Countdown to The Authors' Cup 2020. Sign up now for chance to win prizes!. En savoir plus.
fepereyra Federico Pereyra

Aquí iré publicando relatos sin una temática fija que vaya haciendo básicamente por que sí o porque quería probar algo. Van a encontrar de todo un poco y muchas veces cosas bastante hilarantes y extrañas.


Histoire courte Tout public.

#variedad #varios #antología #pruebas #cuento #relato
3
3.8k VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les 15 jours
temps de lecture
AA Partager

Invasión

El timbre de la entrada principal sonó y Kevin, aunque él hacía que todos sus amigos lo llamaran K porque odiaba su nombre, se debatió de si levantarse o no, muy a pesar de saber quién estaba llamando a la puerta no quería sufrir el cruel frío del invierno, pero al final a regañadientes salió de las cálidas regiones de su cama, no podía dejar a aquella persona bajo la helada noche. Se puso la capucha, se calzó con sus pantuflas azules y se dirigió a la entrada a través del pasillo que comunicaba esta con los dormitorios.

El timbre volvió a sonar.

ㅡ Ya voy, ya voy ㅡ

K cogió las llaves y abrió la puerta para encontrarse con una chica de cabello azabache y ojos verdes que lo miraba notablemente molesta y temblando.

ㅡ ¿Me vas a dejar pasar o me vas a dejar congelarme? ㅡ

El dueño de la casa se detuvo pensativo y luego dijo con una sonrisa.

ㅡ Pasa, no te quedes ahí parece que hace frío ㅡ

ㅡ Idiota ㅡ Dijo la chica mientras entraba a la casa de su amigo a la vez que lo empujaba con el hombro.

Mira y Kevin eran grandes amigos de toda la vida y solían juntarse al menos una noche a la semana para ver series o películas, comer pizza y charlar, pero gracias a que el trabajo y los estudios no se llevan muy bien con la vida social lentamente las reuniones fueron distanciandose más, ahora llevaban más de tres meses sin reunirse y tenían muchos capítulos con los que ponerse al día, sobre todo con la nueva serie que salió para festejar el diez aniversario de una de sus series favoritas de la infancia.

Mira ya sabía el camino hacía el dormitorio, donde siempre veían televisión así que rápidamente cruzó el pasillo se quitó el abrigo y los zapatos, arrojó su mochila a un rincón y se lanzó sobre el colchón para acurrucarse entre las mantas.

ㅡ ¿No me vas a saludar? ¿Hace cuánto que no nos vemos? ㅡ Dijo el chico.

La joven invitada negó con la cabeza y le dijo que hacía mucho frío para eso, K se río y se acomodo junto a ella en la cama.

ㅡ Entonces ¿Qué es de tu vida? ㅡ Preguntó el anfitrión.

ㅡ Nada, todo normal ㅡ

ㅡ ¿Me estas diciendo que no nos vemos por cuatro meses y no te ha sucedido nada? ㅡ

ㅡ Mmmm, logré salvar esas materias de la universidad que me estaban molestando ㅡ

ㅡ ¿Ves? Ya estás cooperando ㅡ

Mira se rió y le dijo que ya sabía que nunca sabía que contar.

ㅡ ¿Quieres que ponga algo asi te libras del interrogatorio? ㅡ

Ella asintió.

ㅡ ¿Qué vemos primero? ㅡ

ㅡ No se elige tú ㅡ Le dijo ella.

K la miró molesto.

ㅡ Te estoy preguntando a tí ㅡ

ㅡ No se, lo que quieras ㅡ

ㅡ ¡Por dios, te odio, eres la persona más indecisa del mundo! ㅡ Le gritó

ㅡ Lo sabes de toda la vida y es mentira que me odias, todo el mundo sabe que me amas ㅡ

ㅡ Eso son mentiras y lo sabes ㅡ Dijo K mientras encendía el televisor y el reproductor. Navego un rato por los diferentes menús del equipo, insulto un poco porque era muy lento y respondía tarde, y finalmente se decidió por la temporada especial que tenían que ver de la serie de su infancia.

