Histoire courte
1
4.4k VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

P.P.

No todos conocen esta parte de la historia del niño con cabello rojizo, que nunca crece y conocedor de un mundo al que solo los niños, soñadores y creyentes pueden ir. Peter Pan siempre ha sido un niño de 10 años, pero alguna vez fue un niño normal, con una familia normal y una vida normal.

Su nombre real era Peter Llewelyn Davies, era el hermano mediano de la familia, aunque el solo vivía con sus padres y hermano menor de tan solo 1 año. Vivía en Londres en uno de los fraccionamientos más antiguos y costosos del lugar y a pesar de ello toda la familia era la más noble y amable, a diferencia de las otras; a su lado vivía la familia Darling, quienes tenían 3 hijos, la mayor Wendy Darling el hermano de en medio Juan y el más pequeño con solo 4 años, Miguel.

Todos asistían a la misma escuela la cual estaba lo suficientemente cerca para ir caminando así que tanto Peter como Wendy y sus hermanos se iban caminando y al terminar la escuela y los deberes Peter salía a jugar con los hermanos de Wendy y antes de irse Wendy les contaba un cuento para antes de dormir luego Peter se retiraba a su casa y su madre y padre lo acompañaban hasta que se quedase dormido.

Si, la vida era buena para Peter.

Aunque Peter era un niño demasiado tranquilo y amable se le dificultaba hacer amistades, aparte de Juan, Miguel y Wendy y le resultó más difícil cuando la familia Darling se tuvo que ir de vacaciones por un largo tiempo, por lo que Peter quedó de cierta forma solo, aunque su madre hacia lo posible para que Peter estuviera feliz o quisiera salir con los demás niños a jugar mientras su padre trabajaba pero aun con todos los intentos no lo podía conseguir; así que sin más ni otro mejor remedio su madre decidió llevarlo a un psicólogo, el Dr. James Garfio, quien casualmente todos los niños de Londres le temían ya fuese porque decían que lavaba el cerebro, se comía a los niños con la colección de garfios que tenía o cualquier otra historia similar era la pesadilla de cualquier niño entrar a su consultorio.

Aunque a penas Peter llegó unas cuantas semanas se le notaba más triste que antes y su madre no comprendía el por qué, aunque el psicólogo decía que era una faceta del tratamiento, pero solo esto aumentaba la preocupación de la madre y la tristeza del niño, no solo por el hecho de que no estaban sus amigos y no veía a su padre tan seguido como antes por su trabajo sino también porque había obtenido fama de ser el niño loco del suburbio pues a veces se le veía desde la ventana jugando y hablando solo como si estuviese en otro lugar peleando con piratas, seres extraños y fantásticos, jugando con nativos o niños que según Peter decían estar perdidos, cosa que siempre jugaba con los hermanos de Wendy, además de haberse corrido la noticia que asistía con el loquero por lo que recibía muchas burlas de diferentes niños ya fuese de su escuela o de su vecindad. Tanto que al salir Peter a acompañar a su madre a las compras todos los observaban y se podía escuchar los susurros de la gente hablando de ellos y como el niño poco a poco perdía esa felicidad que lo caracterizó alguna vez.

Después de un mes de vacaciones Peter pensó que la familia Darling regresaría tanto que esperó en la acera de su casa con la esperanza de oír la campanita de la puerta de la casa de la familia, pero ese no fue el caso, la madre de Peter le entregó una carta de Wendy donde le decía que aún no va a regresar a Londres lo cual lo hizo sentir aun peor, sin embargo su madre le informó que su padre volvería más temprano a casa ya que le habían repuesto las vacaciones del mes pasado por lo que Peter se alegró, pero solo un poco.

Al día siguiente en la mañana Peter despertó por los ruidos que había en su casa al bajar las escaleras observó que era su padre y su madre teniendo una discusión, cosa que Peter nunca había visto y comenzó a preguntarse el motivo de dicha pelea, si era cierto que a veces el padre de Peter no recordaba algunas fechas importantes o que a veces a su madre se le olvidaba que su padre era alérgico a la nuez o había días en que ninguno de los dos podían hablar por tanto trabajo que tenían, hasta llegó a pensar que era su propia culpa y sin ganas de nada Peter fingió estar enfermo por lo que su madre contacto al médico más cercano y capacitado, o para su suerte el doctor James.

