Llámame Sid. Seguir blog

dr-feelgood DR. Feelgood Me dieron un consejo: Reescribir la versión de mi relación (ex), memorias, broncas, consejos de una relación que duro casi dos años.
História Não Verificada

#love #toxic #real #toxico #relaciones #amor #desamor #sidynancy #argentina
AA Compartilhar

Haciendo caso al Ello.

Un mes y un poco más sin escribir es bastante largo para cualquiera que necesita desahogarse.

En mi caso fue que la tensión nerviosa que venía arrastrando desde hace meses mágicamente se cortó, mejor dicho, la cortaron. Apareció alguien, un pequeño destello en mi alma volvió a prenderse. El protagonista de este capítulo es Maxi.

¿se acuerdan que la última vez que escribí fue en mi “aniversario”? al día siguiente este pequeño ser apareció en mi vida de una forma poco eventual, si vamos al caso es amigo de mi mejor amigo, de vista siempre lo vi, pero más allá de eso nada más, una salida de amigos, un poco de charla a corazón abierto hizo unos pequeños lazos.

A los pocos días empezamos a tener salidas solo nosotros dos, para conocernos más, no iba más que reír y charlar con alguien, empecé a distraerme, empecé a quererme al conocerme. Me gustaba como me comportaba, estaba siendo lo más fluida que podía.

Maxi me gustaba (me gusta). Y mucho.

Llego un sábado. Habíamos planeado salir con Walter también, pero llovía muchísimo, pero queríamos vernos, necesitábamos vernos, Walter rápidamente se bajó de la salida y decidió quedarse a dormir. Yo tenía la ansiedad por las nubes, quería verlo, la adrenalina me corría, mentí para salir, a maxi no lo conocían en casa como para salir de noche en un día súper lluvioso, dije que íbamos a ir al cine… y fuimos a su casa.

Bueno todo empezó como se esperaba, pusimos una película, hablábamos, todo bien hasta que de un momento a otro se sintió la tensión, ese silencio acompañado de alguna que otra escena sexual de la película mientras en mi mente estaba pensando “Vamos…ahora o nunca dale, bésame”, lo miraba fijamente mientras esa frase gritaba en mi mente, seguramente la telepatía hizo su empeño ya que no del todo se animó a lanzarse sobre la pileta y surgieron unas que otras cosquillas en el estómago mientras me retorcía en la cama y bum. Beso.

Se sintió bien, hacía tiempo donde no se sentía bien un beso. Intenso, apasionado y apresurado, no estuvieron de más los manoseos mutuos de nuestros cuerpos, pero decidí que solo eso debía pasar y no más, la realidad me chocaba fuerte contra los recuerdos.

¿estaba lista para tener intimidad con alguien más?

Ya había pasado casi 9 meses. El seguramente ni bien me corto habrá tenido sus cosas con alguien más ya que Mancy no puede estar solo por mucho tiempo, no es digno de él.

Pero no hablemos de él, hablemos de mí. Estaba excitada y asustada, no es buena combinación, pero a la vez feliz, mi mente tenía un nuevo integrante para pensarlo.

Fue un gran comienzo para empezar las clases y no hundirme en el pánico al ver a Mancy nuevamente después de 3 meses de ausencia sin contar que nos habíamos visto dos veces en el verano, una en un boliche y borrachos nos besamos y la otra donde tuve el error de invitarlo a mi presentación de bajo.

Pisando el palito desde 1993.

Con Maxi al día siguiente de ese sábado lluvioso, aclaramos nuestros sentimientos mutuos, irónicamente ese domingo brillo como nunca el sol, es cierto, después de cada tormenta el sol siempre sale.

Nos gustábamos y queríamos ver que pasaría.

Nada apresurado, conocí a sus padres, él a mamá y mi abuela, todo bien, nos fuimos vinculando, conociéndonos, el me conto sus cosas intimidas y yo las mías todo parecía ir bien, él había dejado en claro lo que buscaba conmigo y le creí. Primer error cometido.

Intimamos, la primera vez fue rápido, la segunda vez fue mucho mejor, pensé que el vínculo se había sellado con eso, segundo error.

No sellamos nada, fue el botón para que el huya. Duramos dos semanas, cuando estábamos de lo mejor el decidió que “no sentía absolutamente nada por mí”.

Lo poco que había reparado de mi corazón para darse con toda la desconfianza del mundo, pero con ganas de vivir, él simplemente lo rompió como si nada.

Maxi en muchas cosas me recordaba a mi Mancy, dicen que a veces tienes un karma con elegir siempre el mismo patrón de personas, Maxi hasta compartía con Mancy el mismo signo zodiacal.

Géminis. Odio ese signo con todo mi ser.

Walter mi mejor amigo, se sintió mal por lo que había pasado. Se sentía culpable por no advertirme que el acostumbraba hacer eso a las chicas.

“La verdad que cuando me dijiste que hace meses hablabas con él no quise meterme, porque dije bueno Sid ya es mayor sabe lo que hace y debe saber dónde se está metiendo, de verdad lo siento”.

Lo más irónico fue el resto de 3 semanas el me evitaba cuando yo era la que debía estar ofendida. Mis amigos me decían que simplemente es la culpa, porque sabe que se desubico conmigo y no sabe cómo manejar la situación.

Dolió, no lo negare, porque puse esperanza en eso, estaba bien, me sentía mejor, pero a la vez desconfiaba a morir, cuando todo va tan bien siempre hay algo que te pega con fuerza al final.

Últimamente mis salidas están siendo frecuentes, mucho alcohol y algunas sustancias.

Creo que empeoro todo este último mes con respecto a las salidas más frecuentes, mas con los roces y peleas con el señor Mancy, descubriendo lo que está haciendo, lo que hizo, me decepcione una vez más de él, como de costumbre.

Apareció entre amigos y conocidos este chico, Yamil, interesante y muy atractivo, me gusta, más por el morbo que me provoca, fue ex de mi ex cuñada (hermana de Mancy) y sobre todo las cosas Mancy lo odia.

Me provoca el morbo de que Mancy se entere que puedo estar con quien se me canta la reverenda gana, cosas que le dolería en su enorme ego narcisista, donde todo es él, donde yo soy de él aún. O eso lo que él cree.

El último fin de semana estuvo muy agitado, mucho alcohol, a lo que llevo a que mi limite moral se desborde, donde el Superyó quede en el olvido mi Yo haga caso a ese ser maligno que todo ser humana lo tiene en la jaula, el famoso Ello.

Con un poco de alcohol en la sangre, y este ser en frente de mi con un poco más que alcohol en su cuerpo, nos llevó a la perdición de unos buenos besos de despedidas en frente de mi casa, lo prohibido siempre tiene mejor sabor.

2 de Maio de 2018 às 03:15 0 Denunciar Insira 0

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Histórias relacionadas