Instantes después ambos estaban cantando a todo pulmón el opening de aquella serie, al igual que lo hacían cuando eran niños. De seguro los vecinos que quejarían después.

Tras unas risas por haber hecho el ridículo ambos amigos centraron toda su atención en la pantalla y apenas se hablaron durante los veinte minutos que duró el episodio, recién al concluir volvieron a entablar una conversación fluida.

ㅡ ¿Qué te pareció? Le pregunto mira a su amigo.

ㅡ Esta bien, es el primer capítulo, hay que ver más para ver cómo está. Estoy seguro que la chica de cabello negro está simplemente para darle un interés amoroso al protagonistaㅡ

La chica golpeó una almohada contra el colchón provocando que su melena se alborotara y dijo.

ㅡ Yo pienso lo mismo, es una estupidez. Además ¿No se contradice con el final de la última temporada? ㅡ

ㅡ Creo que sí, pero quizás la maten más adelante. Nunca hay que perder las esperanzasㅡ K se rio y su amiga le sonrió.

ㅡ Hablando de muerte, si no como algo quien muera seré yo y no pienso dejarte a solas con mis cosas, tus manos parecen atraer cualquier objeto y no se pueden despegar de ellos ¿Pedimos una pizza? ㅡ

ㅡ ¡Comida! ㅡ Exclamó enérgicamente su acompañante despertando así a Max el perro de Kevin quien se le lanzó encima buscando cariño y llenándola de baba, tuvo que apartarlo con gran fuerza para evitar que se subiera a la cama y ensuciara todo.

ㅡ ¿De qué pedimos? ㅡ Dijo K mientras buscaba su pizzería usual en su móvil.

ㅡ Jamón y roquefort ㅡ Le contestó velozmente Mira.

ㅡ Claro, si se trata de comida no eras para nada indecisa, eres una gorda ㅡ Su amiga le respondió con una enorme sonrisa y unos ojos brillantes.

ㅡ Una hora dice que van a demorar, es la comida rápida menos rápida de la historia ㅡ

ㅡ Pero yo quiero comer ahora ㅡ

ㅡ Pues ve a buscarla al local ㅡ

ㅡ Nope ㅡ Mira se tapó hasta la cabeza con el acolchado ㅡ Hace fríoㅡ

ㅡ Entonces no te quejes ¿Seguimos viendo? ㅡ

ㅡ ¡Idiota! ㅡ

ㅡ Oye ¿Qué demonios te pasa? ㅡ

ㅡ No fue a ti, uno de los idiotas que tengo como compañero de estudio quiere ligar conmigo y no para de mandarme fotos de su miembro. ¡Mira! ㅡ Le dijo mostrándole en la pantalla de su teléfono un pene que ocupaba toda su extensión.

ㅡ Tiene el pito chico, dame eso ㅡ Y le quitó el celular de las manos, se abrió el pantalón y fotografió su entrepierna.

ㅡ ¿Te gusta el mío? ㅡ Murmuraba mientras escribía en el teléfono de su amiga.

ㅡ Listo, ya no te va a molestar masㅡ Hizo una pausa para ver la pantalla ㅡ En efecto, se desconecto cuando lo vió ㅡ

ㅡ Estas mal de la cabeza ㅡ Le dijo ella.

ㅡ No, el es el idiota que piensa que mandando fotos de penes pequeños va a conseguir mojar el bizcocho, yo solo le pague con su misma moneda, aunque una moneda mucho más grande ㅡ

Ambos se echaron a reír y volvieron a poner el programa que estaban viendo.

Vieron varios capítulos seguidos cada vez con menor entusiasmo y atención ya que descubrieron que la serie ahora tenía una calidad de animación bastante pobre y un guión aún peor.

