borja-freire Borja Freire

A veces, tras los buenos momentos llegan cosas que transcienden a lo cotidiano y nos provocan el mayor de los traumas.


Horreur Horreur gothique Tout public.

#MacroInfarto
Histoire courte
3
6.3mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Lágrimas de advertencia

Todo sucedió tras una noche estival dedicada a la juerga, había empezado a caer la lluvia en turbión de manera repentina. No había indicios de este cambio climatológico, de hecho, minutos antes el cielo estaba despejado. Decidí emprender mi camino de vuelta a casa, con paso tambaleante por el efecto de la ligera embriaguez que llevaba encima. Estaba empapado desde los pies a la cúspide de mi cabeza cuando estaba de frente a mi portal. Cuando abrí la puerta, una corriente de aire frio, que parecía haber sido traída de una gélida noche de Diciembre se abalanzaba sobre mi. Tenía que subir hasta el primer piso, que compartía con un compañero. Pulsé el interruptor de la luz, que estaba escondido en la oscuridad, para poder subir las escaleras y no tropezar por causa de mi considerable cogorza. Cuando alcancé a subir dos escalones una aflicción comenzó a acampar dentro de mis entrañas. Parecía que algo en mi interior quería hacerme escapar al exterior. Una vez llegué al descansillo del primer piso, mientras sacaba las llaves de mi pantalón, la luz se apagó unos instantes dejándome sumergido en la más insondable oscuridad. Cuando me dispuse a apretar el interruptor, antes de tener contacto con él, la luz volvió, y en medio del descansillo había una estatua de mármol de la virgen, de sus pétreos ojos afluía sangre. El terror que sentí en ese momento es inenarrable, y otra vez, las luces se fueron. Y me encontré solo en medio de la caliginosas tinieblas que cobijaba el edificio. Las luces volvió sin yo pulsar el interruptor, y ya no había rastro de aquella imponente escultura, a excepción de unas esquirlas que estaban espovoreadas por el suelo. Abrí la puerta de mi casa, lo que costó mucho esfuerzo, porque mis manos no dejaban de temblar. Cuando logré entrar, encendí las luces del pasillo, acto seguido, grité como un poseso. En el pasillo, había un pentaculo de sangre, y sobre él, descansaba el cuerpo inerte de mi compañero...

21 Octobre 2020 12:55:44 1 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
4
La fin

A propos de l’auteur

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~