El color del amor Suivre l’histoire

melani-abascal1556141694 Melani Abascal

Siempre he visto el color de la sangre, pero no el que todos ven, sino distintos que indican el estado del portador de la misma. Fue algo que tuvo que explicar la protagonista de esta historia antes de relatar lo que sucedió.


Thriller/Mystère Interdit aux moins de 18 ans.

#misterio #amor #sangre #engaño #color
Histoire courte
3
2858 VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

El color del amor

Hace años que considero que poseo un don único, al menos desconozco de nadie que me haya comentado algo parecido. Estoy totalmente segura de que cualquiera que lo escuche lo considerará un desvarío, pero garantizo que es cierto, tan cierto como que yo soy real.

Puedo ver el color de la sangre, pero no el típico que ve todo el mundo, yo puedo ver el color real, el que indica cómo está la persona que la porta. Es algo que no he contado jamás a nadie, no al menos desde hace mucho tiempo, he indagado lo suficiente y no soy tonta, estoy segura de que me considerarían loca sin dudar ni un instante.

No obstante, ahora ya no tiene importancia por motivos evidentes, así que lo contaré de todas formas para que puedan ver el origen de todo.

El verde es un color de paz, de bienestar, cuando uno está en armonía su sangre tiene ese color. No me miren así y escuchen con atención, juro que no estoy loca, si me escuchan lo entenderán todo.

El amarillo es un color preocupante, indica que su portador está enfermo, de cualquier dolencia pero que está enfermo y debería ser atendido, puede que de emergencia si es un amarillo intenso.

El azul es un color melancólico, no hay nadie más triste que una persona con el color azul en la sangre, suele deberse a depresión, tristeza profunda, soledad,… Un tono que estoy segura que ninguno quiere tener.

El rojo es un color precioso y en mi opinión el mejor que puede llevar alguien aparte del verde, lo que viene a significar es que el individuo está plenamente enamorado y feliz, muy muy feliz.

El último color es el negro, ya sé que se dice que es la ausencia de él, pero los que afirman eso no tienen ni idea, lo garantizo. El negro es el color del engaño, de la mentira.

Ahora que ya hemos entrado en materia, voy a explicar todo punto por punto.

Hace años que conocí a un chico encantador del cual estaba muy enamorada, no lo digo sólo yo, lo evidenciaba mi sangre de rojo brillante e intenso, pude comprobar además que la suya también era de ese color ¡Por favor no me miren así! Aseguro aquí y ahora que no le corté ni nada por el estilo, fue por accidente, a cualquiera le pasa. Tonteamos durante un tiempo y admito que cuando vi su herida sangrar de rojo no me lo pensé y me declaré con todo mi corazón. Él aceptó y estuvimos un tiempo de novios, hasta nos fuimos a vivir juntos no tardando más allá de unos meses. Éramos tan felices… Al menos yo así lo creía y así lo fui, de vez en cuando compruebo el color de mi sangre para corroborar cómo me siento y oscilaba entre el rojo brillante y el verde, es algo curioso de ver, es como si ambos tonos bailaran en armonía por la superficie del fluido, sin llegar a mezclarse nunca.

Entonces, cuando ya hacía como un año que vivíamos juntos, quizás poco más, estábamos en casa tan tranquilos un sábado, haciendo la comida y empezó todo este caos. Él se encargaba de la ensalada y tuvo la mala pata de cortarse con la lata de atún, nunca supo de mi habilidad, de haber sido así estoy segura de que no me habría dejado ver su sangre entonces, porque era de color negro. El pánico se apoderó de mí ¡Me estaba engañando! O como mínimo pensaba hacerlo. Intenté calmarme y pensar qué podía ser, que sea un engaño no implica algo como una infidelidad necesariamente, puede ser algo tan trivial como decir que estás bien cuando no lo estás, pero he de reconocer que fue lo que encendió la mecha. A partir de ahí estaba pendiente de lo que me decía e intentando averiguar lo que no, sin que sospechase nada o perdería mi oportunidad de agarrarle. Lo que es la mente humana, siempre nos ponemos en lo peor…

Cada vez que iba al baño, sobre todo si era para ducharse, usaba ese tiempo para revisar su móvil, intenté colarme en sus redes sociales cuando no estaba en casa para ver qué hacía allí, pero había algunas diferencias raras. Bien porque me pilló o porque de verdad estaba ocultando algo grave tal y como me temía, el caso es que empezó a no dejar el móvil a solas, a cerrar sus sesiones, a ponérmelo cada vez más difícil para seguir averiguando. Su historial de navegación también desaparecía cada vez que usaba el ordenador, no sé, todo era muy raro y seguirle la pista cada vez era más difícil. Por supuesto siempre que intentaba hablar con él no pasaba nada, todo estaba como solía y demás tonterías que no me tragaba.