ㅡ Lo único que podría hacer tolerable a esta porquería es la comida, pero esos estúpidos se están demorando demasiadoㅡ Dijo K.

En ese momento Max se levantó de donde estaba durmiendo y corrió hacia la puerta mientras ladraba desesperadamente.

ㅡ Debe de ser el maldito deliveryㅡ Max solo se pone así cuando alguien que no conoce se acerca a la casa o tiene ganas de salir, pero el instinto de mi estómago me dice que es lo primeroㅡ

Kevin abrió la puerta y se topó con un joven desaliñado, de cabello rubio grasoso y cara de rata, el cual tenía un paquete en las manos.

ㅡ Buenas noches amigo ㅡ Dijo el muchacho con un tono de voz que al dueño de la casa le pareció irritante.

ㅡ Hola ㅡ

ㅡ Son $350 ㅡ

K contó el dinero y se lo entregó. Le pareció que miraba para dentro de la casa pero no le dio mucha importancia solo era el delivery.

ㅡ Gracias amigo, buen provecho ㅡ

K cerró la puerta y pensó.

<< No soy tu amigo>> Luego suspiro y se sacó de encima al perro que quería comer lo que no le correspondía, aunque sabía que eventualmente algún borde de la pizza le terminaría dando.

El chico le llevó la comida a su amiga, quien festejó la llegada del alimento. Decidieron cambiar la programación porque ya no podían soportar lo que le estaban haciendo a su querida serie y viendo una de las tantas series que tenían pendientes devoraron la pizza.

La pareja de amigos pasaron las horas entre risas, comida y parloteo incesante y no sintieron el pasar del tiempo hasta que fueron las tres de la madrugada, hora en la que Mira largo un enorme bostezo.

ㅡ Ya me esta entrando el sueño, creo que me cambiaré y me ire a dormir ㅡ

ㅡ Te estas volviendo una vieja, ya no aguantas tanto como antes ㅡ

ㅡ La vida del adulto ㅡ Suspiro la joven mientras se quitaba la camiseta y el brasier ㅡ Ahh, al fin libertad ㅡ

ㅡ ¿Si tanto te molestaba porque no te lo quitaste antes? ㅡ

Mira se preguntó lo mismo, se sintió tonta y siguió desvistiendose.

ㅡ ¿Cómo puedes usar eso? ㅡ Le dijo su amigo en referencia a que llevaba una tanga ㅡ Si llevara un pedazo de tela metido entre las nalgas me volvería loco. Ya me saca de quicio cuando el boxer se me sube ㅡ

ㅡ Me resulta cómodo, no se quizas te acostumbras. Puedo prestarte alguna para que pruebes ㅡ Dijo riendo.

ㅡ Gracias, pero por el momento estoy bienㅡ

En ese momento Max se levantó de golpe y se dirigió nuevamente a gran velocidad en dirección a la puerta del frente, donde comenzó a ladrar y saltar contra la misma. Ante la falta de atención de su dueño volvió al cuarto y le ladró hasta que lo obligó a levantarse y seguirlo.

<< De seguro quiere salir>> Pensó K.

Cuando se dispuso a abrirle la puerta a su mascota se dió cuenta de que no tenía la llave y regresó al dormitorio para buscarla allí.

Mira ya se disponía a ir al otro dormitorio, a Kevin le molestaba compartir su cama así que siempre se quedaba en el cuarto de huéspedes, pero su amigo la detuvo y la puso a buscar junto a él la llave, pues no la lograba encontrar por ningun lugar. Revisaron las cómodas, las mesas de luz, cajas donde K guardaba algunas cosas pero no aparecía, todo esto mientras el perro seguía ladrando enérgicamente.

K la dijo a Mira que levantaría la cama para que ella pudiese buscar debajo, en caso de que se hubiesen caído debajo, la chica se agacho y comenzó a buscar.

ㅡ ¿Pero qué tenemos aquí? ㅡ Dijo Mira con voz divertida.

