romydorola Romina Dorola

Leila despierta en una habitación desconocida, envuelta en recuerdos ajenos. A medida que explora sus fragmentados recuerdos, descubre conexiones con una misteriosa figura llamada Eloise.


Histoire courte Tout public.

#cuento #relato #ficción #cienciaficción #elrecuerdopermanece
7
5.3mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Enlazados en el tiempo

Desperté en una habitación desconocida, confundida y desorientada. Mi mente era un torbellino de recuerdos y emociones contradictorias. Intenté levantarme, pero mis piernas temblaron, incapaces de sostener mi peso. Miré a mi alrededor, tratando de entender dónde me encontraba. Las paredes eran de un blanco impoluto, y la única ventana revelaba un mundo exterior bañado por una luz dorada.


Mi mente se llenó de recuerdos que no eran míos: un paseo por un parque en otoño, el aroma de las hojas secas, risas de niños, el calor de un abrazo que nunca había recibido. Y, al mismo tiempo, mis propias memorias se mezclaban con esta narrativa desconocida. Intenté recordar mi vida antes de despertar en esta extraña habitación, pero todo parecía difuso, como un sueño lejano.


Un hombre entró en la habitación, vestido con una bata blanca y gafas de montura delgada. Se presentó como el Dr. Alvarado y explicó que yo había pasado por un procedimiento experimental para recuperar recuerdos de vidas pasadas. Recordé vagamente haber leído sobre esta tecnología, pero no tenía memoria de haberme sometido a ella.


El Dr. Alvarado me habló sobre cómo los recuerdos de diferentes vidas se mezclaban en mi mente debido al proceso. Aseguró que con el tiempo podría aprender a discernir entre mis propias experiencias y las que habían sido implantadas por el procedimiento. Me sentí abrumada, pero también intrigada por la posibilidad de explorar estas nuevas facetas de mi identidad.


Con el tiempo, comencé a sumergirme en mis recuerdos fragmentados. Recordé momentos de felicidad y tristeza en lugares que nunca había visitado. Paseos por playas desiertas al atardecer, conversaciones con extraños que parecían familia. Cada recuerdo me transportaba a una realidad distinta, y poco a poco, comencé a encontrar patrones que me ayudaron a separar lo genuino de lo ficticio.


Con la guía del Dr. Alvarado, empecé a llevar un diario detallado de mis recuerdos. Dibujé mapas de lugares inventados y escribí descripciones de las personas que aparecían en mis visiones. A medida que escribía, comencé a notar que algunos personajes y lugares se repetían en diferentes contextos. Me di cuenta de que había hilos invisibles que conectaban mis recuerdos, tejiendo una narrativa que trascendía las barreras del tiempo.


Un nombre apareció con frecuencia en mis anotaciones: "Eloise". Aunque no podía recordar con certeza quién era esa mujer o cómo encajaba en mi vida, sentía una conexión profunda con ese nombre. Cada vez que pronunciaba el nombre en voz alta, experimentaba una extraña mezcla de nostalgia y alegría.


El Dr. Alvarado sugirió que podría intentar rastrear esa identidad investigando más a fondo mis recuerdos. Juntos, revisamos mis diarios y mapas, y encontramos pistas que me llevaron a una antigua biblioteca en el centro de la ciudad. En un rincón oscuro de la biblioteca, descubrí un libro polvoriento titulado "Eloise: A Través de las Épocas".


El libro relataba la historia de una mujer que, según la leyenda, había vivido a lo largo de los siglos, tocando la vida de innumerables personas en diferentes épocas. A medida que leía las páginas amarillentas, los recuerdos de Eloise se entrelazaban con los míos. Descubrí que ella había sido una amante del arte y la aventura, que había navegado mares desconocidos, amado apasionadamente y luchado por causas justas.


Me di cuenta de que esa mujer misteriosa y yo estábamos conectadas de alguna manera inexplicable. Había algo más profundo que los recuerdos compartidos; había una sensación de propósito entrelazado en nuestras vidas. Con cada página leída, me sentía más cerca de desentrañar el misterio de mi propia existencia.


La búsqueda de respuestas me llevó a viajar por el mundo, siguiendo las pistas de Eloise. En una ciudad antigua, con calles empedradas y edificios históricos, sentí una atracción magnética hacia una pequeña cafetería. Mientras tomaba mi café, mis ojos se encontraron con los de un hombre en una mesa cercana. Una sensación de reconocimiento me inundó mientras nos mirábamos fijamente.


El hombre se acercó y se presentó como Samuel. Hablamos durante horas, compartiendo historias de nuestras vidas y nuestras búsquedas personales. Descubrí que Samuel también había pasado por el mismo procedimiento de recuerdo de vidas pasadas y que había estado buscando a alguien llamado Eloise.


A medida que compartíamos nuestras experiencias, notamos sorprendentes similitudes en nuestros recuerdos. Recordábamos conversaciones, lugares y momentos compartidos a lo largo de diferentes épocas. Nos dimos cuenta de que nuestras almas habían estado entrelazadas a lo largo de los siglos, encontrándonos una y otra vez en diferentes vidas.


En ese momento, todo cobró sentido. Nuestras vidas pasadas, nuestros recuerdos mezclados, las conexiones que sentíamos; todo estaba conectado por hilos invisibles que habían resistido la prueba del tiempo. Comprendimos que el procedimiento tecnológico había desbloqueado no solo nuestros recuerdos individuales, sino también la historia compartida de nuestras almas a lo largo de las eras.


Con lágrimas en los ojos, compartimos nuestras experiencias más vívidas. Vimos momentos en los que habíamos luchado codo a codo en batallas medievales, momentos en los que habíamos compartido risas en festivales renacentistas y ocasiones en las que habíamos explorado juntos tierras desconocidas en épocas de exploración marítima. Descubrimos que nos habíamos encontrado en diferentes vidas, encarnando diferentes roles pero siempre sintiendo esa chispa de reconocimiento mutuo. Éramos almas gemelas, destinadas a encontrarse una y otra vez a lo largo de los siglos.


Con los días, Samuel y yo comenzamos a sentir que nuestra conexión tenía un propósito más grande. Decidimos usar nuestra experiencia para inspirar a otros a explorar su propia conexión con el pasado y el futuro. Creamos un centro de investigación donde las personas podían someterse al mismo procedimiento tecnológico, guiados por sus propias experiencias para descubrir las huellas de sus vidas pasadas.


El centro se convirtió en un refugio para almas curiosas que buscaban respuestas y conexiones más profundas. Con nuestras propias historias entrelazadas, nos convertimos en mentores y guías para aquellos que emprendían el viaje hacia la comprensión de sus vidas pasadas. Ayudamos a otros a descubrir sus propias Eloises y a tejer los hilos de sus propias historias a lo largo del tiempo.


A medida que pasaron los años, el centro se expandió, y su influencia llegó a lugares lejanos. Personas de todas las edades y orígenes llegaban en busca de respuestas y sanación. Algunos encontraban conexiones sorprendentes con sus vidas pasadas, mientras que otros descubrían habilidades y talentos que habían llevado consigo a través de los siglos.


En nuestro último día juntos, Samuel y yo nos abrazamos con una serena aceptación. Sabíamos que, aunque nuestros cuerpos podían separarse, nuestras almas siempre estarían conectadas. Con una sonrisa, cerramos los ojos, listos para embarcarnos en la próxima fase de nuestro viaje a través del tiempo y el espacio, confiando en que nuestro amor trascendería incluso los límites de la mortalidad.


26 Août 2023 01:53 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
5
La fin

A propos de l’auteur

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~