doc Doc .

Un pequeño descubrirá que la vida a veces te da sorpresas.


Horreur Tout public.

#295
Histoire courte
0
3.7k VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

El sujeto

Las tardes lluviosas como la de hoy me gustan mucho ya que puedes estar en tu casa y relajarte con el sonido de la lluvia. Estamos en época de invierno así que lo único que queda es relajarse y descansar. En estos últimos días no hemos tenido clase debido a las diferentes manifestaciones que ha habido a lo largo de esta semana así que no debo preocuparme por ningún tipo de trabajo o tarea que deba entregar, es decir que estoy en total relajación.

Anochece y ya me empiezo a sentirme cansado de estar acostado en mi cama, además ya empiezo a sentir hambre, creo que debo ir a la cocina a buscar algo de comer e ir a ver la tele ya que mis padres llegan del trabajo alrededor de las 8 de la noche y no quiero esperar tanto así que bajare a la cocina.

La verdad no sé porque ha hecho tanto frío últimamente, debe ser por la lluvia o porque esta noche se supone que debería haber luna llena, pero con este invierno no hay luna que ver. Esta realmente oscuro, parece como si no hubiera nadie en casa, lo mejor es encender las luces del pasillo porque parece sacado de una película de terror y ni que decir de las demás zonas de la casa, las sombras de los arboles le dan un toque tétrico.

Ya llegado al primer piso enciendo la tele en la sala mientras voy a prepararme unos sándwiches para calmar el hambre que tengo, los preparo lo más rápido posible y me dirijo con mi comida hacia la sala, pero cuando llego a la sala algo me deja sorprendido, en el sofá veo a un señor sentado viendo la tele, no puedo verle el rostro ya que esta de espaldas a mi. Quedo en shock porque se supone que estoy solo en casa y que mis padres llegan más tarde. Quedo helado, siento frio, miedo, ansiedad. Comienzo a pensar en que hacer, si me devuelvo a la cocina a esconderme y esperar que lleguen mis padres, salir de casa corriendo a buscar ayuda o encarar a esa persona para saber lo que quiere.

Decido retroceder despacio hacia la cocina sin hacer ningún ruido para poder llamar a la policía o llamar a mis padres para que vengan a ayudarme. Llego a la cocina y tomo el teléfono, pero no hay tono, eso me desespera aun más, mi celular se quedo en la habitación de arriba y no puedo ir hacia allá sin que ese hombre me vea, siento mis piernas temblar por el miedo, me siento atrapado, acorralado porque no sé que hacer, en cualquier momento esa persona puede levantarse y venir hacia acá.

Analizo todas mis opciones y la única que me queda es salir por la ventana de la cocina, debo hacer el menor ruido posible para ir por ayuda. Esta todo listo para mi escape cuando me percato de unos pasos que al parecer vienen hacia la cocina. En ese momento tengo un coctel de emociones que me hace huir por la ventana lo más rápido posible. Es una noche lluviosa y sin la luz de la luna, es todo oscuridad, pero decido emprender mi huida, trato de ir hacia la entrada, pero ese sujeto se encuentra en la entrada de la puerta mirando hacia el horizonte, fue la primera vez que le pude ver la cara o algo de ella, era un hombre joven con cabello oscuro y piel blanca o eso me pareció. Pienso y la única manera será ir por detrás de la casa, sé que hay un rio y cerca de el se encuentra una carretera que me lleva al pueblo, pero todo ese recorrido en la noche y sin ninguna linterna o algo que me ayude a ver es un poco difícil, pero debo hacerlo lo más rápido posible.

Así que comienzo a correr en busca del rio, jamás había corrido tan rápido en mi vida, me caigo y me golpeo en repetidas ocasiones, pero eso no me importa lo único que quiero es alejarme de la casa. Después de tanto correr llego al rio, por la lluvia de los últimos días el rio aumento su cauce por esta razón debo ser muy cuidadoso, su sonido es estridente y genera en mi miedo, pero debo seguir, con suerte encuentro el camino que me lleva a la carretera. Debo estar cerca, pero al parecer ese sujeto me esta siguiendo siento pasos detrás de mi y al voltear veo una especie como de sombra que viene atrás de mi. Me aterro y corro desesperadamente hacia la carretera, pero no me percato de que he llegado a la mitad de la carretera y lo único que veo es la luz de un coche y un sonido y ya, todo queda en completa oscuridad y silencio estremecedor.

Despierto y me encuentro en casa, todo esta tranquilo, sigue siendo de noche, pero ya ha parado la lluvia, decido bajar y ahí esta sentado en el sofá, pero esta vez no siento nada es mas me dirijo hacia él y me siento a su lado. Le pregunto que si sabe lo que paso o que me paso, pero lo único que hace es reírse, eso me enfurece un poco y le pregunto:

- ¿Por qué te ríes? -dijo con un tono de ira e incertidumbre.

- Ustedes las personas nunca entienden lo que pasa a su alrededor, ¿Verdad? yo lo vería lógico por todo lo que ha pasado -lo dice riendo entre dientes.

- La verdad no entiendo -piensa- lo único que recuerdo es que estaba soñando que tu me perseguías y que una luz aparecía y luego……aparezco en mi cuarto acostado.

- Bueno es mejor que nos vayamos, se nos hace tarde.

- ¿Tarde?

- Si debo pasar por otras personas y por hablar contigo se me esta pasando el tiempo.

- No comprendo -lo dijo confundido.

- A ver niño, lo que soñaste realmente paso, estaba haciendo mi trabajo, bueno la verdad no es trabajo para mi es diversión. Solo muevo aquí y allá y listo. Todos se van conmigo.

- ¿Quién demonios eres?

- Me llaman de muchas maneras la tiznada, la calavera, la democrática, la fría, la segadora en fin tengo muchos nombres, pero el más conocido es la muerte -riendo mientras lo dice.

- Es decir que estoy muerto? -dijo con cara de sorprendido.

- ¡Bingo muchacho! Estas en lo correcto.

- Pero soy muy joven, no he vivido nada aún.

- Vamos, no me vengas con tonterías, no es mi problema que en tus años de vida hayas desperdiciado tu vida y no la hayas aprovechado, cada quien es libre de gastar su tiempo en lo que sea – dijo con cara de desprecio.

- Pero soy muy joven, no he podido hacer muchas cosas porque soy muy joven aun -dijo replicando.

- Siempre sacando escusas, debiste vivir tu vida al máximo chico. Pero sabes no soy malo del todo deje que tus padres te vieran por ultima vez, eso es un regalo ¿que más quieres? -dijo alzando los hombros.

- ¿En serio? -dijo sorprendido.

- Si ellos te vieron, es más fueron los últimos en verte con vida porque eran ellos los que venían en el auto que te atropello – dijo riendo y llevándose al pequeño y diciéndole- un regalo es un regalo.

28 Octobre 2019 00:57:31 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
1
La fin

A propos de l’auteur

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~