La Zona de Cristal Seguir blog

milinvisibles Milagros Borro Hay historias que tocan una fibra sensible dentro de nosotros. Hay historias que particularmente a mi, me llegan al corazón. "La Zona de Cristal" contará con recomendaciones, anuncios, sorpresas y sobre todo... pequeñas partes de mi que no conocían. ¿Están preparados para ello?

#detodo #reseñas #recomendaciones
15
4.6mil VISUALIZAÇÕES
AA Compartilhar

Reseña/Recomendación #9: Sí tan solo pudiera


Volveré y regalaré limones. O algo así (?


_____________________________________________________________________


Autor: LM NGV

Género: Poesía

Cantidad de Capítulos: Cuento Corto

Hashtag (#): #poesíadefotografía


Puntuación final : ✮✮✮✮, 5


Sinopsis: Mis deseos no están destinados a cumplirse... Mis sentimientos están destinados a no ser correspondidos... ¿Quién soy y qué hago aquí?


_____________________________________________________________________


Nunca me esperé encontrar algo tan maravilloso, y lo peor, fue de casualidad.


"Sí podría haber hecho todo de otra manera..."


Así arranca uno de los más profundos relatos cortos que encontré en esta plataforma.


Podrías sentir como el autor a través de una mezcla extraña de sentimientos iba formando una trama que luego desbordaría en una catara infinita de sensaciones y pensamientos finales.


Tiene una gota de melancolía y pesar que pone en cuestión lo que sentimos.


En pocas lineas se puede crear profundidad y este es un buen ejemplo de ello.


Eso sí, no recibió esos puntitos restantes por un errorcillo a la hora de publicarlo. Aunque al final, la cantidad importa en este caso más que la calidad.


¡Felicidades infinitas! :)

Los invito a ustedes a que la sigan e investiguen más de ésta y sus otras obras.

_____________________________________________________________________

¡Siganme en mi perfil y conozcan mis historias! ¡Bienvenidxs sean todxs!

Próximamente muchas más reseñas, recomendaciones y más...








13 de Dezembro de 2019 às 21:19 0 Denunciar Insira 1
~

Saber cuando es tiempo

Cuando era chica y estaba en la primaria, tuve una pelea intensa con la matemática. Fue tan fuerte, que estuve al límite de llevármela varias veces por no saber reconocer cuál era el problema.

Un día, y como cualquier otro, mi papá me pidió que le diera el cuaderno de comunicaciones para que firmara las notas. Sabía que tenía que dárselo porque no podía ocultarlo, y si lo hacía, sabía que habría grandes problemas. Recuerdo haberle dado el cuaderno y correr a esconderme en el baño de la vergüenza por las notas. Recuerdo su grito de “¿Cómo puede ser que tengas estas notas?” y “¿Por qué no me avisaste antes?”. Recuerdo, como si fuera hoy, que salí del baño en un mar de lágrimas y le dije “Odio matemática con mi alma”.

Ese día, en vez de lamentarse por mis notas, mi papá me sentó en la silla del comedor, me dio una hoja con 3 ejercicios y me dijo “Hasta que no hagas todos lo que te escriba bien, no te levantas“. Me acuerdo de llorar por frustración cuando le entregué los ejercicios y estaban todos mal. Todavía tengo en mi memoria el dolor que tenía mi mano por no parar de hacer ejercicios durante varias tardes completas sobre la mesa en la que todos los días todavía convivo.

Puede sonar un poco fuerte y amenazante toda la situación, pero con esa simple acción él reconoció el problema que yo no veía. Acepté lo que me pasaba y no me dejé caer ante la situación. Tuve una pequeña recaída por la secundaria con la misma materia, pero no transcurrió de la misma manera.

Por aquellas épocas, estaba consciente de lo que sucedería si fallaba de nuevo; sentía que me estaba fallando a mi misma en tropezar otra vez con la misma piedra y que ninguna de las herramientas que tenía me servían.

Una noche, mientras comíamos, le comenté a mi papá lo que me estaba pasando nuevamente con la materia. Esa misma noche, reconocí lo que algo que antes no había hecho: pedir ayuda.

Toda mi vida fui una persona que no sabía pedir ayuda. Me daba vergüenza, me hacía sentir mal tener que recurrir a otra persona para que me ayudara a resolver un problema, que capaz, si me esforzaba más podría solucionarlo. Me avergonzaba de cosas insignificantes como saber si estaba bien o mal un trabajo práctico, si estaba estudiando bien o si en general las peleas que tenía con mis amigas estaban justificadas o no.

