LA ULTIMA FUNCIÓN Suivre l’histoire

faquileia1544575858 Flor Aquileia

Dos hermanos mochileros se dirigían al pueblo más cercano, pero los sorprende una feroz tormenta. Estando en medio del bosque encuentran un refugio abandonado que no se trata precisamente de una casa sino de un teatro en ruinas. Los hermanos deciden pasar la noche allí y al día siguiente sin peligros continuar la caminata al pueblo. Pero, un peligro mayor los espera en aquel lugar marcado por la tragedia. Y la tormenta será el menor de sus problemas. ¿Podrán salir con vida?


Paranormal Tout public.
Histoire courte
8
3.5k VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

TEATRO EN RUINAS



Una fina línea separa la ficción de la realidad, lo insensato de lo racional, lo imposible de lo factible. Pero, cuando las luces se apagan; el rojo telón se cierra y el público vuelve a casa, lo que queda tras del escenario no siempre puede volver a la realidad. Hay quienes quedan atrapados en su mundo ficticio. Hay quienes nunca pudieron salir de él.


I



—Está anocheciendo y una tormenta se acerca. ¡Vamos! ¡apúrate!—Volteó a ver a su hermano menor que venía detrás a paso lento y despreocupado—¡Mira! podemos pasar la noche allí —dijo Jimmy señalando con la luz de la linterna un refugio abandonado que se encontraba a algunos metros por delante.

—¿Estás loco? ese lugar se cae a pedazos. ¡No pienso quedarme ahí!—exclamó Jon con un gesto de malestar en su rostro.

— ¿Tienes una mejor idea? —lo miró impaciente.

—El pueblo queda a unos pocos kilómetros si seguimos adelante...quizás...

—¿Acaso sabes el camino?—Lanzó una risa burlona—¡Mira donde estamos! ,debemos cruzar el oscuro sendero boscoso y nos perderíamos como idiotas intentando llegar a alguna parte—¡Además no pienso mojarme!.—añadió seguidamente al oír el sonido estrepitoso de un trueno.


Jon, no tan convencido, cedió ante la insistencia de su hermano mayor .Sintió las primeras gotas de lluvia caer sobre su mejilla y se apresuró a alcanzar a Jimy justo antes que un fuerte diluvio cayera.

Al llegar, los jóvenes sorprendidos, notaron que no se trataba de una simple casa abandonada sino de un antiguo y deteriorado teatro.

Las dos puertas principales estaban sin acceso tapadas por un montículo de escombros y una banda cruzada que decía "PROHIBIDO EL ACCESO" del que hizo caso omiso. Entonces, probó entrar por una de las ventanas laterales de vidrio roto y lo consiguió, mientras Jon del otro lado, permanecía de pie dubitativo.

—No sé si sea buena idea quedarnos aquí—dijo con la mirada perdida en un punto fijo y una expresión de temor en sus ojos.

—¡Cobarde!—exclamó—¡entra de una vez o lárgate!—dijo furioso.



Sin más alternativas y teniendo en cuenta que quizá seguir solo era la peor de las opciones, Jon lo obedeció.

En el interior, los jóvenes comenzaron a recorrer con sus linternas un ancho y extenso pasillo que aún conservaba una alfombra roja, casi intacta, sino fuera por la capa de polvo que la cubría y que se desperdigaba por el aire con cada pisada.

De las paredes cubiertas de moho y telarañas, se filtraba la luz del exterior mediante enormes huecos y roturas. Continuaron hasta la sala principal, ahí contemplaron un cementerio de butacas amontonadas en pilas de desechos. Otras, en cambio, seguían en pie atesorando su particular, aunque desgastado tono rojizo. Frente a ellas, reposaba sobre un escenario devastado, el telón hecho jirones de color carmesí.

El techo exponía ornamentos de estilo victoriano estropeados debido a la humedad y la podredumbre de años de abandono.

El frío del ambiente era intenso. Afuera, el viento enfurecido se colaba por las aberturas del techo. En un momento, la araña colgante se desplomó, muy cerca de ellos, causando un gran estruendo y levantando una densa polvareda que cubrió de inmediato su alrededor. Jon deseaba enormemente salir corriendo de aquel espeluznante y peligroso lugar, aún cuando las posibilidades de llegar al pueblo con esas condiciones eran casi nulas, pero Jimmy lo tranquilizó y convenció de que quedarse en el sitio era lo más sensato. Después, ambos se situaron en la primera fila de butacas y colocaron las linternas sobre el borde del escenario apuntando hacia ellos para lograr una luz uniforme.


—Muero de hambre—dijo Jon y sacó de su mochila algunas provisiones que habían sobrado del trayecto.

—¡Por una vez estoy de acuerdo contigo!—Expresó Jimmy arrebatando un paquete de papas fritas de su mano. Ambos rieron. De pronto, algo cambió el semblante divertido y la expresión de su rostro pasó a ser de seriedad.

—Dicen que este lugar está manchado con sangre.

—¿Qué?—preguntó Jon confuso.

—William Trevis se llamaba el dueño del teatro. Los vecinos del pueblo asistían a sus funciones de horror cada noche, ansiosos por volver. Carismático y agradable, al principio...luego, con el tiempo se obsesionó y comenzó a buscar la perfección a tal punto de no poder distinguir entre la realidad y la ficción...

—¿Qué dices? ¿De qué estás hablando?—Respondió exaltado.

