romydorola Romina Dorola

En los rincones olvidados de Buenos Aires, Amelia, una secretaria en busca de significado en un mundo obsesionado por la perfección, descubre una vieja cámara que se convierte en su ventana hacia la excepcionalidad. A través de su lente, las calles cobran vida en colores vibrantes y lo cotidiano se transforma en retratos del alma. A pesar de las dudas y temores alimentados por la sociedad y amigos escépticos, Amelia encuentra fortaleza en cada desafío, revelando partes desconocidas de sí misma. Conectándose con vidas plasmadas en sus fotografías, halla amistades, inspiración y propósito, desafiando miedos propios y ajenos al exhibir su trabajo, demostrando que la verdadera belleza reside en la autenticidad e imperfección.


Récits de vie Tout public. © None

#ficcion #autodescubrimiento #cambio #desafios #fotografia #drama #inspiracion #crecimiento #art #aventura #superacion #reflexion #creatividad #emocion #empoderamiento #mujeres #revolucion #realizacion #amistad #arte
7
6.4mille VUES
En cours - Nouveau chapitre Toutes les semaines
temps de lecture
AA Partager

Introducción

—¡Hacé lo que quieras!
¡Cuántas veces habré oído esa frase! Miles de veces en mi vida, siempre cargada de agresividad, hastío o irritación. Casi siempre como la última palabra en una discusión, con una connotación profundamente negativa.

—Hacé lo que quieras. Lo que te dé la gana.
Como un desprecio hacia la rebeldía de querer algo diferente al otro. Con un mensaje oculto insinuando que lo que yo deseaba no era lo que debería desear. Siempre sumisa, siempre insegura, esa frase era un paralizador implacable. En un instante, olvidaba lo que originalmente deseaba. Solo quedaba la certeza de que si escuchaba eso, entonces debía cambiar de opinión. Hasta aquel día.


"El día que la flaca se rebeló", suele decir mi amiga Dani. Yo prefiero decir que me revolucioné, me revolví. Pero, sobre todo, escuché: HACÉ LO QUE QUIERAS. Y liberé esas cuatro palabras de toneladas de carga inútil. Las despojé de prejuicios, las dejé estériles de emociones ajenas. Me di cuenta de que no era tan complicado transformar esa amenaza en una invitación.


Entonces, en ese momento decisivo, decidí cambiar mi enfoque. En lugar de dejar que esas palabras me aplastaran, las abracé como un desafío. Me di cuenta de que tenían el poder que yo les otorgara. Así que, en lugar de sentirme atada por ellas, las convertí en mi liberación.

15 Août 2023 00:15 1 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
5
Lire le chapitre suivant Parte 1

Commentez quelque chose

Publier!
Junior Ezequiel Junior Ezequiel
Que excelente calidad de msj
October 07, 2023, 12:41
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 3 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!