Luego vinieron las llamadas, recibía alguna que otra y se alejaba para contestar, intentaba poner la oreja a ver con quién hablaba, pero eran breves, colgaba enseguida. Intenté convencerme a mí misma de que tenía razón cuando decía que se trataba de un comercial de una compañía telefónica que le insistía para que se cambiase con una oferta. Sabía lo tenaces que podían llegar a ser y la desesperación me hizo esforzarme en creerle y justificarle. Entonces mi sangre pasó a ser morada y azul, no lo he dicho pero el morado es el color del miedo, estaba aterrada por perderlo, porque todo fuese un gran engaño.

Lo peor de todo llegó cuando ya estaba demasiado agotado para pasar tiempo conmigo, se quedaba a hacer horas extra en el trabajo, decía…

Entonces decidí tenderle una trampa, fingí irme a visitar a mis padres al pueblo con la excusa de la frágil salud de mi padre, así que tendría vía libre para traer a su ligue si es que tenía uno, vía libre para engañarme si así lo deseaba y pillarle volviendo antes de tiempo.

Me fui un viernes por la tarde, después del trabajo, con los nervios a flor de piel y un nudo en el estómago terrible, no pude dormir en toda la noche, me fui a un hotelucho cualquiera a dejar pasar el tiempo, a darle tiempo a que se relajase. Le dije que volvería el domingo, pero el sábado por la mañana temprano ya estaba metiendo las llaves cuidadosamente en la cerradura. Se me partió el corazón cuando vi en la mesita del salón un par de copas de vino, así que fui a la cocina y me preparé. El odio y la desesperanza me invadieron cuando recorrí el pasillo salpicado de distintas prendas, alguien se lo había pasado muy bien.

Llegué al dormitorio y ahí estaban los dos, durmiendo plácidamente como si nada pasase, con la conciencia tranquila mientras yo me deshacía por dentro…

No sé cuántas puñaladas le di, me cegué por completo, no podía pensar en nada más que no fuese lo tonta que había sido, en lo herida y engañada que me sentía, en lo ilusa que fui por sentirme tan feliz a su lado y de creerle que me amaría por siempre…

El color de su sangre era la última de mis preocupaciones, pasó a ser en cómo deshacerme del cadáver, pero iba a ser muy engorroso y se me acabó ocurriendo la idea de dejarla a ella como asesina, yo tenía la excusa de estar en el pueblo de mis padres así que lo monté todo para que así fuese. Puse sus huellas en el cuchillo, soborné a los del hotelucho de mala muerte para que olvidasen mi visita y volví a casa de mis padres. Sí, volví, me había encargado de pasar por allí a dejar mis cosas el viernes y volví a la ciudad sin que ellos supieran, simplemente con la excusa de que iría a visitar a una amiga.

Bueno, es evidente que si estamos aquí es porque no he tenido éxito alguno ¿verdad agentes?

18 Juin 2019 11:32:56 6 Rapport Incorporer 4
La fin

A propos de l’auteur

Melani Abascal Melani Abascal nació el 7 de junio de 1990 y creció en Castro Urdiales, pequeña ciudad portuaria de Cantabria, lugar que supo despertar su imaginación. Desde pequeña ya empezó a interesarse por distintas ramas artísticas, entre ellas la escritura, y a medida que avanzaron los años fue desarrollándola de forma apasionada, combinándola con los estudios. Actualmente estudia informática, un nuevo y fascinante descubrimiento.

Commentez quelque chose

Publier!
Nataly Calderón Nataly Calderón
Muy bueno, me sorprendió el final.
27 Août 2019 12:13:53

  • Melani Abascal Melani Abascal
    Gracias por comentar, me alegra que te haya gustado ^^ 27 Août 2019 12:17:27
Gin Les Gin Les
¡Wow! el giro que has dado al final ha quedado estupendo. ¡Me encanta! :D
22 Juin 2019 21:28:14

  • Melani Abascal Melani Abascal
    ¡Muchas gracias! Me alegra que te guste ^^ 23 Juin 2019 02:46:33
~