—Fue hace cincuenta años—continuó—durante la última función. El tipo se volvió loco, sacó un revolver y asesinó a los cuatro actores que interpretaban el papel. Luego, continuó la masacre con su público. Algunos murieron, otros lograron escapar. Por último se pegó un tiro en la cien.

Según la leyenda...las almas quedaron atrapadas a merced del Señor Trevis y están condenadas a repetir cada noche alrededor de la medianoche la ultima función...

—Basta de inventar estupideces me estás asustando.

—Pronto lo sabremos—dijo y arremangó su chaqueta para comprobar que en su reloj solo faltaban cinco minutos para las doce.

Jon , entonces lo comprendió...

Su hermano, desde un principio lo había engañado. El joven atinó a recoger su mochila con la intención de huir, en cuanto el mayor posó las pesadas manos sobre sus hombros y lo retuvo con fuerza sobre su asiento.

—¡Cálmate, idiota! es solo una leyenda de viejos pueblerinos.

Aquellas palabras resonaron a lo largo y ancho del siniestro teatro y se volvieron a él con la fuerza de un viento frío y espectral que lo envolvió de inmediato, sacudió de un tremendo impulso contra lo alto del cielo raso para caer con la misma violenta intensidad sobre el centro del escenario.

Malherido y aterrado, sollozó estirando su mano temblorosa hacia Jon, que lo contemplaba despavorido. Las luces de lámparas rotas de hace cincuenta años comenzaron a titilar. Murmullos como ecos de un público aclamando a su anfitrión se distorsionaban en horribles y estremecedores gritos de auxilio.

Jon extendió su mano también y tomó la de Jimmy atrayéndolo con fuerza hacia él. Pero, una energía sobrehumana se cernía sobre el muchacho impidiéndole moverse. A ambos lados las entidades de cuatro jóvenes de rostro cadavérico y putrefacto lo observaban mientras se dibujaba en sus caras una aterradora sonrisa.

—¡No me sueltes!—gritaba Jimmy al punto de desgarrar su garganta.

Detrás de él, el telón se abrió lentamente, y se manifestó ante ellos el espectro de un hombre de alta estatura, de piel cetrina y ojos totalmente negros como los de un cuervo en la noche.

Jon soltó su mano. El espíritu del Señor Trevis arrastró a su hermano consigo. El telón se cerró.

Al amanecer, tres lugareños que cruzaban el bosque encontraron a Jon inconsciente sobre el húmedo pastizal a metros del teatro.

El cuerpo de Jimmy nunca fue encontrado. Pero, hay quienes dicen que cada noche a las 12 pm regresa para interpretar su "última función". Claro, es sólo una leyenda.




FIN




















4 Septembre 2019 22:06:36 10 Rapport Incorporer 5
La fin

A propos de l’auteur

Flor Aquileia Escritora de relatos cortos de terror y misterio. Acá te presento mi pasión por el terror y el misterio. Espero que disfrutes leyendo mis relatos como yo disfruto tanto escribirlos.

Commentez quelque chose

Publier!
S Jara S Jara
¡Muy buena! Gracias por habérmela recomendado, son muy originales. Como que bajita la mano me dio gusto que Jimmy fuera el muerto y no Jon, jaja!
4 Octobre 2019 20:39:05

  • Flor Aquileia Flor Aquileia
    Gracias una vez más!!! Valoro mucho el que lo hayas leido y me alegra que haya sido de tu agrado. Pasare a leerte tanbien. Gracias por la reseña. 4 Octobre 2019 21:47:23
Galo Vargas Galo Vargas
Hola Flor! Somos del equipo de verificación de Inkspired. Hemos revisado tu historia, y necesitamos que hagas unas pequeñas mejoras para poderla verificar del todo. Principalmente, por favor corregir una que otra tilde que falta por allí como "línea" entre otras; y además de alinear el texto a la izquierda o justificarlo. Por favor responde este comentario cuando lo hayas hecho para verificarla. Un gran saludo!
5 Septembre 2019 04:32:17

  • Flor Aquileia Flor Aquileia
    Genial galo!! Ahora mismo lo hago!!! 5 Septembre 2019 09:53:21
K.H Baker K.H Baker
Wooooow! ¡Está genial!
5 Septembre 2019 01:50:02

  • Flor Aquileia Flor Aquileia
    Katt que bueno que te haya gustado!! Debo corregir unas pequeñas cositas asi me lo cerifican jajaja 5 Septembre 2019 09:54:13
Baltazar Ruiz Baltazar Ruiz
Quedó excelente!!
4 Septembre 2019 19:23:11

  • Flor Aquileia Flor Aquileia
    gracias amigoooooooooooo!! al fin!! ajajaja 4 Septembre 2019 19:33:14
Frank Boz Frank Boz
Estos cuentos cortos tuyos son muy buenos Flor. Hay un pequeño errorcito de edición en una parte, donde dice "... impidiendolo moverse" creo que quisiste poner "Impidiéndole moverse" . Pero en lo demás, te quedó redondo el relato. Vas directo al grano con las descripciones y eso se agradece mucho Flor.
4 Septembre 2019 19:18:12

  • Flor Aquileia Flor Aquileia
    GRACIAS FRANKKKKKKK!!! me encanta el tuyo, lo voy leyendo y está muy muy interesante. Ahora me fijo y lo corrijo. gracias!!! 4 Septembre 2019 19:32:43
~