ㅡ ¿Encontraste las malditas llaves? ㅡ

ㅡ No, algo mejor ㅡ Y le mostró un vibrador plateado.

ㅡ Eso no es mío, seguro alguien se lo dejo allí ㅡ Se apresuró a decir su amigo.

ㅡ Si, claro. Me consta que por aquí no pasa nadie hace mucho tiempo ㅡ Mira rió ㅡ Me hubieses dicho que hacías estas cosas, tengo un arnes, te podría haber montado como la putita sumisa que eres ㅡ

Ambos se descostillaron de la risa.

ㅡ Te avisaré la próxima ㅡ Le dijo K y guiño un ojo a su amiga.

Siguieron buscando las llaves por el resto de la habitación mientras el perro ladraba sin parar.

ㅡ ¡Aja! ㅡ Exclamó el chico ㅡ Aquí están ㅡ

ㅡ ¿Donde estaban? ㅡ

ㅡ Aquí ㅡ Kevin sostenía el brasier verde de Mira ㅡ Como no se van a perder si estaban en este lugar. Miralo es enorme, en cada una de las copas entra un maldito Everest, me sorprende que no tengas la columna totalmente torcida ㅡ

ㅡ Idiota ㅡ Mira le quitó su prenda de las manos y K se fue a abrirle la puerta a Max para que saliera.

El dueño tuvo que apartar a su perro para poder abrir la puerta porque se había vuelto incontrolable. Destrabó la primer cerradura, cambio la llave para abrir la última y ni bien dio la última vuelta para destrancar la puerta fue lanzado hacia atrás cuando la puerta se abrió de repente asestandole un potente golpe, que lo arrojó contra el piso.

Cuando volvió en sí Kevin vió que ahora había un hombre vestido de negro llevaba tapada la cara con un pasamontañas, Max le ladraba desenfrenado y le mostraba sus grandes dientes, hasta que se lanzó a darle una dentellada. El hombre lo esquivó y le dio una patada en el costado que lo lanzó bajo la mesa, Max trató de levantarse pero el intruso le disparó a sangre fría.

K gritó de pena por su amigo y se abalanzó sobre el asesino pero este le dio un culatazo en la cabeza que le provocó un leve desvanecimiento.

Cuando volvió en sí estaba atado en su cuarto al igual que Mira,a quien el hombre estaba mirando lascivamente mientras ella se revolvía tratando de zafarse de sus ataduras.

ㅡ Dejala en paz ㅡ Exclamó el chico.

ㅡ Estas de nuevo con nosotros ㅡ Dijo riéndose ㅡ ¿Esta chica es tu novia? Tiene un trasero jugoso, de seguro la pasan muy bien por las noches ㅡ Y le agarró el trasero a la joven de cabello oscuro.

ㅡ Imbecil de mierda ㅡ Le dijo la chica y le dio una patada en la entrepierna que dejó doblado al intruso.

Kevin aprovechó el momento y empujó contra el piso hombre, quien cayó al suelo pero se reincorporó luego de darle una patada en el rostro a su atacante. En ese momento la chica le dio un empujón con sus piernas que lo hizo chocar contra el televisor, que luego se le cayó sobre la cabeza desconcertandoló un momento. Mira pensó que estaba en desventaja porque quedó tirada en el piso de la habitación pero se dio cuenta que la posición en la que había caído le permitía sacar las manos de su atadura, así que trató de hacerlo mientras el hombre de negro se acercaba a ella prorrumpiendo en insultos de toda clase.

Por suerte Mira se logró liberar de las cuerdas que le aprisionaban las muñecas antes de que fuera alcanzada por el hombre y se intentó escabullir bajo la cama, pero no fue lo suficientemente rápida y el hombre la asió por los pies y la arrastró fuera de allí. La chica trató de agarrarse a cualquier cosa para que no la sacaran de allí, logró tomar algo pero igualmente fue sacada a rastras de debajo de la cama.

