato.

El tacto, ¡Ah! el tacto. Diariamente creemos que tocamos cosas: las llaves, una flor, un libro. Pero, ¿realmente las tocamos? o siempre estaremos condenados a permanecer a un suspiro de ellas, más que estar cerca de las cosas estamos siempre en lucha constante contra de ellas. Son tantas reacciones en cadena las que se propagan hasta llegar a nuestro sistema nervioso y así poder sentir finalmente que hacemos contacto con algo.

Y del sonido, solo podemos percibirlo si tenemos un medio para transmitir las ondas sonoras (aire, agua..), y aún así no alcanzamos a escuchar todas las vibraciones posibles. Y sin embargo, con el sonido se crean entes tan poderosos como las palabras.

Nuestra realidad es tan subjetiva, es una sinfonía ondulante. Es lo que percibimos, y no siempre lo que percibimos es todo lo que es... somos prisioneros en nuestros propios cuerpos, en nuestra propia mente y de nuestros propios sentidos.

¿Algún día nos liberaremos de la doncella de hierro en la que estamos cautivos?.

22 de Junho de 2019 às 00:56 0 Denunciar Insira 0
~
Leia mais Página inicial 1

Mais histórias