Al llegar el Dr. se podía sentir una tensión en toda la casa, no solo porque a Peter no le cayera del todo bien el doctor, pero Peter aun no comprendía de donde venía la otra tensión. Una vez atendido el niño el psicólogo y su madre salieron a platicar, allí su madre le contó todo lo que había acontecido desde que Peter había comenzado a asistir a las terapias entre otros detalles acerca del estado de salud de Peter por lo que el niño llegó a escuchar que el psicólogo le aconsejo llevarlo e internarlo a una clínica pues en doctor notó que el niño no estaba enfermo y que la misma tristeza lo había provocado fingir estarlo, por lo que su madre no tuvo más remedio que contárselo a su padre mientras esta lloraba y Peter no podía conciliar sueño sabiendo que hería a sus padres por su comportamiento y lo que menos quería es alejarse de ellos, sus amigos, su escuela y su hogar.

Al día siguiente Peter vio desde su ventana a un taxi detenido en la puerta de su casa, y vio salir a su padre salir con una maleta, Peter corrió lo más rápido para alcanzarlo y así fue, el no comprendía porque su padre tenía tantas ganas de irse de su lado y de la mujer que amaba Peter seguía intentando obtener respuestas pero era en vano hasta que ya estando su padre arriba del carro le dijo que pronto lo visitaría, que él iba a estar bien y que ya no necesitaba de él pues alguien más lo iba a cuidar y por último le dijo la siguiente frase:

“Y recuerda hijo, si puedes pensarlo, puedes hacerlo”

Y después de eso el taxi arrancó y poco a poco se fue alejando y el pobre Peter rompió en lágrimas dejándolo con mayores dudas y un corazón roto hasta que su madre lo escuchó y lo ayudo a entrar en la casa, donde se encontraba el Dr. James Garfio y su madre le dijo que iba a vivir con ellos por un tiempo, cosa que a Peter le desagradó demasiado. Un mes después las clases ya habían comenzado y la familia Darling aún no llegaba ni tampoco Wendy le había enviado una carta y el pequeño ya no sabía qué hacer, así que esa misma noche decidió como último recurso pedirle un deseo a una estrella de la cual era solo una leyenda urbana la cual le había contado su padre, decía que debía de volar hasta lo más alto del cielo y girar en la segunda estrella a la derecha, volando hasta el amanecer para llegar a un país al que nadie ha podido visitar y regresar y fue allí donde Peter deseo estar y después pudo dormir tranquila y profundamente.

A la mañana siguiente Peter se encontraba internado en una clínica privada donde según los doctores el niño había caído en un coma al parecer la noche del día anterior, horas más tarde todo el suburbio se había enterado de la noticia y varios vecinos habían ido a visitar a los padres de Peter y al mismo Peter deseando su pronta recuperación y dejando regalos desde peluches, hasta flores y globos. Ese mismo día en la noche la familia Darling llegó de sus vacaciones, al parecer el viaje de regreso se les había prolongado y al enterarse de la noticia fueron inmediatamente a visitar a Peter Pan, su madre y padre se encontraban devastados, Juan y Miguel comenzaron a llorar y Wendy se encontraba en un pequeño shock, no sabían porque su amigo se encontraba de esa forma y querían saber porque a lo que el padre de Peter les explico:

“Peter está bien, va a estar bien, su alma ahora se encuentra un país donde los sueños nacen y el tiempo nunca es planeado, si quieren recordarlo cada que cierren los ojos recuérdenlo por que el estará con ustedes, aunque a veces no lo vean, cada vez que sea de noche vean a lo más alto del cielo, verán 2 estrellas, la segunda estrella a la derecha obsérvenla y allí estará Peter Pan”.

 Y así fue, los hermanos de Wendy y la misma Wendy lo hicieron, cada día, pero sobre todo Wendy, ya que en esa misma noche cuando ya habían regresado a casa y toda su familia estaba dormida Wendy abrió su ventana y buscando la estrella que el padre de Peter les había dicho la miró y dijo:

“Nunca jamás te olvidaré Peter”

 

4 Décembre 2018 19:33:03 0 Rapport Incorporer 0
La fin

A propos de l’auteur

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Plus d'histoires

THE PROMISE THE PROMISE
The forgotten old man © The forgotten old man ©
Uncontrollable © Uncontrollable ©