hwajisung01 HwaJi Sung

Taehyung tenía una promesa que cumplir... Oneshot KookTae Jeon Jungkook x Kim Taehyung Mención a temas sensibles. No se permiten copias, ni adaptaciones o traducciones de ningún tipo.


Fanfiction Groupes/Chanteurs Interdit aux moins de 18 ans.

#bts #jungkook #terror #suspenso #taehyung #kooktae
Histoire courte
60
599 VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Capítulo único

⚠️Advertencia: Esta historia contiene temas sensibles, se recomienda leer con discreción🔞




—¿Es aquí?


La casa se veía vieja, bastante polvorosa y descuidada, como si nadie se hubiera tomado la molestia de limpiarla en mucho tiempo. La maleza crecía descontrolada por los alrededores, evidenciando los años que habían transcurrido desde que alguien la hubiese habitado.


—Nunca pensé que volvería por aquí... —expresé, notando como el aliento se me escapaba en forma de vapor, hacía un frío espantoso en este lugar.


—¿Cuántos años? ¿Diez? —preguntó Jungkook mientras iba bajando las maletas del auto.


—Quince —corregí —Pensé que al mudarme ya no tendría que regresar nunca mas... —estiré el brazo y le señalé a Jungkook en dirección contraria a la casa —Allí estaba mi antiguo hogar... Tuvimos un problema en los cimientos y papá tuvo que demolerla... Fue la oportunidad perfecta para que nos mudáramos de este pueblo...


—Pero ahora estamos aquí...


—Yo digo que tomemos las medidas y terminemos el trabajo lo mas rápido posible... No me agrada estar en este sitio...


Jungkook, tan comprensivo como siempre, entendió de inmediato mis palabras —Tae... Recuerda que todo eso es parte del pasado...


Dejé que me envolviera en sus fuertes brazos y aspiré su aroma tan masculino que me volvía loco. Definitivamente me había sacado la lotería al tener un novio como él —Entremos, ya quiero ver como está la "mansión"...





Dentro la casa se veía tal y como me lo imaginé. El polvo formaba una gruesa capa por todo el suelo y las escaleras, dándole un aspecto tétrico, sin embargo, Jungkook era de esas personas que no le tenia miedo a nada y que pensaba que todo era aprovechable, por lo que luego de dejar las maletas, comenzó a tomar las medidas de todas las paredes.


—Pues no está tan mal ¿Sabes? —argumentó mientras revisaba una de las puertas —Cuando me dijiste que mi suegro la compró sin pensárselo mucho imaginé que sería algo mas feo... Pero esta casa en verdad tiene mucho potencial...


—Si, el potencial para una demolición... ¡Oye! —su mano siempre buscaba pellizcarme cada vez que le contradecía, usualmente era mi trasero quien pagaba las consecuencias.


—El potencial para construir el hotel que planeamos... —antes de que pudiera replicarle siguió —¿No te fijaste que no había ningún hotel por todo el camino? Y esta zona debe ser muy agradable en verano... El lago está muy cerca de aquí...


—Si si... Ya se que este lugar parece muy rentable... Pero no me gusta estar aquí...


—No puedes huir siempre del pasado, Tete... Al menos, ¿Dale una oportunidad, si? Enviemos las medidas al arquitecto y que nos dé su opinión...


¿Cómo decirle que no a esa carita? En cuanto dije que si él me tomó en brazos estilo princesa mientras subía rápidamente por las escaleras. Por los crujidos que emitían temí que en cualquier momento se derrumbaran con nosotros en ellas, sin embargo, fueron mas resistentes de lo que creí, por lo que llegamos a la segunda planta sin problema.


Las habitaciones no fueron diferentes, el polvo y la humedad habían hecho estragos en las paredes; Jungkook notó que me detuve en una de las habitaciones sin querer entrar, la escasa pintura que quedaba denotaba que antes fue de color rosa pastel.


—¿Fue aquí?


—Si...


—No tienes que entrar si no quieres... Yo le tomaré las medidas, tu puedes ir desempacando...


—No... Tienes razón, todo esto es parte del pasado... Puedo entrar, no te preocupes... —aún con la mano temblando giré la perilla, la cual rechinó dejándonos ver una habitación de niña bastante ordinaria, algo polvorienta si, pero a diferencia de las demás habitaciones, esta no se veía tan descuidada como el resto de la casa.


«Cuanto lo siento»


El viento que entraba por la ventana sacudía con violencia las cortinas en las ventanas, estaban raídas y casi se desprendían de los marcos, llenando la habitación de un silbido agudo.


—Hace demasiado frío...











