ALGUIEN MÁS Suivre l’histoire

gabrielarobledo_ Gabriela Robledo

El verano resulto ser algo importante para ella, involucro tanto, sin imaginar lo que podria pasar.


LGBT+ Tout public.

#love #girls #verano
Histoire courte
2
1.3k VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

ALGUIEN MÁS

Hace un año del mejor verano que pude haber pedido. Es tan difícil no recordad cada maldito día vivido con la persona que mejoro mi vida y así como la mejoro la arruino. Heme aquí sentada sin hacer nada más que ver la televisión, salir al trabajo, volver a casa, respirar, dejar de hacerlo, ahogarme por falta de oxígeno y aun así mi corazón latir. Pasan los días y no identifico en cual me encuentro, no sé si es lunes o martes, o que hora es aunque mire el reloj.

Las horas no tienen sentido desde que no tengo nada que hacer, desde que los momentos pasaron a ser grises sin encontrar el color que antes tenían o por lo menos el frizz que los mantenía vivos.


Aquel 8 de junio fue el día que nací, caminaba por el malecón acompañada de amigos, gritando palabra y media envuelta entre gente por la feria del pescador. Mirábamos el carnaval mientras bebíamos un poco de cerveza, no parábamos de reír de cómo iba vestida la gente. Entre ellos una chica con mascara de pescado, hacia movimientos tan burdos y torpes que no parábamos de mirar hasta aquel momento en el cual se quitó la máscara y con tal belleza me deslumbro, recuerdo como su cabello rozaba su rostro, aquel tono de piel color canela y cabello sedoso, no paraba de mirar su sonrisa que irradiaba vida y al momento que me volteo a ver me dio vida. Me entorpecí, no quería dejar de verla. Mis amigos me tomaron distraída y como pude les dije, pasaron las horas y no paraba de buscarla con la mirada. Termino la noche y no la volví a ver.


Pasaron los días y fui a la fiesta de Emmanuel, bailaba al ritmo de la música, tomaba cerveza, tonteaba con mis amigos. Salí un momento al jardín encendí un cigarro, le di el primer toque cuando escuche con voz tenue –me regalas un poco? Voltee a ver y era ella, no supe que decir no supe hablar y solo pase mi porro. Fumo un poco tosió y me pregunto mi nombre le conteste como pude y solo comenzó a reír. Estuvimos hablando y me dijo te recuerdo del carnaval, no paraste de verme porque no me hablaste? Solo sonreí, gire cambie el tema y comente. Sabías que existen universos paralelos en los cuales pude haberte hablado y tú no hubieras contestado? Quizá es en este donde tú me debías hablar a mí. Comencé a reír y ella continuo diciendo pues si tu teoría es cierta heme aquí contigo en medio de la noche estrellada fumando un porro, guiño el ojo y fue ahí que comenzó todo.


Pasaron los días, nos miramos diario, salimos por helados, cervezas alitas, a la playa que por cierto no me gusta demasiado. Los días con ella eran perfectos desde las pláticas profundas hasta las sin sentido que nos hacían reír como locas.

Faltaban pocos días para terminar el verano y aquella noche salimos todos a una fiesta, ella y yo nos alejamos decidimos estar solas un momento. Intente besarla y no quizo me sentí apenada, no sabía cómo romper el hielo que yo misma había creado. Ella solo sonreía y me miraba y me dijo

-Asi como te hable primero, seré yo quien te bese.


Me derretí entre sus labios, la noche fue mágica no paraba de sentir electricidad en mi cuerpo, con sus manos acicalo mi rostro, su calor invadía mi torso, fue el mejor beso que he tenido en mi vida. Y lo que vino después hizo al universo, hizo al amor.


Pasaron los días y no contestaba mis mensajes, le llamaba y no respondía hasta que un día salí a la plaza con mi mejor amigo. Pasamos a comprar unas paletas y al voltear estaba ella con un chico, sonreían y justo cuando iba a gritar su nombre se besaron. Me partí en dos se escuchó un crujido profundo y penetrante ante mis tímpanos, no supe que hacer y salí corriendo. Raúl me siguió y hablo conmigo, esa noche me había destruido, esa noche ya no era yo.


Termino el verano, comenzó septiembre y volvió a aparecer, me busco y no la quise ver, llego la noche mexicana, hicimos fiesta y ahí estaba ella. Toda bonita toda hermosa, no deje de verla, se acercó y me presento a su novio. Esperaba todo menos eso. Me quede con la mirada perdida no sabía qué hacer, me salí y comencé a fumar todos gritaban mientras yo lloraba, salió y me miro, me pidió perdón y solo me dijo que no podía dejar a su novio que estaban a punto de casarse, que no quería perderlo y se fue. No le importo como me hacía sentir con sus confesiones, no le importaba cuanto la quería yo.


Me fui de Sinaloa, tengo ya medio año viviendo en la ciudad de México. No he dejado de pensar en ella. De verdad que lo intento y no puedo, miles de personas aquí y yo queriéndola a ella. Esos 40 días fueron los más perfectos del verano, me enamore de una forma que no puedo dejar pasar, fue algo natural, algo que involucro mi alma con el cuerpo, corazón y pensamientos, de esas veces en la cual te enamoras y ni el frio puede invadirte de tal calor que te está dando esa persona. De esas veces en las que tu corazón late al ritmo de la música con la que comenzó todo. Mientras en tu mente pasan las imágenes de ella sonriendo, mirándote, besándote, diciendo que el universo nos unió. Pero con un chasquido nos alejó.


Hoy iré a Sinaloa, es la fiesta del pescador, no quiero ir pero mis amigos tienen evento, tocaran en el carnaval. Es algo importante para ellos, tengo que ir.

Entre tanta gente me encontré a una chica con mascara de pez, ansié y anhele que fuera ella, se quitó la máscara y me sonrió, no era ella, era alguien más, me calo los huesos en ese momento. Me entro un frio tremendo, todo se me movió, mi corazón latió, mis ojos volvieron a brillar, Ella apareció, me sonrió y de ahí todo comenzó..

3 Septembre 2019 22:46:34 1 Rapport Incorporer 2
La fin

A propos de l’auteur

Commentez quelque chose

Publier!
CP Catalina Pérez
Me gustó mucho la historia, gracias por tanto perdón por tan poco jajajaj♥️
5 Octobre 2019 17:58:14
~