B
Bastián Matteo


Valogrado, tierra épica de guerras y dioses, donde la magia y la razón se arman en batalla para develar el velo de la verdad por sobre la sombría mentira. Baltazaar, un lacayo cualquiera es llevado al castillo de los reyes para cumplir una ínfima tarea: Entregarle la comida al verdugo real. Simple ¿No?


Thriller/Mystère Déconseillé aux moins de 13 ans.

#horror #darkness #terror #misterio #intriga #luna #reino #oscuridad #alma #gotico #epico #lee #378 #245 #328 #310 #259 #castillo #follow #Verdugo #Valogrado #Razón #morado
0
3.6k VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les samedis
temps de lecture
AA Partager

Entrada de diario 1

Consumados y alabados sean los fervorosos vientos de nuestro fértil reino. Mi cuerda mente está ansiosa a causa de mis quiméricos e ilusorios pensamientos, cuyas ideas me trasladan a la lejana tierra de los sueños, donde el ser un gladiador, un conde o un clérigo es tan fácil y sencillo como reafirmar que nuestro mundo es plano y estático en el centro del cosmos, mas cabe decir que ese paraje onírico es tan irrisorio y tonto como el querer creer y adular ciertas supersticiones, espíritus o la magia.

En la academia real se nos enseñó el raciocinio de los lacayos y como cosechar el futuro del reino a través de las simples órdenes cumplidas a gusto del patrón más lucrativo. En cualquier caso, el ser reclutado por los reyes de Valogrado es el máximo honor que cualquier lacayo podría llegar a tener en su triste y miserable existencia. 

Un aura de benevolencia debe de emanar ahora mismo de mi ser. Me siento como un caballero alabado por sus hazañas de guerra, ante tal presente que se me ha de otorgar con el ofrecer mis servicios a los de sangre azul. 


- Baltazaar

2 Février 2019 05:30:27 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
Lire le chapitre suivant Entrada de diario 2

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 3 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!