angela-miranda1532328810 Angela Miranda

Todos conocemos la historia de la bella y bestia que es contada en todos los colegios ¿ conocen la verdadera historia? , siempre tenemos oscuridad dentro de cada cuento infantil .


Horreur Horreur gothique Tout public.

#bellaybestia-bella-bestia-lucifer-amo-gastón-oscuridad-pacto-demonio
Histoire courte
0
3.7k VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Oscuridad de la bella y bestia.

Bella y la Bestia es uno de esos cuentos de hadas que ha hecho estremecer a niños y niñas de muchísimas generaciones. Siempre nos cuentas el lado bueno de esta historia y nunca la verdad de la dulce Stella que de día era una profesora en un colegio de niños con su canto enamoraba a luna y de noche la devoraba con su esbelta figura. La historia comienza “Erase una vez, sin un príncipe encantador “:

Había una vez un mercader adinerado que tenía una hija muy hermosa a quienes la llamaron Bella olvidando su nombre verdadero Stella, las mujeres del pueblo la envidiaban y la consideraban tonta, por enseñar en un colegio de niños, pero nadie sabía lo que ocultaba esa hermosa mujer cada luna llena para mantenerse eternamente joven. Pues, ella solo quería seguir siendo bonita sin importar el costo alguno, y se escondía debajo una máscara de mujer bondadosa, amable con las personas, para que nadie sospeche de sus malevos planes que tenía.

–Ay Bella – Decían los hombres del pueblo–

Repentinamente el mercader perdió todo lo que tenía y no le quedo nada que más que una humilde casa en campo que estaba cerca al colegio donde enseñaba Bella, no le quede más remedio que aprender hacer los quehaceres de la casa y levantase temprano para ir a enseñar a sus pequeñas victimas (ups”) sus alumnos

–Buenos días querida profesora–Decían los niños––. Hola mis niños hermosos–Dijo Bella –

Llevaban un año viviendo así cuando el mercader recibió una carta en la informaba que un barco arriba traía mercancías suyas. Al oír sus hija que su papá no iba estar sonrió, ya que pensó que su malvado plan se iba poner en marcha, por lo que iba ser luna llena, primero hizo una lista de las cosas que iba utilizar , la cual era, una rosa roja , uñas de sus manos , pies , un mechón de su cabello, velas negras, un bebé muerto , para empezar ese ritual se prendió las velas en el medio puso al bebé en la coronilla puso sus uñas de sus manos y pies , junto el mechón de su cabello , hasta que las velas se apagaron , comenzó el pacto de las bestias.

–Amo lucifer, mi cuerpo y alma son tuyos–Dijo Bella –. Necesito de tu sangre y tu rostro. El diablillo vendrá a devorarte cuando la luna se esconda –Dijo lucifer–

Al día siguiente bella se volvió mucho más joven como una muchacha de quince años. –¿Cuál era el trato con Lucifer? – Por qué esta dulce profesora comenzaba a observar de una forma rara. ¡Otra mujer no haría lo que ella hizo! Ella llevaba un vestido azul, a veces unas gafas redondas y miraba encima de ellas.

–Gastón, no te olvides traer tu tarea en la noche para revisarlo– Dijo Bella–

La vida para nosotros es un perpetuo de ayer. La habitación era pequeña con muchos libros de brujería, juguetes para niños, claro que no que no puede faltar las bebidas. Gastón se quedo mirándolo todo asombrado de todos los libros que tenía su dulce maestra.

La profesora bella me pregunto si me apetecía un refresco–Le dijo Gastón– Se educado y tómate el refresco–Dijo Bella–.

Al cabo de un rato, ella preguntó:

—Eres muy guapo Gastón y joven — dijo ella después. —Gracias respondió Gastón, aunque se le puso la piel de gallina. bebió rápido el refresco: Tengo que irme profesora

Ella se levantó —¡Tú crees que te vas ir de aquí! —, Gastón tenía mucho miedo y le comenzaba a dar náuseas.

De verdad tengo que irme a casa, Profesora Bella

— Quítate la ropa.

