Histoire courte
0
2.9mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

...

Él tenía todo lo que un hombre podía desear: dinero, carisma, una salud envidiable, muchos amigos, además de ser apuesto para el sexo opuesto, sin embargo, ocultaba un oscuro secreto, y es que desde muy temprana edad tenía el impulso de hacer daño a los demás.

Era el mayor de cinco hermanos, por lo que como suele suceder, fue tratado más severamente que los demás hijos, el más castigado, el más criticado, pues tenía que dar el ejemplo. En tanto veía como los recien llegados recibían todo el amor que él consideraba le correspondía, no podía entenderlo, así que desarrolló un fuerte resentimiento, aprendió a odiar.


Tuvo problemas en el colegio por su tartamudez infantil, lo que derivó en burlas por parte de sus compañeros y ataques fisicos, con el tiempo, y para defenderse de la hostilidad, fue aislándose y endureciéndo su corazón, hasta el punto en que fantaseaba con hacer daño a todos los que le hacian sufrir.


En la secundaria mostraba frialdad indiferencia hacía los demás, pero era muy listo, se aprendía las lecciones antes que los demás, así que los maestros solían ponerlo de ejemplo, a ellos también los odiaba, imaginaba siniestras cosas para ellos.


Con los años estudió, consiguió un título, trabajó, maduró, se convirtió en un ciudadano "normal", se hizo más social, pero ello era una máscara, su impulso de hacer daño no desaparecio. Innumerables veces tuvo la oportunidad de acabar con las vidas de otros y salir impune, pero se contenía, porque aúnque pequeña, había una chispa de bondad en su alma, y de la que no era completamente consciente. Ello le provocaba una terrible ansiedad y rabía que atormentaba todo su ser, sentía dolor. Y como no podía ejercer violencia sobre los otros, la redirigía sobre sí mismo, lesionando sus brazos, su cabello, su cuerpo, estrellando su puño contra la pared.


Sentía como cada día, su parte buena se debilitada, preveía que iba a llegar un día en que ya no podría contenerse y comenzaría a matar.


Un día como cualquiera caminaba por la calle adormecido, sumido en sus pensamientos homicidas, en su mundo, pero de pronto chocó con álguien, fue como si hubiera despertado de su letargo, ese "alguien" era de constitución fuerte, llevaba una gabardina semicafé, tenía un sombrero muy bonito, parecía el típico detective de las películas y libros de los años 50, pero al encontrarse con sus ojos, se estremeció, ¿quien era este tipo?, parecía tan diferente al resto de personas que había visto alguna vez.

-puedo ver por lo que has pasado, dijo aquel misterioso hombre, pero puedes cambiar tu destino, y de hecho lo harás, y diciéndo esto se perdió entre la multitud de transeuntes, sin que nuestro sosprendido protagonista pudiese decir algo.


A partir de ese día algo cambió en él, fue como si hubiese recibido un impulso que le dió dirección a su vida, así que descidió intentarlo, fue más al campo, viajo, hizo ejercicios de alta intensidad, respiró el aire del mundo, dejo de tener miedo, la rabia y el odio fueron debilitándose día tras día... hasta que un día desaparecerían.

Entonces comenzó a conocer la verdadera felicidad.


Fin del capítulo 4.

¡Gracias por leer ! :)








23 Octobre 2023 01:38 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
La fin

A propos de l’auteur

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~