🌙












Los suaves movimientos sobre la cama fueron acelerándose cada vez mas conforme iban llegando al clímax. La joven pareja no dudaba en expresarse su amor en cada momento, sobre todo en una noche tan fría como aquella. Lo que había comenzado con unos tiernos abrazos había culminado en ambos haciéndose el amor en la habitación principal.


Un ligero crujido le distrajo de su pareja, por lo que no dudo en apartarle suavemente de encima —Kook, ¿Oíste eso?


—¿Uh? ¿Oír que?


—Escuché un crujido... Creo que vino de las escaleras...


Frustrado por la interrupción, no dudó en restarle importancia —Somos nosotros, precioso... —mencionó reanudando las embestidas —Mhn... Si seguimos así romperemos la cama...


Con un beso consiguió distraerle lo suficiente como para que continuaran, no obstante y a pesar del satisfactorio orgasmo que ambos tuvieron, solo uno de ellos pudo dormir con una sonrisa en el rostro; Taehyung volvió a recordar lo que escuchó, queriendo creer que si fueron ellos quienes produjeron ese sonido.










🌫️










—¿Kook?


Despertarse desnudo y sin su novio no era exactamente su definición de buenos días. El otro lado de la cama se sentía frío, mientras que una nota resaltaba entre las sabanas que le cubrían el cuerpo.


«Precioso, tuve que ir al pueblo a comprar mas comida, la que dejamos abajo se descompuso ¿Tal vez alguien la dejó mal envuelta? (¬_¬ '')
En fin, vuelvo en un rato
XOXO»



Suspiré —Solo a ese idiota se le ocurre dejarme solo aquí...


A pesar de haber dormido con los calefactores encendidos, al salir de las sabanas no pudo evitar estremecerse por una corriente de viento que ingresó a la habitación, haciéndole arrepentirse por no haberse quedado ahí metido. Aun así sabía que debía levantarse por mucho frío que sintiera.


No pensaba sacar la ropa de la maleta, de todas formas no se quedarían allí mucho tiempo. Aquel sitio le hacía recordar un periodo bastante triste para él y por mucho que quisiera superarlo parecía imborrable de su mente.


Otro crujido interrumpió sus pensamientos: ahora si lo había oído claramente.


—¿Kook? ¡¿Eres tu?!


Al asomarse por la barandilla no vio a nadie. Si hubiera sido su novio habría oído mas pasos, sus enormes botas siempre hacían ruido donde fuera que pasara; esto ya le estaba fastidiando.


—Tengo que salir de aquí o me volveré loco...


Me coloqué el abrigo y salí lo mas rápido que pude de la casa, tan rápido que no noté con quien chocaba.


—Wow ¿Para donde vas? —Jungkook traía en sus brazos un par de bolsas, su rostro se notaba curioso —Tuve suerte de que la tienda ya estuviera abierta cuando llegué, aunque la señora que me atendió me miró raro cuando le dije donde me estaba quedando...


Resignado, no me quedó de otra que seguirle de vuelta a la casa, solo esperaba que el arquitecto nos dijera que vendiéramos el terreno y nos largásemos de aquí lo mas pronto posible.










❄️










Ya habían pasado tres días desde nuestra llegada a este lugar. Al parecer la suerte no estuvo de mi lado esta vez ya que el arquitecto quedó encantado con las fotos que se le envió del lugar, afirmando que en un par de semanas podría iniciar con las reformas para convertir la casa en un hotel de lujo.


Nos limitamos a limpiar solo las zonas que íbamos a usar mientras nos quedáramos, lo mas fastidioso era que a pesar de los calefactores, el viento seguía produciendo un frío que se colaba por toda la casa. A Jungkook esto no le molestaba ya que era mas resistente que yo, por lo que siempre trataba de animarme y recordarme que el frío era algo mental.


Yo ya estaba harto de este lugar.


Casi como si fuera planeado, una risita se oía fuera de la casa, quise creer que mi mente de nuevo me estaba jugando una mala pasada, el tener tantos factores estresantes me estaba comenzando a cansar.


—¿Y esa cara?


—¿No oíste eso? —cuestioné.


—¿Escuchar que?


—Esa risa... Y no me digas que me lo estoy imaginando, Kook... —no quería sonar enojado pero fue inevitable.


Él solo puso aquella expresión comprensiva —Tal vez fue algún niño que estaba jugando por ahí...


—¿Pero cómo? No tenemos vecinos... Todas las casas de por aquí están deshabitadas...


—Amor... —expresó tomando mi rostro entre sus manos —Se que estás cansado ¿Si?... Entiendo que venir aquí no fue fácil... Pero trata de ver esto como una oportunidad... Si concretamos el negocio ya no tendremos que preocuparnos por esos aburridos trabajos de oficina... Piensa en que éste podría ser el lugar donde iniciemos nuestra familia...