Quítate la ropa—repetía Bella —. Quiero comprobar si sigues siendo virgen, porque si no lo eres no me sirves. Tus padres me los agradecerán —.

¡Profesora déjame marcharme, es muy de noche! —Dijo el Gastón—

¡No te irás de acá Gastón! Ahora eres mío niño —

Gastón lucho con todas sus fuerzas, para poder escapar del cuarto, donde él no sabía que iba encontrar su final, pero todas sus fuerzas nos bastaron ni de lejos, porque no tardo de estar tumbado en el suelo con ella encima, después de quitarse el vestido azul. Él estaba muy lleno de vida entonces, nunca pensó que iba estar tumbado con el cuerpo tembloroso. Bella apretaba sus labios contra los del niño, estaban húmedos, estaba tan asustado y asustado por el forcejo. Recuerdo a Babette que me la iba declarar este verano, ya que me había dicho para ir a pasear por la plazuela y después ir a tomar té en mi casa. —No Profesora—logré decir, y repetí la palabra “No” muchas veces. También dije muchas veces ¡Por favor!, porque todo el mundo dice por favor, no, y la otra persona debe detenerse, pero ella no me escuchaba. —

Siempre te desee Gastón—Dijo Bella. —

Por favor—repetía Gastón— Antes de morir.

Ella se cansó de escucharle suplicar que “No continuará”, agarro por ultima ves el miembro a Gastón y agarro el cuchillo que tuvo a su costado. Hablo con una voz dulce, suave, la voz de un amante en un anochecer de luna llena. Sugería que se callará que no le iba doler. Él no podía moverse, al ver que no hacía nada, se inclinó a darle besos en todo el cuerpo, volvió agarrar el miembro del niño —Dime que me extrañaras Gastón—Dijo bella—Se lo dijo en voz baja—

El final llegó de todos modos. Aquella dulce señorita se convertía cada noche en una Bestia devoradora de niños, cada vez que se acostaba con los niños, después los quemabas y brindaba como ofrenda a su amo para que siga teniendo vida eterna, seduciendo a luz de la luna sin importar las calaveras de la noche. No hay que olvidar que toda magia viene con un precio —¿Cuál fue el precio de Bella? —.

Bella y la Bestia es uno de esos cuentos de hadas que ha hecho estremecer a niños y niñas de muchísimas generaciones. Siempre nos cuentas el lado bueno de esta historia y nunca la verdad de la dulce Stella que de día era una profesora en un colegio de niños con su canto enamoraba a luna y de noche la devoraba con su esbelta figura. La historia comienza “Erase una vez, sin un príncipe encantador “:

Había una vez un mercader adinerado que tenía una hija muy hermosa a quienes la llamaron Bella olvidando su nombre verdadero Stella, las mujeres del pueblo la envidiaban y la consideraban tonta, por enseñar en un colegio de niños, pero nadie sabía lo que ocultaba esa hermosa mujer cada luna llena para mantenerse eternamente joven. Pues, ella solo quería seguir siendo bonita sin importar el costo alguno, y se escondía debajo una máscara de mujer bondadosa, amable con las personas, para que nadie sospeche de sus malevos planes que tenía.

–Ay Bella – Decían los hombres del pueblo–

Repentinamente el mercader perdió todo lo que tenía y no le quedo nada que más que una humilde casa en campo que estaba cerca al colegio donde enseñaba Bella, no le quede más remedio que aprender hacer los quehaceres de la casa y levantase temprano para ir a enseñar a sus pequeñas victimas (ups”) sus alumnos

–Buenos días querida profesora–Decían los niños––. Hola mis niños hermosos–Dijo Bella –

Llevaban un año viviendo así cuando el mercader recibió una carta en la informaba que un barco arriba traía mercancías suyas. Al oír sus hija que su papá no iba estar sonrió, ya que pensó que su malvado plan se iba poner en marcha, por lo que iba ser luna llena, primero hizo una lista de las cosas que iba utilizar , la cual era, una rosa roja , uñas de sus manos , pies , un mechón de su cabello, velas negras, un bebé muerto , para empezar ese ritual se prendió las velas en el medio puso al bebé en la coronilla puso sus uñas de sus manos y pies , junto el mechón de su cabello , hasta que las velas se apagaron , comenzó el pacto de las bestias.

