Histoire courte
4
3.8k VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Un día más

En las mañanas, ocurre el primer desgaste del cuerpo humano; física y mentalmente.

“Tengo que quitarme las cobijas y pararme”.

Muy rara vez, ese pensamiento transcurre por mi cabeza.

Las rutinas diarias la han nublado; tal vez no o tal vez es una certeza.

El pan de ayer es un buen desayuno, acompañado de leche en una taza; además, la buena suerte siempre ronda por la casa.

Los enigmas diarios que tengo que resolver, me tienen distraído; poco a poco me han consumido.

“¿Qué pasará con mengano? ¿Morirá perengano? ¿Ella se casará con zutano?”

Nunca imaginé que acabaría con esta profesión de ser escritor; tratando de imaginar historias y escribiendo palabras al por mayor.

Me siento frente a la computadora para seguir utilizando el teclado; hasta que las historias se guardan y siento que mis dedos se han cansado.

Miro el reloj de la pared, contando las horas que han desaparecido; preguntándome si en realidad todo tiene sentido.

Soy un desconocido en medio de la nada; escribiendo relatos de aventuras, de amor y un hada.

Las ideas vienen, las redacto, reviso el trabajo para encontrar algún error.

¿Por qué hago todo esto? Si yo soy mi único lector.

Tengo un trabajo estable y un buen salario, ¿en verdad, tengo todo lo necesario?

“Ni siquiera a mis padres les interesan mis relatos”

Es lo que pienso a ratos.

La conciencia me llama la atención, calmando mi mal humor.

“Hay que seguir escribiendo, para que nos vaya mejor”.

Eso no tiene ningún sentido. Lo he estado haciendo todos estos meses, y hay ocasiones en que no he dormido.

Tantas historias en las que he sudado, y en mi vida nada ha cambiado.

“Solo hasta que tengas en claro qué quieres recibir, el destino te dará las cartas para que puedas elegir”

“Tienes que seguir escribiendo. Es tu vocación; lo sabes. Ya nos tocará el tiempo de estar sonriendo”.

En la noche, mi ser termina muy cansado, y faltan historias por terminar.

Me voy a la cama, pensado en las novelas que hay que completar.

Así es mi vida, semana tras semana; viviendo en el departamento que me dejaron mis padres, junto con mi hermana.

A veces, la conciencia no tiene buenos argumentos; por lo que termino el día con puros lamentos.

Hay días buenos y días malos.

Al fin y al cabo, esa es la vida de los humanos

30 Mars 2019 04:53:05 3 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
9
La fin

A propos de l’auteur

Carlos Alberto (ElGitanoBlanco) He vivido en la Ciudad de México prácticamente toda mi vida. Estudié lo básico y ahora trato de esforzarme para ser un buen escritor. Descubrí mi vocación varios años atrás, encontrando un vasto universo en mi imaginación. Ya he escrito un tanto de esos mundos, y seguiré compartiendo mis novelas con ustedes. Visiten mi pagina de facebook https://www.facebook.com/Alucinaciones-de-un-hombre-empedernido-saga-107495967276978/?modal=admin_todo_tour

Commentez quelque chose

Publier!
María Margarita María Margarita
Escribir para sentir, para fluir... ¡qué más da quién lea! Gran texto, se siente muy sincero. Un abrazo
May 13, 2020, 03:24
Mon Fuentes Mon Fuentes
Me sentí identificada:3 Y, ¡me encanta tu manera de escribir!
November 23, 2019, 00:05

~