meowmin Meow Meow

Tae está dispuesto a jugar cualquier juego para pagar la universidad. 🎮 Esta historia es una adaptación, todos los créditos a su autor original. 🎮 Jungkook (Top)| Taehyung (Bottom) 🎮 Taehyung Fem (Doncel) (Boypussy) 🎮 TW: Age Gap, Daddy Kink.


Fanfiction Livres Tout public.

#bts #jungkook #taekook #kookv #taehyung #kim #tae #bottom #top #taebottom #jeon #jungkooktop #taehyungbottom #jk #doncel #boypussy #boytits #taefem
449
7.5mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Uno

Taehyung

— Te ves perfecto. — dice Hoseok cuando llegamos a la casa.

—Gracias. Intenté encontrar algo bonito que ponerme, pero esto es todo lo que pude conseguir.

—Oye, no te preocupes por eso. A los chicos les va a encantar.— me tranquiliza mientras me aprieta la mano y sale del coche.

Cuando llega a mi lado, abre la puerta y me ayuda a salir.

Me aliso la falda y me ajusto la camisa para que cubra donde debe. Es un poco ajustada, pero he crecido bastante desde que me gradué. Ahora todas las camisas me aprietan demasiado, pero no tengo dinero para comprarme ropa nueva. Por eso estoy aquí hoy.

Hoseok es un amigo de la escuela... bueno, en realidad no era mi amigo; solo jugábamos juntos en línea. Tiene otros dos amigos que juegan con nosotros, pero desde hace un par de años solo jugamos nosotros dos. Cuando íbamos juntos al colegio, no me reconocía, pero lo entendía porque yo era un nerd y él era muy popular. Además de eso, está el escándalo con su papá y mi mamá.

De alguna manera lo reconstruí a lo largo de los años, pero la gente susurraba que el papá de Hoseok y mi mamá se engancharon y la dejó embarazada de mí. Aunque ese es el rumor, mi mamá dijo que nunca ocurrió y lo negó cada vez que le pregunté. No estoy segura de por qué mentiría, ya que el señor Jeon está forrado y mi mamá siempre está estafando para conseguir un boleto de comida.

Sobre todo por eso, Hoseok y yo nos mantuvimos en círculos sociales separados, aunque jugábamos en línea. Hace unas semanas, estábamos jugando a un nuevo juego, y yo estaba hablando de dinero para la universidad. Me habían aceptado en la universidad de mis sueños, pero no puedo permitirme pagar la matrícula. Mientras hablaba de ello, Hoseok me hizo una oferta que no pude rechazar. Aun así me lo pensé unos días antes de aceptar finalmente. Ahora que estoy aquí, empiezo a replantearme mi elección.

— ¿Estás bien?— dice como si leyera mis pensamientos.

—Sí, solo nervioso. — Me encojo de hombros e intento sonreír.—Estoy bien.— No quiero que piense que no me interesa o que no estoy dispuesto a participar. Con tanto dinero en juego no quiero hacer nada que lo estropee. Es mi oportunidad de ir a la universidad de verdad y salir de mi piso de mierda con mi mamá alcohólica.

Claro, tal vez estoy entregando mi virginidad a un par de tipos que realmente no conozco, pero con el dinero que me están pagando a cambio, puedo tener el futuro de mis sueños. Hoseok viene de mucho dinero, así que cuando dijo lo que estarían dispuestos a pagar, supe que era bueno para ello. Me pagó la mitad por adelantado, y hoy van a cobrar antes de que yo reciba el resto.

— ¿Hay alguien más en casa?— le pregunto, y niega. Nunca hemos hablado de su papá, pero sé que solo viven ellos dos en esta gigantesca mansión.

—No, solo estamos Dillon, Chris y yo. — Me toma de la mano mientras entramos y rápidamente echo un vistazo al espacio mientras me lleva a la parte de atrás. —Mi papá está en el trabajo hasta más tarde esta noche, así que estamos solos.

—Genial. —Me animo mientras se me hace un nudo en el estómago. Más adelante abre una puerta y hay unas escaleras que bajan.

Él va primero y yo lo sigo mientras intento respirar más despacio.

Tengo que calmarme. Esto es solo sexo y Hoseok me ha dicho que puedo echarme atrás en cualquier momento y seguir manteniendo la primera mitad que me ha dado. Es suficiente para pasar el primer año o así, pero después tendré que idear un nuevo plan. Si sigo adelante con esto es suficiente para que no tenga que preocuparme de trabajar ni de nada y pueda centrarme en los estudios.

Puedo hacerlo.

Cuando llego al último escalón, veo que el sótano está acondicionado como el resto de la casa. Es lujoso, y el equipo de juego es de lo mejor. Hay pantallas a lo largo de una de las paredes y varias sillas de juego frente a ellas. El gamer que hay en mí chilla de emoción y, si no estuviera tan nervioso, iría corriendo a coger un mando.

Dillon y Chris se giran en sus sillas y me miran de arriba abajo.

Sus miradas son apreciativas, así que al menos les gusta lo que ven.

Aceptaron pagar por esto, así que supongo que ya sabían lo que les esperaba.

—Hola, Tae. — dice Dillon y levanta la barbilla.

— ¿Qué pasa, Taehyung?— Chris dice mientras ambos se levantan y se acercan a nosotros.

— ¿Hemos pensado que quizá podríamos empezar todos juntos y luego turnarnos? — ofrece Hoseok y asiento.

Dios, realmente voy a hacer esto.

—Joder, llevo todo el día duro pensando en ello. — Dillon se frota la parte delantera de los vaqueros y veo que ya está duro.

— ¿Puedo correrme en tu cara?— pregunta Chris, y la pregunta me atrapa por sorpresa. Parpadeo, pero antes de que pueda responder, Hoseok interrumpe.

—Primero vamos a mojarte. Si no, tenemos lubricante. —No tengo tiempo de procesar lo que me dicen mientras me rodean y siento la mano de Hoseok en el muslo. Mi falda no es precisamente larga, así que cuando su mano sube, me siento expuesto. Dillon y Chris están lo bastante cerca como para que sienta el calor que desprenden, y tengo que cerrar los ojos.

Hoseok siempre ha sido simpático aunque no fuéramos exactamente amigos en el colegio. Por lo que sé de Dillon y Chris también son buenos chicos, pero esto es muy intenso. Nunca me sentí atraída por ninguno de ellos, pero tampoco me excitaba exactamente ninguno de los chicos del colegio. Tal vez era porque mi mamá tenía hombres entrando y saliendo de nuestra casa todo el tiempo, pero eso no me hacía estar listo para saltar a la cama con alguien.

La mano de Hoseok se abre paso bajo mi falda y noto su polla dura presionándome el culo.

En cuanto sus dedos tocan mis bragas, tengo que morderme el labio para no decirle que pare. Todo irá bien, solo tengo que relajarme.

Entonces abro los ojos y veo que Dillon y Chris están prácticamente salivando. Sus ojos están fijos en la mano de Hoseok entre mis piernas, e intento respirar.

Solo piensa en el dinero, Tae. Concéntrate en el dinero.

— ¿Qué demonios está pasando aquí? — retumba una voz fuerte, y de repente la mano de Hoseok desaparece y me aparta de él. No tengo oportunidad de agarrarme, pero me atrapan dos grandes manos del tamaño de las patas de un oso antes de que caiga al suelo.

5 Octobre 2023 00:00 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
141
Lire le chapitre suivant Dos

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 3 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!