–Amo lucifer, mi cuerpo y alma son tuyos–Dijo Bella –. Necesito de tu sangre y tu rostro. El diablillo vendrá a devorarte cuando la luna se esconda –Dijo lucifer–

Al día siguiente bella se volvió mucho más joven como una muchacha de quince años. –¿Cuál era el trato con Lucifer? – Por qué esta dulce profesora comenzaba a observar de una forma rara. ¡Otra mujer no haría lo que ella hizo! Ella llevaba un vestido azul, a veces unas gafas redondas y miraba encima de ellas.

–Gastón, no te olvides traer tu tarea en la noche para revisarlo– Dijo Bella–

La vida para nosotros es un perpetuo de ayer. La habitación era pequeña con muchos libros de brujería, juguetes para niños, claro que no que no puede faltar las bebidas. Gastón se quedo mirándolo todo asombrado de todos los libros que tenía su dulce maestra.

La profesora bella me pregunto si me apetecía un refresco–Le dijo Gastón– Se educado y tómate el refresco–Dijo Bella–.

Al cabo de un rato, ella preguntó:

—Eres muy guapo Gastón y joven — dijo ella después. —Gracias respondió Gastón, aunque se le puso la piel de gallina. bebió rápido el refresco: Tengo que irme profesora

Ella se levantó —¡Tú crees que te vas ir de aquí! —, Gastón tenía mucho miedo y le comenzaba a dar náuseas.

De verdad tengo que irme a casa, Profesora Bella

— Quítate la ropa.

Quítate la ropa—repetía Bella —. Quiero comprobar si sigues siendo virgen, porque si no lo eres no me sirves. Tus padres me los agradecerán —.

¡Profesora déjame marcharme, es muy de noche! —Dijo el Gastón—

¡No te irás de acá Gastón! Ahora eres mío niño —

Gastón lucho con todas sus fuerzas, para poder escapar del cuarto, donde él no sabía que iba encontrar su final, pero todas sus fuerzas nos bastaron ni de lejos, porque no tardo de estar tumbado en el suelo con ella encima, después de quitarse el vestido azul. Él estaba muy lleno de vida entonces, nunca pensó que iba estar tumbado con el cuerpo tembloroso. Bella apretaba sus labios contra los del niño, estaban húmedos, estaba tan asustado y asustado por el forcejo. Recuerdo a Babette que me la iba declarar este verano, ya que me había dicho para ir a pasear por la plazuela y después ir a tomar té en mi casa. —No Profesora—logré decir, y repetí la palabra “No” muchas veces. También dije muchas veces ¡Por favor!, porque todo el mundo dice por favor, no, y la otra persona debe detenerse, pero ella no me escuchaba. —

Siempre te desee Gastón—Dijo Bella. —

Por favor—repetía Gastón— Antes de morir.

Ella se cansó de escucharle suplicar que “No continuará”, agarro por ultima ves el miembro a Gastón y agarro el cuchillo que tuvo a su costado. Hablo con una voz dulce, suave, la voz de un amante en un anochecer de luna llena. Sugería que se callará que no le iba doler. Él no podía moverse, al ver que no hacía nada, se inclinó a darle besos en todo el cuerpo, volvió agarrar el miembro del niño —Dime que me extrañaras Gastón—Dijo bella—Se lo dijo en voz baja—

El final llegó de todos modos. Aquella dulce señorita se convertía cada noche en una Bestia devoradora de niños, cada vez que se acostaba con los niños, después los quemabas y brindaba como ofrenda a su amo para que siga teniendo vida eterna, seduciendo a luz de la luna sin importar las calaveras de la noche. No hay que olvidar que toda magia viene con un precio —¿Cuál fue el precio de Bella? —.

25 Avril 2020 00:03:47 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
2
La fin

A propos de l’auteur

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~