—¿Es por eso que no te has estado poniendo el condón todas estas noches? —pregunté con burla. Kook solo sonrió con malicia, lo había atrapado. Él tenía razón, tenía que tratar de ver las cosas de forma mas positivas.


—Ya se... ¿Por qué no regresamos mañana a la ciudad? Podemos quedarnos unos días y le pedimos al arquitecto que venga con nosotros esta vez...


—Esta bien... Oh... —unas gotas comenzaron a descender, mojándonos rápidamente —Hay que entrar o nos vamos a resfriar...


Si hubiera sabido lo que sucedería después, habría convencido a Kook de salir de la casa esta misma noche










⛈️










—Lo que nos faltaba...


La lluvia había aumentado tanto que parecía que el cielo se caería sobre nosotros. Cuando los primeros rayos cayeron entendimos que las cosas se iban a complicar esta noche. Uno de estos impactó sobre un árbol, haciendo que su rama mas grande cayera sobre los cables que estaban fuera de la casa, dejándonos en completa oscuridad y con la calefacción apagada. Estar a oscuras no nos importaba tanto, pero el frío definitivamente era algo que no aguantaríamos.


—Iré a ver si puedo quitar la rama ¿De acuerdo? Espérame aquí...


—¡¿Qué?! ¡Por supuesto que no! Estas loco si crees que te dejaré salir con el clima estando así...


—No voy a tardar... Me pondré los guantes y quitaré la rama, es todo...


Jungkook salió de la casa con la escalera en mano y sus guantes, comenzando a jalar la rama para poder reconectar los cables, la lluvia continuaba por lo que fui en busca de unas toallas para que se pudiera secar en cuanto terminara.


Un golpe sordo me hizo detenerme, por dios, que no sea lo que estoy pensando...


Por poco y me caigo de las escaleras por haber bajado corriendo hacia la sala; el corazón me latía demasiado fuerte, una figura estaba parada en medio —Te dije que solo era cuestión de reconectar los cables... Ahora hay que volver a encender los calefactores...


Suspiré aliviado al escuchar su voz. Aunque no podía distinguirlo bien porque las luces aun no se encendían, ahora recordé que también estaba empapado por la lluvia —Toma, te enfermarás si no te cambias esa ropa mojada... No pienso estar escuchando tus estornudos por todo el camino...


Sus hombros se movieron como si se estuviera riendo, sin embargo no fue su risa la que se escuchó...


El terror se apoderó de mí al escuchar aquella risa infantil de nuevo, ya no venía de afuera, sino de Jungkook.


—Tanto tiempo, Kim Taehyung...


—¿So-soyeon?


Estaba seguro que en cualquier momento me desmayaría, el frío se apoderó de mi cuerpo impidiendo que me moviera, esto no podía estar pasando —¿Dónde está Jungkook?


—Afuera... —su voz sonaba como un susurro, pero era perfectamente audible. Corrí hacia la ventana y el escenario de allí me horrorizó: Jungkook estaba tirado en el suelo, su cabeza y brazos estaban en un ángulo extraño.


Oh no, no, no...


¿Por qué la puerta no se abría? Jale y moví la cerradura con todas mis fuerzas pero parecía estar atascada, si no salía y auxiliaba pronto a Jungkook iba a suceder una tragedia.


—Ya no puedes hacer nada por él...


—¡¿Que es lo que quieres?! ¡¿Por qué haces esto?!


—¿Ya no lo recuerdas? No hiciste nada por mí... Tampoco harás nada por él...


Las lagrimas salieron sin que pudiera detenerlas, lo único que podía ver era como ella seguía parada ahí, casi como si estuviera flotando.


—¿Así que es esta tu venganza? ¡Yo no tuve la culpa! ¡Estaba asustado!


—Tu sabías lo que me hicieron... Y no dijiste nada...


—¿Y quien iba a creerme? Tus padres siempre se encargaron de encubrir cada golpe que te dieron... Lograron convencer a todos de que te suicidaste...


El tiempo estaba corriendo y la puerta aun no se abría. En mi desesperación intenté arrojar una silla hacía el vidrio de la ventana, pero tal cual blindaje, esta no se rompió ni un poco —¡Déjame salir, por favor! ¡Él no tiene la culpa de nada!


Un nuevo rayo cayó muy cerca iluminando por segundos la estancia, el espíritu de Soyeon seguía allí, su cuello estaba torcido hacia un lado y una marca de color morado le rodeaba —Te lo suplico... Él no tiene nada que ver en esto... Es a mí a quien quieres...


—Llevo mucho tiempo sola en este lugar... Todos se fueron...


