A
Alisson Acosta


¿Quien no dijo que los útiles escolares también podrían sufrir bullying? En esta historia, un grupo de materiales serán acosados por el bullying.¿Lograran librarse de el bullying? ¡Descúbrelo en esta historia!


Inspirant Tout public.

#noalbullying
Histoire courte
0
3.3k VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

.

Había una vez una cartuchera que tenía tres bolsillos con útiles que hablaban. En el primer bolsillo había un lápiz, un borrador, dos esferos de color azul y rojo, un resaltador y un sacapuntas. En el siguiente bolsillo había lápices de colores y marcadores. Y en el tercer bolsillo solo estaban la tijera, la goma y la regla. Al principio de clases todos se llevaban muy bien, pero tiempo después, su relación ya no era tan buena.

Lo que pasó en la cartuchera fue que los útiles del primer y segundo bolsillo ya no tomaban tanto en cuenta a los del tercer bolsillo, poco después les empezaron a decir cosas feas como insultos o palabras que bajaban su autoestima; y esto siguió con empujones, bromas pesadas, entre otras cosas. La tijera, que era la más valiente decidió preguntarles por qué les hacían eso; la regla y la goma trataron de detenerla, pero no lo lograron. La tijera se les acerco y les dijo: “¿Porque nos están tratando tan mal a la goma, a la regla y a mí?” Después de su pregunta el esfero azul le dijo: “¿Sabes por qué los estamos tratando tan mal? ¡Por que queremos!” Esas fueron las muy groseras palabras del esfero azul, él lo empujó, y le dijo a los demás que se alejaran de la tijera, y ellos se alejaron de la tijera, que muy sola quedo cerca de un pequeño cuaderno.

La tijera llego muy triste al tercer bolsillo de la cartuchera donde la esperaban la regla y la goma ansiosas por saber la respuesta, pero cuando llegó la tijera, de inmediato supieron que había pasado algo malo y que tenían que unirse las tres contra ellos. La goma le pregunto a la tijera: “¿Qué pasó? ¿Por qué traes esa cara?” La tijera no tuvo más remedio que decirles la vedad: “Lo que pasó fue que le pregunte al esfero y me dijo que porque querían y me empujó“. La tijera lo dijo con un tono triste y un poco lloroso. La regla y la goma consolaron a su amiga y le dijeron que verían la forma de parar lo que estaba sucediendo y que todo vuelva a la normalidad y vuelvan a ser amigos.

Al día siguiente se les ocurrió preguntar a Regina, la dueña de la cartuchera, que era una niña de 4to de básica, dulce, y le gustaba cuidar a los demás, además, a la que de cariño le decían Regi. Y le dijeron esto: “¿Regi, nos puedes ayudar con un pequeño problema que tenemos en la cartuchera por favor?” “Sí, claro” dijo Regi con una voz muy dulce. “¿Qué pasó?” “¿Hay algún problema con la cartuchera, o los demás materiales los están molestando?” “Si Regi, lo que pasa es que los materiales de los bolsillos uno y dos nos están molestando mucho, nos golpean, nos empujan, nos insultan porque estamos en el último bolsillo de la cartuchera y creen que no somos importantes, y nos excluyen por eso” Dijo la regla, muy triste pero a la vez alegre, con la ilusión de que esa podría ser su salvación y así que no los molestaran nunca jamás. “¡Un caso de Bullying!” “Veré lo que hago al respecto” Esas fueron las últimas palabras de Regi y se fue al recreo.

Ese día todo paso igual que siempre: Los materiales de los dos bolsillos molestaban a los del tercer bolsillo hasta que se cerraba el cierre de los bolsillos de la cartuchera.

Pero al siguiente día todo, absolutamente todo cambió: cuando Regina abrió los cierres de su cartuchera, la tijera, la regla y la goma se dieron cuenta que ya no estaban todos los que los molestaban; al contrario, había compañeros nuevos que los respetaban, los incluían en todo lo que hacían y nunca les golpearon o los insultaron, ni una sola vez y la regla, la tijera y la goma sintieron que ese fue el mejor día de sus vidas.

Los nuevos compañeros permanecieron en la cartuchera por al menos una o dos semanas. Uno de esos días la goma, que era la más tímida hizo un comentario: “¿Qué les habrá pasado a nuestros otros compañeros?, no es que quiera que se vayan nuestros nuevos compañeros, solo quiero saber qué pasó con ellos”. Por un momento la regla y la tijera se quedaron un poquito asombradas, pero el asombro se les esfumo en un abrir y cerrar de ojos y la regla respondió: “¡Vamos a preguntarle a Regi!” “¡Sًíííí! Así salimos de dudas de una vez por todas” dijo la goma, con un tono alegre.

Así los tres amigos esperaron la llegada de Regina.

“Hola goma, hola tijera y hola regla, ¿Por qué están aquí?” Pregunto Regi. La tijera dijo “Regi…emm…uhh… ¿Que les paso a nuestros otros compañeros?” Regi respondió dulcemente: “Tranquilos, no se preocupen que ellos están bien. Están tomando unas lecciones para respetar a las personas.”

La tijera, la regla y la goma entendieron perfectamente el plan de Regi. Los nuevos compañeros y ellos acompañaron a Regi hasta que se acabó el año escolar, y la regla, la tijera y la goma se reencontraron con sus compañeros de antes en la casa de Regi.

La casa de Regi era en realidad un departamento, solo que ella había adquirido la costumbre de decirle casa, y sus materiales también. En la casa de Regi había un lugar específico para cada material escolar. Era más o menos como una casa de campo para los materiales escolares. Cuando Regi llego de la escuela, dejo la cartuchera abierta para que todos salieran a hospedarse en su casa de campo. “Un buen lugar para las vacaciones, decía la regla; a la que le encantaba todo lo nuevo”.

Mientras iban a la casa de campo, se encontraron con su antiguo compañero: el esfero azul. Los tres se estremecieron por un momento, pero luego el esfero azul los saludó cortésmente y se fue.

Desde ese día nadie volvió a tratar mal ni a la regla, ni a la goma, ni a la tijera y todos, esta vez absolutamente todos, sin excepciones, vivieron felices para siempre.


FIN

18 Mars 2019 21:22:22 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
La fin

A propos de l’auteur

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~