captainleon CharmRing

Un hombre recurre a su gato robot para alejar la soledad que hay en su corazón. Micro relato de menos de doscientas palabras.


Histoire courte Tout public.

#scifi #soledad #gato #bolivia
Histoire courte
1
4.8k VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

El gato.RAR

EL GATO.RAR (¿dónde prefiere extraerlo?)


Frank terminaba de leer el libro que le regalara su amiga, en el cual predecía una sociedad insatisfecha con los avances de la tecnología. Curioso en verdad, puesto que lo que se encontraba escrito en el libro de ficción, era exactamente lo que sucedía en la vida real.

Avances tecnológicos conectaron más y más a las personas, sin embargo, cada vez más y más estas se sentían vacías y solas por dentro.

―Momentito –dijo Frank al escuchar el timbre de su apartamento.

Un dron reparte paquetes le traía un pedido que depositó sobre la mesita del comedor y luego se retiró.

―A falta de amor, gato –dijo el hombre mientras abría el paquete de manera cuidadosa.

Un gato robótico que lucía muy real se hallaba dentro del paquete.

Porque en esta época de soledad un gatito es un pedacito de cielo, un pedacito de amor.

―“¿Dónde prefiere extraerlo?” –leía las instrucciones.

»Aquí –dijo, y el minino cobró vida para luego ronronear mientras era acariciado.

»Te llamaré: Athena.

La gatita robot fue una fiel compañera y alejó la soledad en el corazón de su humano.

Tal vez no necesitemos estar tan conectados, sino tener un gatito.rar 

2 Août 2018 11:19:36 3 Rapport Incorporer 1
La fin

A propos de l’auteur

CharmRing Si buscas me encuentras, un ronroneo allí y allá. No te asustes, que soy yo, un gato que está INKSPIRED para escribir, desde Bolivia besos y amor.

Commentez quelque chose

Publier!
Raül Gay Pau Raül Gay Pau
¿Para que un gatito.rar si podemos tener un gato real? XD. Me gusta la crítica encubierta de la sociedad que nos aísla con sus drones repartidores y todo eso.
May 08, 2019, 09:50

~

Plus d'histoires

THE PROMISE THE PROMISE
The forgotten old man © The forgotten old man ©
Uncontrollable © Uncontrollable ©