1
5.9mil VISUALIZAÇÕES
AA Compartilhar

¿Cuánto más?

Mira, el tiempo se ha vuelto más lento, o yo me he tornado más atento.
Ya no aprecio más al viento de adviento y el cariño no lo siento.
No soy creyente, mi fe se ha vuelto inerte.
Mis sentimientos piedra y como hiedra mi piel quema.
Mis caricias toscas, cerca de mí vuelan las moscas, ¿podrido? no lo sé, aunque perdido sí, lo sé.
Rocé más de unos labios, cosquilleos retardados y mis amigos apartados o agotados.
Escribo en hojas, las quemaré después, encontraré mi fe y también la borraré.
Tus vanidades son banalidades si al final todos terminamos desangrados y enterrados, a veces olvidados.
Dos caras en vida, una en la muerte, seis caras de madera a este mentiroso envuelven.
Decisiones que revuelven tu mente, deja las sustancias inhibirte y manejarte, sólo evita sea demasiado tarde.
Dependencia al cariño, amor, dinero y tiempo, yo hago hincapié de que el hombre vive de su fe.
Ambigüedades en mis frases, en mi manga ya no hay ases, haces dinero, inviertes tu tiempo, tu cuerpo pero te irás en cualquier momento.
Tiempo al tiempo, refranes devorados como canes salvajes, son las frases mis viajes en el tiempo atrás.
Detrás de mí gatea la muerte, se divierte y no lo impido, hoy día pareciera que todo gira entorno al libido.
7 de Abril de 2018 às 04:32 1 Denunciar Insira 1
~