karasu_tengu Karasu Tengu

Muchas son las almas que han entrado pero ninguna ha conseguido escapar. La ciudad donde el horror, la misma muerte, la pesadilla esta presente a la vuelta de la esquina. Dime ¿Serías capaz de sobrevivir? Acompaña la historia de estos hombres y mujeres que luchan para superar la desesperación. Bienvenido a Bramdun.


Horreur Tout public.

#misterio #295
0
2.6k VUES
En cours
temps de lecture
AA Partager

La pequeña desafortunada

La noche era tormentosa, tanta que no podías ver más allá de un par de metros. La pesada y helada lluvia no hacia más que aumentar la desesperación de la joven.

Cada paso que daba se hacia más difícil. Sus heridas eran graves, ella ya sabía que perdería la vida, pero aún tenía un trabajo por hacer. En sus manos traía una cesta, a su bebé. Ella no se rendiría hasta asegurarse que sus perseguidores no le quitaran lo último que le quedaba.

Tras un tiempo huyendo y con la vista casi nula, logró llegar hasta lo que parecía ser un puente. Viejo, hecho de nada mas que ladrillos de piedra, parecía ser la única forma de perderlos, pero algo le decía a ella que no debía pasar por allí.

- ¡Debe estar por aquí! ¡Sigan buscando!

Sin más opción, la joven madre se encamino por el puente. No paraba de sangrar y ya sin fuerzas, su esperanza se fue debilitando poco a poco.

Se arrastro por el puente hasta llegar a una gran puerta de hierro oxidada. Del otro lado, podía apreciarse una pequeña ciudad.

- Por favor, por favor. Que alguien me… ayude.

Suplica tras suplica, la mujer fue perdiendo el pequeño brillo de sus ojos. Para su suerte una muchachita estaba pasando cerca de la reja y pudo ver a la mujer moribunda.

- Oh, por favor, dulce y pequeña monja, te... pido que…

La mujer con sus brazos estirado hacia adelante aun sosteniendo a su bebe, le entrego su ultima esperanza a la chiquilla.

- Yo me haré todo lo que esté a mi alcance, pero… No pudiste escoger peor lugar para traer a esta hermosa bebé. Te juro que haré que cumpla lo que yo no… Salir de aquí.

La pequeña monja estiro sus brazos y recibió a través de la reja a la bebé. La tomó y huyó, sabiendo que algo o alguien estaba detrás de esa sesta. La monjita corrió sin mirar atrás, hasta refugiarse en el convento al cual recientemente había ingresado. Se ocultó en su habitación y juro por su dios que haría todo para que aquella niña no sufra lo que ella.

- Bienvenida a Bramdun mi pequeña… Katherine. Kath.

Bienvenida a Bramdun, pequeña niña desafortunada.

4 Février 2020 19:44:36 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
Lire le chapitre suivant La vida de la niña desafortunada

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 2 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!