escritor_entre_comillas Iván Baya

Escritores, lectores, bookstagrammer... Seas lo que seas, ¡gracias! A veces olvidamos que quienes nos dedican su tiempo, bien podrían dedicarlo a otra cosa, pero han elegido hacerlo con nosotros. Por ello, como escritores, merecen nuestro respeto y gratitud. La Piñagram es una idea, un concepto que acuñé para expresar este sentimiento. Un homenaje a aquellas personas que han apoyado mi trayectoria como autor a través de las redes. ¿Quieres conocerlas?


Non-fiction Tout public.

#bookstagrammers #piñagram #gracias #personas #escritores #gratitud #promoción #lectores #homenaje
16
6.8mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

¿Qué es la Piñagram?

«Piñagram»


Los que me conocen, saben que me gusta inventar palabras. Me dejo llevar por la creatividad, aunque intento seguir las normas en la medida de lo posible. Eso sí, lo que nunca me verás seguir son las tendencias: soy un cutre y no combino bien mis atuendos, ¡qué le voy a hacer! Pero no he venido a hablar de mí, sino de otra cosa. Quiero dedicarle una publicación a una palabra que adopté hace algún tiempo y que, según tengo entendido, muchos han dejado caer en el olvido. Os hablo de la palabra «piñagram». Si buscáis el hashtag, veréis a un montón de gente fotografiándose con una piña, vamos, la descripción más gráfica y literal. Sin embargo, lo que hace especial a esta otra Piñagram no es una fruta, ni la semántica, sino vosotros.


Después de una larga ausencia en Instagram y en la literatura, me he dado cuenta de seguir perteneciendo a un equipo extraordinario: escritores, lectores, bookstagrammers, amigos, compañeros... Ese equipo, vosotros, sois esa Piñagram de la que os hablo. Después de todo este tiempo, he llegado cuan piñón perdido, he posado mi trasero en mi supuesto hueco (espero no habérselo quitado a otro) y, ¡oye!, ¡sigue encajando a la perfección! Algunos piñones están más cerca, otros más lejos, pero todos hemos rozado de un modo u otro esta piña y formamos parte del entramado de letras grabadas en la corteza, y que son muy difíciles de borrar.

En fin, este es el sendero que decidí emprender gracias al impulso de la gente que me quiere y me apoya, un camino lleno de piedras y baches que recorro junto a muchos otros. Considero que seguimos colgados de un pino, y mientras sigamos sin «madurar», ¡aquí seguiremos como un buen equipo! Ostras…, qué metáfora más loca… Estoy «colgado».


Al que no le guste esta metáfora o le tenga alergia a este tipo de árboles, tan solo tiene que dejarse caer. El suelo es muy amplio, y está lleno de #oportunidades y buenos lugares en los que germinar un nuevo pino, doble sentido aparte.


Así que, disculpadme si no os nombro, sois un buen «piñado», en lugar de eso, os invito a que etiquetéis en los comentarios a los que consideréis piñones de esta comunidad.


¡Un abrazo, Piñagram!

15 Juin 2023 08:02 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
6
Lire le chapitre suivant El piñón de oro

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 19 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!