El invasor se puso sobre su abdomen y apuntandole a la cara con su pistola.

ㅡ Eres una perra difícil ¿No? ㅡ Dijo mientras ponía el dedo en el gatillo.

Mira se desesperó y empezó a retorcerse tratándose de quitarse al hombre de encima pero era demasiado pesado y ella estaba en una muy mala posición. De pronto recordó que había cogido algo de debajo de la cama cuando trato de escabullirse por debajo. Con todas sus fuerzas arremetió con el objeto contra el rostro de su atacante.

El hombre gritó de dolor y se le escapó un disparo hacía un costado, se quitó lo que le habían clavado en el ojo y lo lanzó al suelo, un vibrador plateado cubierto de sangre rodó por el suelo. Al mismo tiempo al otro lado de la cama K gritaba de dolor y pronunciaba todo tipo de maldiciones, el disparo perdido le había dado en una pierna.

Aprovechando la confusión Mira empujó hacía un lado al agresor y corrió hacía la puerta del dormitorio, tomando la mano de K para que lo siguiera fuera de la casa y así poder llamar a la policía. Kevin la siguió hasta la sala de estar donde el hombre que irrumpió en su casa les dio alcance, llevaba la cara cubierta de sangre lo que acentuaba aún más su cara de odio hacia los jóvenes que lo habían herido. Se había quitado el pasamontañas y gracias a esto el dueño de la casa puedo reconocer su rostro, era el muchacho que les trajo la pizza esa misma noche.

ㅡ Mierda ¿Dónde están las llaves? ㅡ Dijo K al percatarse que las había perdido cuando le habían golpeado con la puerta. Se puso a buscarlas desesperadamente mientras su amiga revisaba el pasillo y hacía guardia con una lámpara en la mano como arma.

Mientras tanto el agresor caminaba tranquilo hacia la sala de estar, sabia que no podrían escapar porque él se había hecho con las llaves de la casa cuando inmovilizó a la pareja de amigos.

Cuando el hombre estuvo suficientemente cerca Mira trató de usar la lámpara para golpearlo con todas sus fuerzas pero él cogió el objeto con una mano y lo lanzó al otro lado de la estancia, la chica huyó y el hombre la siguió. Ella trató de escabullirse entre la mesa y la pared pero le cerraron el paso cuando su perseguidor de una patada movió la mesa contra la pared, quedando ambos frente a frente. El hombre sacó un cuchillo y se aprestaba a matar a Mira cuando una biblioteca le cayó encima.

K viendo en la situación que estaba su amiga corrió a auxiliarla y dejó caer una biblioteca con todos sus libros sobre el agresor, quien trató de levantarse entre quejidos pero no lo logró, ya que K tomó un equipo de sonido que tenía en la sala y lo lanzó contra la cabeza del hombre. Todos vieron horrorizados como la cabeza se partía como un sandía que cae contra el suelo manchando todo a su alcance de roja sangre.

ㅡ Por dios que puto asco ㅡ Dijo K

ㅡ Creo que deberíamos llamar a la policía para que vengan ㅡ Le dijo su amiga. K asintió y marcó al 911, ahora solo les restaba esperar a que emergencias llegará. Su noche de mierda había terminado.

ㅡ Momento ㅡ Dijo Kevin mirando con los ojos entrecerrados a su amiga ㅡ ¿Esa no es la camiseta de tu ex? ㅡ

ㅡ ¿En serio? ¿Casi nos matan y tu te fijas en mi ropa? ㅡ

ㅡ Soy una persona observadora, no puedo hacer nada con ello ㅡ

ㅡ Un idiota, eso es lo que eres ㅡ

K se hecho a reír.

1 Février 2020 06:37:47 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
2
Lire le chapitre suivant El Calcetín Rojo

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 4 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!

Plus d'histoires

Finding Eden Finding Eden
Angels Of Three Angels Of Three