—Me quedaré contigo... Solo déjalo...


—¿Lo prometes?


—Lo prometo...


Esta vez pude ver bien su rostro, el cual me miraba fijamente, cuando de pronto todo se oscureció.


Jungkook...



















¿Por qué hacía tanto calor?


Algo me apresaba, no podía mover bien los brazos, poco a poco me fui removiendo y pude distinguir las paredes de la habitación.


—Que bueno que ya despertaste... Estaba a punto de llevarte al hospital...


—¿Kook? ¿Qué paso? ¿Estás bien? —pregunté asustado mientras le tocaba para revisar alguna herida que tuviese. Los recuerdos de su caída me llegaron de golpe como miles de flashes.


—¿Tu te desmayas y me preguntas a mi si estoy bien?


—¿Cuándo me desmayé?


—Anoche... —respondió mientras se levantaba de la cama —Me diste un buen susto, cuando terminé de arreglar los cables entré y te encontré tirado en el suelo, supuse que se te bajó la presión por el frío así que te envolví con todas las mantas que encontré...


¿Entonces fue todo un sueño? ¿O una especie de epifanía?


—Aun así creo que lo mejor será llevarte al hospital, solo para estar seguros...


No pude contenerme y lo envolví en mis brazos, su fragancia tan varonil me envolvió, él estaba ahí conmigo...












☀️









—Esperamos que hayan disfrutado su estancia en el Hotel Wind...


Me gustaba sentarme aquí. Luego de las reformas habíamos arreglado todo el patio de la casa y ahora era un precioso jardín con columpios y un bello estanque con peces. En los días mas soleados me sentaba en uno de ellos a disfrutar de los helados que Jungkook solía llevarme, observando como los huéspedes entraban y salían del hotel, en verano esto siempre se llenaba de clientes.


Kook y yo ya no nos preocupábamos por nada. Teníamos un gran equipo trabajando para nosotros, así que podíamos concentrarnos en otras actividades, sobre todo ahora que seríamos tres.


Descubrir que estaba embarazado fue una sorpresa para ambos, sin embargo no por eso era menos deseado. Él era el mas entusiasmado, comprando hasta lo que no era necesario para decorar la habitación del bebé. Yo prefería mantenerme mas tranquilo y paciente ante todo.


No habíamos querido saber el sexo del bebé aún; Kook pensaba que sería un niño, aunque yo ya sabía que estaba esperando una niña, una dulce niñita que pronto correría por este lugar. Lo supe de inmediato apenas me comunicaron mi embarazo, era mas que obvio, después de todo...


Tenía una promesa que cumplir










Creo que quedaron ciertas dudas con respecto al final del fic, por lo que explicaré de forma resumida lo que sucedió: Soyeon y Taehyung eran vecinos. Los papás de Soyeon la maltrataban pero nadie lo supo excepto Tae quien podía observar por su ventana. Un día los papás de Soyeon acabaron con su vida y lo hicieron pasar como si ella se hubiese suicidado, claro que Taehyung intuyó la verdad pero sabía que nadie le creería si lo contaba. El espíritu de Soyeon se quedó atrapado en esa casa, viendo como con el pasar de los años la gente fue abandonando el pueblo. La "promesa" consistía en que Taehyung se quedaría con Soyeon para que ella ya no estuviera sola, por lo que ahora ella reencarnará como la hija de Taehyung.


Espero que con esto queden despejadas sus dudas 😌


Hwa Ji Sung

2 Septembre 2023 07:14 4 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
21
La fin

A propos de l’auteur

HwaJi Sung ARMY 💜 MOA 💙 DIRECTIONER 🌈 JHOPE biased ☀️ ❤ Para amar se necesita coraje ❤

Commentez quelque chose

Publier!
MR Mari Reyes
Una duda que tiene que ver la hija de tae con la promesa no entendí eso
September 02, 2023, 18:13

  • HwaJi Sung HwaJi Sung
    Taehyung le prometió al "espíritu" de Soyeon que ya no estaría sola, por lo que ahora ella volverá a nacer (osea va a reencarnar) como su hija, quedando implícito que ahora él estaría siempre con ella cuidándola Espero haber resuelto tu duda :) September 03, 2023, 02:38
  • M R Mari Reyes
    A ok si ya entendí lo bueno que está vez va a poder tener unos padres maravilloso no como los que le tocó 🥰 September 03, 2023, 04:31
  • P R Perla Rubí
    Al principio me dio miedo, creí que sería como en bly menor y Tae tendría cierto tiempo de vida y luego iría ahí para quedarse con ella, se me hizo mucho más lindo así, al fin tendrá una familia que la ame y la cuide ♡ November 04, 2023, 04:55
~