therzig T Herzig

Salgo del baño, una cucaracha, la mato con Ride, se me está acabando el Ride. Camino hacia la cocina, más cucas, gusanitos, arañas... las voy matando con el Ride, el piso se va poniendo húmedo! Pero no siento asco. Los bichos se convierten en pequeños pececitos rojos, ya no echo Ride en el piso sino agua.


Paranormal Lucid Interdit aux moins de 21 ans.

#asesinato #depresión #viajes-astrales #asesino #sexo #sueños-lúcidos #personalidades-múltiples #drogas #bullying #abuso #posesión
3
299 VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Los niños de 3 años

La edad mental de las personas nunca es igual a su edad cronológica. Todos nos quedamos en la edad de nuestro trauma. O sea que cualquiera que sepa un poco del desarrollo de los niños y que sea observador puede saber de qué edad es realmente una persona. Solo hace falta sacarlos de su zona de confort y ver como reaccionan. No hace falta decir la gran ventaja que representa esta habilidad si al mundo entero lo manejan niños y adolescentes.

Los que se quedan de 3 años o menos son los mejores cómplices, porque apenas hablan y no pueden verbalizar todo lo que experimentan; además son fáciles de manipular, a esa edad solo necesitan pertenecer. Cuando intento entrar a su cuerpo durante un viaje astral tampoco ofrecen mayor resistencia. Como he dicho antes, solo quieren pertenecer.

Con anterioridad necesito saber su dirección, necesito poder llegar a su casa, ¿no? Lo que hago es que en algún lugar público, el súper, la farmacia, identifico a alguien, alguien que me provoque curiosidad. Tiene que haber un detonante, aunque prefiero no ser yo, no siempre es posible. Los empujo, les digo alguna grosería, a ellos o a alguien con quien anden. La grosería es lo que mejor funciona, al niño de 3 años le encanta ser héroe y defender a la víctima, pero si yo insisto, el niño se asusta y se va a su rincón. Entonces yo se que es a esta persona a quien debo seguir.

Este muchacho, en el Fresh Market, con el corte de pelo perfecto, perfectamente peinado, ropa limpia, planchada…parece que va para el kinder, pero por la hora deduzco que viene de regreso del trabajo. Paso y lo empujo con mi canasta. Así me nota; luego trato de cortarlo en la fila. El intenta conversar, me sonríe y me pregunta si estoy apurada. Le respondo que no le importa pero sigo mirándolo. El no responde y baja la mirada, ¡listo! Salgo antes que él, rápido me meto en el carro para esperarlo. El sale y sigue a pie. Camina hacia el condominio que está al lado opuesto del súper. Entra. Yo me parqueo, le digo al de seguridad que soy de los Bienes Raíces y que vengo a enseñar un apartamento. Sin más me abre, disimulo mi apuro pero lo encuentro por la piscina, lamentablemente debe vivir en uno de los apartamentos de más atrás, son bonitos, tienen vista a un río, también se le puede oír, incluso desde aquí. Entra en su apartamento. Primer piso. El número de su puerta queda galvanizado en mi mente, esta noche. Lo sigo por las ventanas. Primero va al baño, regresa a la cocina, ubico los dormitorios. Doy media vuelta y me voy a esperar la noche y mi sueño.

19 Juin 2023 00:00 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
1
Lire le chapitre suivant Disociación permanente

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 6 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!