3
290 VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Tiring llega

Este es un campamento muy popular, entre semana sobre todo, la mayoría de nuestros visitantes son influencers. Vienen con sus cámaras, luces, con todo su equipo; no paran de trabajar nunca.

Deben de pasar por la oficina a registrarse, algunos son simpáticos, pero la mayoría no lo son. Todos esperan que los reconozcas y que seas seguidor. Que los admires, por lo que tienen o por cómo se ven.

Esta chica ha venido varias veces, es linda. Ya no es tan joven como cuando empezó pero sigue bonita. Mantiene su figura a pesar de que también hace mukbang. Eso es lo que hace, viaja con un salveque más grande que ella, arma su tienda y hace mukbang. Viene varias veces al año. A mí me encanta verla comer, pero nunca se lo he dicho.

Se registra y se va. Le he dado un espacio que puede ver desde aquí, de noche más fácilmente por las luces que ponen para grabarse. La miro marcharse, no se detiene nunca, posiciona las cámaras y empieza a armar su tienda de inmediato. Siempre hablando con un interlocutor imaginario.

Cuando tiene la tienda lista empieza con el fuego y seguidamente a cocinar. Huele a tocino, sé que también tiene chiles, kimchi y fideos. Se me hace la boca agua de solo imaginarlo. Cuando termina recoge un poco, hace horas que es de noche. Recoge algunas cosas y camina de regreso hacia a mi, me emociono, quiere usar las duchas.

Cuando llega a la oficina me pide el código de la puerta de las duchas, lo sabía. Le doy lo que necesita y espero a que salga para ir yo a mi trastienda. Busco la mirilla que corresponde a la ducha de la que le di el código. Hemos llegado al mismo tiempo.

Como siempre lo primero que hace es colocar la cámara en la posición correcta. Sus movimientos son desenvueltos, sabe lo que hace. Luego se desnuda, yo ya tengo la mano en mi entrepierna. Primero se baña, ocasionalmente mira a la cámara por detrás del hombro, explica todo lo que hace.

Cuando termina de bañarse no apaga el agua, se para frente a la cámara, levanta el pie derecho y lo apoya en el banco de la ducha, mueve un poco las caderas hacia adelante para que el coño quede frente a la cámara y se mete la parte de atrás del cepillo con el que lavó su espalda y empieza a masturbarse con él. Hace las mismas caras de placer que cuando hace mukbang, suelta unos ruidillos agudos pero ahogados. Para venirse se sienta en el piso, apoya las plantas de los pies en el piso también, su coño queda en primer plano, solo lo tapa el cepillo que no deja de mover de afuera hacia adentro.

Cuando termina recoge la cámara, lava el cepillo, se viste y se va. Me apuro para verla por el frente caminar hacia su tienda.

7 Novembre 2023 00:00 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
Lire le chapitre suivant Bird 11 llega

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 1 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!