Ahora, con el paso del tiempo y con la realidad teniendo otro significado, reconozco que puedo pedir ayuda sin tener ninguno de esos sentimientos que antes encontraba. Puede ser que porque reconozca lo es importante y lo que no, puede ser porque ahora estoy en la facultad y las cosas con distintas o puede ser porque ahora sé cuál es mi límite para (casi) todo.

Reconocer que podemos pedir ayuda puede ser complicado y dificultoso para nosotros, los que apenas entramos en el mundo universitario, pero no es difícil. Un compañero de estudio, los mismos profesores, los amigos –nuevos y los que siempre estuvieron– o nuestros padres; son nuestras opciones más cercanas que lejanas.

Saber cuándo es tiempo de pedir ayuda es lo importante, y poder aceptarla, también.


Este artículo lo escribí para un medio y un gran proyecto donde los jóvenes son la clave.

Gracias por leerlo

<3

17 de Setembro de 2019 às 21:27 0 Denunciar Insira 0
~

Escribir (o no) puede ser porque...

Cada vez que escribo, me encuentro en la duda de si en verdad quiero transmitir ese mensaje y no otro.

Algunas veces, mi mente tiene claro adonde quiero llegar, otras simplemente estoy a disposición de lo que surge en el momento.

Entre tantas historias que tengo actualmente, aveces escribo de un tirón una cantidad inesperada de capítulos solo porque surgió la necesidad de hacerlo.

Mi punto, y el más importante, es que si quieren escribir sin razón, háganlo. Si quieren ser seguidores de ideas, también. Y si tienen algo para decir, díganlo.

Si no tienen nada para decir, nada que les urge escribir, entonces dense un tiempo; porque lo que se fuerza, a la larga, no nos termina de gustar.

21 de Julho de 2019 às 21:10 0 Denunciar Insira 0
~

Querida "yo" del pasado.

Un día mientras estaba en el secundario, mi profesora de lengua me pidió que redactara una carta para mi "yo" de ahí a cinco años en adelante. Al principio, me negué a pensar en el futuro y todas sus posibilidades, pero bien sabía, que lo que me pasara sería obra y arte del destino.

Cuando "acepté" que no podía reprobar la materia por una tarea tan básica, me enfrenté a la hoja en blanco con frustración. No sabía ni como empezar a escribir, ni como plasmar lo que quería decir. Al dedicarle una mirada de indignación a mi "no" trabajo realizado, hice lo que Internet me presentó como una solución a mi problema: una lista de ideas al azar, sin un orden en específico y con lo que mi mente iba sugiriendo en ese momento.

La lista fue tan larga e infinita que me encontraba frente a un problema mayor, cómo ordenar lo que quería decir. Puedo mentirles diciendo que tardé solamente 10 minutos y que luego empecé a escribir. También, puedo recomendarles que elijan por orden de lo que apareció en la hoja, pero todas y cada una de esas cosas que les diría serían mentira.

La realidad fue que ordené según lo que me pareció más interesante decir. Mi trabajo terminó siendo uno de los más lindos y emocionantes de toda la clase porque supe lo que quería decir con unas pocas frases que le llegaron a todos.

Ayer encontré esa carta y supe que todo lo que dije pasó, y que desde ese momento hasta acá, fue por algo y porque yo quise que pasara.

Sigo teniendo las amistades que quiero, empecé a amar lo que creía imposible y todavía, puedo decir con toda seguridad, que mantengo mi esencia y lo que soy y siempre fui.

Hace algunos años atrás y gracias a esta carta, me veía imposible escribir y mucho menos, compartirlo con el mundo entero. Las situaciones que transcurrían en mi vida no tenían una fuga donde yo pudiera expresarme, y descartar, mis frustraciones de todos los días.

Hoy puedo afirmar que la escritura catapultó lo que terminó siendo mi carrera y mi trabajo para toda la vida.

¿Y si tienen una pasión inesperada en sus vidas? Síganla porque, ¿quién sabe (y ni ustedes mismos) hasta donde llegará?

30 de Junho de 2019 às 14:51 0 Denunciar Insira 2
~
Leia mais Página inicial 1 2 3